Sacerdocio Real

Pasando de la natural a lo sobrenatural,

Posted on: mayo 9, 2007

 

Esta tarde sentí un fuerte estremecimiento del Espíritu Santo, mientras leía las Escrituras.  Pude ver como las mismas se abrían ante mi y un pasaje, que he leído, un sin fin de ocasiones, se tornó claro y directo a mi corazón. Así que me deje guiar, pues era claro que el Espíritu Santo tenía algo para enseñarme a través de ese pasaje. 1 de Corintios 2.14 – 16: “Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. En cambio el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie. Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Más nosotros tenemos la mente de Cristo.” (VRV 1960)1 Corintios 3. 1:“De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo.” (VRV 1960) 

El Apóstol Pablo expresa: “Pero el hombre natural…” siempre que he escuchado este término ha sido relacionado con el hombre impío, el no cristiano, que no ha creído al mensaje de salvación.  Sin embargo, cuando Pablo pronunció estas palabras no se dirigía a impíos el capitulo 1 de 1ra de Corintios dice: Pablo, llamado a ser apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, y el hermano Sóstenes, a la iglesia de Dios que está en Corinto, a los santificados en Cristo Jesús, llamados a ser santos con todos los que en cualquier lugar invocan el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Señor de ellos y nuestro (…)”  Por tanto el termino “natural” no se refiere a impío.  Entonces, que quería expresar Pablo realmente al decir “hombre natural”.  Pensemos un poco sobre lo que el mismo implica.  “Natural” es lo original o relacionado al origen, de la naturaleza, relacionado con ella o producido por ella.  Buscando sobre este concepto encontré algunas definiciones que me parecieron muy acertadas. Por ejemplo el diccionario Word Referente dice: “natural” poco trabajado, no elaborado, no forzado; es aquello conforme a la naturaleza de un algo determinado; que se basa en la naturaleza de un algo; tal cual es sin modificaciones o añadidos; lo normal o lógico. Todas estas definiciones enmarcan perfectamente lo que Pablo transmitió al utilizar ese término.  

“Pero el hombre natural…”: Pablo solo busca hacer alusión a la naturaleza en nosotros. Esta diciendo eso que por naturaleza eres; lo que se relaciona con tu origen y lo que produce tu naturaleza; lo normal y lógico.  Lo que se espera de ti por tu naturaleza. Por ejemplo: Si una mañana te levantas para ir a tu trabajo y al llegar a este encuentras que no tienes trabajo porque eliminaron tu puesto, lo natural es decir como todos esperan que reacciones es perdiendo el control, alarmando a todo el mundo, que caigas en pánico… y cuando la gente te ve así solo te compadecen y dicen es lógico es normal que se ponga así.  Pero si en lugar de caer en crisis, te arrodillas y dices como Job “Jehová dio Jehová quitó sea el nombre de Jehová bendito” ¿Cómo crees que reaccionarían todos? A eso se refería Pablo a lo que es esperado en nosotros ante las situaciones.  El hombre o la mujer natural es aquel que es guiado por sus intuiciones naturales, que actúa conforme a su naturaleza, que se guía por sus emociones.  Es aquel que vive sintiendo y padeciendo por sentir; que es controlado por lo que percibe a través de sus cinco sentidos.  Su estado de animo estará determinado por lo que ve, oye y palpa a su alrededor.  Digamos entonces que un cristiano natural es aquel que su vida esta centrada en si mismo y sus situaciones.  Es aquel que los problemas lo abruman, las pruebas lo aniquilan y los ataques del enemigo terminan por destruir buena parte de lo que Dios ha depositado en el. Pablo mismo lo describe cuando dice:“… pues siguen viviendo como la gente pecadora de este mundo (…)” 

Pablo deja muy en claro la realidad de vida de este cristiano natural y dice: 

1)       “…no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios…”: cuando nuestra naturaleza con sus miedos, ansiedades y prejuicios controla nuestra experiencia en Dios lo primero que experimentamos la imposibilidad de captar lo que proviene del Espíritu.  Dios por su Espíritu Santo nos habla, se mueve y trabaja a favor nuestro y ni siquiera nos damos cuenta, no lo percibimos. Le reclamamos a Dios porque no hace nada a favor nuestro, y El nos observa detenidamente diciendo “si tan solo pusieras tus ojos en mi y no te dejaras gobernar por tu naturaleza verías que estoy moviendo el universo entero para que mis planes se cumplan en ti”. Pero, nuestras emociones y naturaleza están en control y no percibimos su mano.  He escuchado durante mucho tiempo gente dar gracias a Dios diciendo “gracias por las cosas que haces sin que me de cuenta”. Pero sabes es momento de cambiar esa oración.  Que Dios haga algo a favor nuestro y que ni siquiera lo percibamos dice que estábamos en sintonía con cualquier otro canal menos con el del cielo.  Pidámosle a Dios que nos permita percibir cada mínimo movimiento de su mano en favor nuestro, cada vez que nos guarda de peligro, cada ocasión que nos libra de caer, cada instante en que envía sus ángeles a pelear a favor nuestro.  Eso nos llevara a un nivel de intimidad y pasión por Dios como nunca antes lo hemos experimentado.  Así podremos conocerle tal cual es, adorarle como merece y vivir como demanda. Superando lo lógico, lo natural y lo que todos esperan. 

2)       “…porque para el son locura…”: no solo no percibimos la manera de Dios obrar, sino que las consideramos descabelladas, irracionales, ilógicas, sin sentido, sin razón, sin propósito, la consideramos locura. Es cuando comenzamos a decir “Dios yo no entiendo tu manera de hacer las cosas” o dudamos de que Dios este en el proceso por el cual estamos atravesando.  Caemos en un laberinto de desesperación por que no podemos identificar si es Dios, el enemigo o nosotros mismos lo que estamos provocando la situación.  Esto termina por interrumpir nuestro paso y en el peor de los casos estancarnos en un mismo sitio.  ¿Nunca haz pensado  en lo que te lleva a cuestionar a Dios y sus propósitos? Cuestionamos a Dios cuando consideramos que la manera en que esta haciendo las cosas no es la mas apropiada o cuando nos convencemos de que hay otra forma de hacer las cosas que es mas efectiva que la de Dios.  Si, nuestro cuestionar a Dios es una declaración abierta de que no creemos en sus métodos y que dudamos de sus planes.  Que triste, se nos olvida que somos el invento y no el inventor. Solo el inventor sabe como funciona su invento y como repararlo cuando se daña.  Así que mientras nos mantengamos fijos a nuestra naturaleza nos parecerá locura lo que Dios nos dice y nos costara trabajo creerlo. 

3)       “…y no las puede entender…”: si llegáramos a notar que Dios esta obrando a favor nuestro o sea percibiéramos, aun así mientras seamos naturales no podremos entender lo que hace. Pues Pablo afirma: “porque se han de discernir espiritualmente.” Mencionábamos anteriormente las ocasiones en que decimos no entender lo que Dios esta haciendo. La razón es que sus obras solo se pueden entender y visualizar espiritualmente.  Solo aquel que tiene el Espíritu de Dios tiene su vista afinada para discernir que Dios esta en control de todas las cosas.    

Ahora bien, la intención de Pablo no es solo resaltar nuestro hombre natural, sino hacernos ver que somos llamados a avanzar hacia un “hombre sobrenatural”.  Cuando hablamos de “sobrenatural”, nos referimos al Espíritu de Dios, a la esfera de lo infinito, divino, eterno, que apunta a Dios mismo.  El “hombre o creyente sobrenatural” es aquel que no se deja gobernar por sus emociones o sentimientos aun cuando estos reflejen su realidad. Aquel que no esta sujeto a lo que sus ojos ven o sus oídos oyen.  Si no más bien su mente, corazón, pensamientos, actitudes y conductas son diferentes y rompen con la norma o lógica humana. Tan así que Pablo dice: “Cuando hablamos de lo que Dios ha hecho por nosotros, no usamos las palabras que nos dicta la inteligencia humana, sino que usamos el lenguaje espiritual que nos enseña el Espíritu de Dios.” (BLS) y añade: “de lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las enseñadas por el Espíritu, combinando pensamientos espirituales con palabras espirituales.” (BLA)  Pablo mismo lo ilustra de una forma muy sencilla: Yo planté, Apolos regó; pero el crecimiento lo ha dado Dios.  Así que ni el que planta es algo, ni el que riega, sino Dios, que da el crecimiento.” (VRV 1960).  El sobrenatural o espiritual es aquel que logra entender que Dios es el centro de todos los procesos en su vida y no una figura humana o cualquier otra condición. Que todo procede de Dios y para sus propósitos.  

Pablo nos lanza un reto con estas palabras, “pasar de lo natural a lo sobrenatural”.  ¿Es eso posible? ¿Abandonar mi naturaleza, la forma lógica de mi actuar y conducirme por la forma sobrenatural de Dios? No estaremos pensando un poco descabellado o extremista?  Ves una vez mas la natural sale a la luz.  De hecho, extremistas es lo que Dios busca, gente radical, que aun agotados se mantengan nadando en contra de la corriente. Y claro que es posible,
la Biblia esta llena de historias de hombres sobrenaturales que transformaron su tiempo, generación y la historia en su totalidad.  Déjame compartir contigo algunos de mis sobrenaturales preferido de
la Biblia. 

Abraham: El pasaje de Génesis 17.22 puede ser pasado por alto o mal entendido fácilmente, pero te invito a leer ese pasaje una y otra vez hasta que encuentre el secreto de Abraham en el:  “Y acabó de hablar con él, y subió Dios de estar con Abraham”. Notaste como dice “y subió Dios de estar con Abraham”, no dice y descendió Abraham de estar con Dios. Cuantas veces en nuestro diario vivir hacemos descender a Dios a estar con nosotros.  Entre Abraham y Dios definitivamente había algo más que un tiempo de oración rutinaria. Dios descendía a “estar” con su amigo Abraham, el término “estar” implica que era prolongado el tiempo que Abraham y Jehová pasaban a solas compartiendo. Si querremos soltarnos de lo natural y pasar a lo sobrenatural debemos invitar a Dios a estar con nosotros y pasar tiempo compartiendo con El. 

Moisés: En Deuteronomio 34.10 se registra algo más que las últimas expresiones sobre la muerte de Moisés. Estas palabras demuestran lo sobrenatural de su vida: Y nunca más se levantó profeta en Israel como Moisés, a quien haya conocido Jehová cara a cara…” Me llamo la atención el detalle “… a quien haya conocido Jehová cara a cara…” Observa bien que no dice que Moisés conoció a Jehová sino que Jehová conoció a moisés cara a cara. ¿Te conoce Jehová? O ¿Te conformas con pensar que lo conoces? Para superar lo natural debes dejarte conocer de Dios. No hay duda, si te conoce cara a cara serás el próximo del cual se escriba tal y como se escribió de Moisés. El sobrenatural marca su generación. 

Enoc: Que tremendo pasaje en Génesis 5.22: “Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque le llevó Dios.” No puedo evitar emocionarme cuando leo sobre Enoc. Que época la que vivió, no se conocía a Dios, ni se predicaba de El, pero Enoc aun así camino con Dios y fue tal la comunión entre ellos que Dios no acepto la idea de dejarlo ir y Dios decidió que lo quería para siempre con El.  Ese era un tremendo sobrenatural!!!! Si decidimos dar el paso a lo sobrenatural de Dios, debemos de hacer a Dios nuestro compañero de camino.  

Job: cuando hablamos de sobrenaturales no puedo dejar a mi amigo experimentado en la prueba.  Recuerdas el ejemplo del principio, es que creo que ningún otro se ha pronunciado como este hombre sobrenatural, ante la prueba mas dura y recia.  “Entonces Job se levantó, y rasgó su manto, y rasuró su cabeza, y se postró en tierra y adoró y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito. En todo esto no pecó Job, ni atribuyó a Dios despropósito alguno.” Lo lógico era que Job gritara, culpara a Dios, le acusara de injusto y llorara su desgracia.  Si así lo hubiera hecho, hasta nosotros le hubiéramos justificado, porque razones poderosas tenia a su alrededor.  Sin embargo se resistió a actuar como un hombre natural y ante su realidad se postro y adoro y sobretodo no dudo del propósito de Dios. ¡Impresionante no! Estos hombres rompieron con su naturaleza, esta no volvió a impedir su propósito en Dios y la pasión que se desato en ellos conquistó el corazón de Dios. Dejaron de ver a su lo terrible a su alrededor, lo malo del tiempo en que vivían, lo abandonado que se sintieron en momentos dados por su familia, lo difícil de lo que Dios le pedía que hicieran o las limitaciones que pudieron encontrar.  Su secreto, soltaron lo natural en ellos y caminaron a lo sobrenatural de su Dios.  Como disfruto leyendo las palabras del profeta Habacuc que sin lugar a dudas evidencian a un hombre que rompió con lo natural para caminar el camino de la fe.  Dios nos llama, respondamos, es el tiempo de pasar de lo natural  a lo sobrenatural.  Oremos como un hombre sobrenatural: “Aunque la higuera no florezca, Ni en las vides haya frutos, Aunque falte el producto del olivo, Y los labrados no den mantenimiento, Y las ovejas sean quitadas de la majada, Y no haya vacas en los corrales; Con todo, yo me alegraré en Jehová, Y me gozaré en el Dios de mi salvación. Jehová el Señor es mi fortaleza, El cual hace mis pies como de ciervas, Y en mis alturas me hace andar.” 

Levántate  es el tiempo de pasar de lo natural a lo sobrenatural y comenzar a vivir la vida plena que Dios tiene preparada para ti. 

 

About these ads

1 Response to "Pasando de la natural a lo sobrenatural,"

Interesante trabajo de deducción.
Pero… si hubiera acudido al original griego que, erróneamente se ha traducido “natural”, todo este edificio construido sobre el significado, y especialmente con la acepción escogida relacionada con “naturaleza”, tendría otra forma.

Además tener cuidado con el paradigma espiritualista dualista gnostico, que considera que lo visible es malo y lo invisible es bueno, la carta 1 de Juan les fue dedicada (ver 4:3), ellos negaban que Cristo [que es bueno] no podía haber nacido humano en la carne [porque la consideraban mala].

Tener cuidado con los términos: natural no es sinónimo de carnal. Tanto lo natural como lo sobrenatural son espirituales.
¿El creyente sobrenatural no cuida de su cuerpo natural “templo del Espíritu” y no lo utiliza “como instrumentos de justicia”?
La creación es obra de Dios “Envías tu Espíritu… renuevas la faz de la tierra” Sal 104:30; Gn 1.
“Lo que se ve fue hecho de lo que no se veía” Heb 11:3
La creación “obra de sus manos” cuenta la gloria de Dios.

Entonces lo “natural”, en referencia a la naturaleza (la creación de Dios) no debe ser identificada con la “naturaleza pecadora” o carnalidad. Es una peligrosa generalización.

Pasando de lo carnal a lo espiritual.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

SacerdocioReal Calendario

mayo 2007
D L M X J V S
« abr   jun »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

a

Sacerdocio Real, Visitas

  • 783,052 hits

Te atreves a llenar la encuesta?

RSS Subscribete por RSS

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 44 seguidores

%d personas les gusta esto: