Sacerdocio Real

El Espíritu de Leviatan o ORGULLO

Posted on: agosto 9, 2007

El orgullo, la arrogancia y la soberbia, se definen en un sólo, espíritu, cuyo nombre es Leviatán.

Este espíritu es la raíz de tos los pecados, debido a que fue el pecado que llevó a Satanás a rebelarse en contra de Dios. Una persona que camina con orgullo, puede caer en cualquier pecado. Cada vez que una persona se enorgullece, le recuerda a Dios la rebelión que ocurrió en el cielo. Hoy día, hay un sin número de personas que han caído en pecado y no se han vuelto a levantar por causa del orgullo que anida en su corazón.

Orgulloso: Uno que depende de sus habilidades, de lo que sabe y de lo que ha aprendido. Por esta razón, vive independientemente de Dios y de los demás.

Soberbio: Es aquel que tiene una excesiva estima de sí mismo y menosprecia a los demás. Es uno que se jacta de sus logros pasados y presentes, creyendo que todo lo que ha logrado es gracias a su propia fuerza; por lo tanto, no le da la gloria a Dios. A esto la Biblia le llama “vanagloria de la vida”.

Arrogancia: Es la actitud por la cual alguien que se siente superior, menosprecia a los demás; ya sea, por su nivel intelectual, por el color de su piel, por el país de origen o cualquier otra razón que lo haga sentir superior.Dios la resiste, la rechaza cara a cara, porque Él aborrece el pecado de arrogancia.

El orgullo y la soberbia son la misma esencia de la naturaleza diabólica, porque la persona con estas actitudes está negándose a obedecer la autoridad legítima de Dios. Esto, exactamente, es lo que Lucifer hizo cuando habitaba en el cielo. Estudiemos cómo Dios aborrece el orgullo.Proverbios 6.16, 17.


Es impresionante damos cuenta de que, muchas veces, hemos actuado con orgullo, soberbia y arrogancia, sin darnos cuenta que, con estas actitudes, estamos ultrajando a Dios. En cada persona, existe un nivel de orgullo, y de alguna manera, ha ultrajado a Dios, hiriendo su corazón.
Números: 15.30
Dios abomina toda persona altiva de corazón:
Abominable es para Jehová todo altivo de corazón; ciertamente no quedará impune”.
Proverbios 16.5
Autosuficiente
La persona autosuficiente pone su confianza en sus habilidades naturales. No le gusta trabajar en equipo, tiene un espíritu individualista. El autosuficiente considera que no necesita de los demás y siempre pone una excusa para no trabajar en grupo. Es un individuo que vive independientemente de Dios.

Perfeccionista El perfeccionismo es uno de los resultados de la soberbia, y refleja lo que hay en el corazón. Por ejemplo, la persona perfeccionista, nunca está conforme consigo misma ni con lo que hace, y tampoco se pone de acuerdo con los demás. El perfeccionista se pone metas o normas de exigencia por encima de lo normal; si las consigue, se siente superior; si por el contrario, no las consigue, se frustra, se critica y se menosprecia a sí mismo y a los demás.

Egoísta
Es una persona que trata de satisfacerse a sí misma, sin importarle los demás. Esto es un gran problema en el matrimonio y es la razón de muchos divorcios. El hombre orgulloso y soberbio llega a pensar que nada le va a satisfacer en esta vida. Trata de llenar su ego con dinero, fama, sexo y cualquier cosa que crea que puede saciarlo. Busca la auto-gratificación a toda costa y siempre está pidiendo más; nunca logra estar satisfecho.

Competitiva
Una persona a la que le gusta la competencia es soberbia, pues lucha por sobresalir y ser reconocida. Al competitivo, le gusta llamar la atención y conseguir los aplausos. Nuestra única competencia es contra nuestro viejo hombre, contra nuestra carne.

Rencorosa
La persona rencorosa tiene grandes dificultades para perdonar, no puede aceptar las ofensas porque hieren su ego. Es muy vengativa y siempre está preocupada por su reputación. Este tipo de persona prefiere razonar y complacer su orgullo antes que perdonar. Sin embargo, a una persona humilde la hieren y no le importa si la herida es grande o pequeña perdona fácilmente

Voluntariosa y ambiciosa
Esta gente siempre quiere hacer su voluntad. Dice frases como: “eso debería hacerse así” o “yo lo haría diferente y mejor”. Es ambiciosa y siempre quiere tener una posición de alto rango en el trabajo, en la iglesia y en todo lugar. Cada vez que se le manda a hacer algo, lo hace a su manera. Le cuesta creer en la palabra de Dios.


La incredulidad
es el producto de la soberbia en un grado avanzado. La persona soberbia se caracteriza por ser y trabajar independientemente de Dios; y también, por creer que en sus propias fuerzas, puede lograrlo todo y poseer las bendiciones de Dios por sí misma.Hay ocasiones en que nuestra fe no crece porque hay soberbia en nuestros corazones; porque dependemos mucho de lo que sabemos, y nos cuesta descansar en Dios.

Dios no nos va a usar por lo buenos que seamos o porque conozcamos mucho la Biblia. Dios nos va a usar por su misericordia y por su gracia.La soberbia es la raíz de todo pecado, la raíz de toda debilidad, la raíz de toda independencia de Dios; por lo tanto, probemos nuestro corazón, para identificar si tenemos orgullo en algún área de nuestra vida.Es contenciosa “Ciertamente la soberbia produce discordia, pero con los prudentes está la sabiduría”. Proverbios 13.10. Porque para satisfacer las demandas de su orgullo, está siempre tratando de probar que está en lo correcto. Siempre se está justificando y discutiendo para demostrar que es mejor y superior que cualquier otra persona, a la que pueda estar viendo como una amenaza.

El espíritu de orgullo viene desde que Satanás pecó y su corazón se enalteció en contra de Dios. Fue el orgullo lo que lo llevo a la destrucción. Se encontró en él pecado de iniquidad y orgullo, y por esa razón, Dios lo derribó de los cielos.

Leviatán: Significa Rey sobre los hijos de orgullo.
Cuando una persona es controlada o influenciada por el espíritu de orgullo o Leviatán, presenta tres características principales:

Terquedad.
Dureza de Cerviz.
Dureza de corazón.

Isaías 27.1El orgullo ciega a la persona, impidiendo que reciba y camine en el pacto que tiene a través de la sangre de Jesús. Algunas personas no tienen revelación de lo que es liberación, sanidad, prosperidad, fe y otras verdades que están en la Biblia. Se requiere humildad para recibir la revelación del pacto, y muchas veces, las personas no están dispuestas a humillarse. Por eso, hay muchas verdades hoy día que las personas no entienden, debido a que están cerradas a lo que Dios está haciendo. Es impresionante, ver a muchos creyentes rechazar el bautismo con el Espíritu Santo, a otros rechazar la liberación y a otros, partes del Nuevo Testamento. Ellos dicen: “mi denominación tiene la verdad”; estas expresiones hacen parte del orgullo religioso. El orgullo le dará batalla en todo lo que usted haga. Un consejo importante: Nunca se meta en contienda con una persona orgullosa, porque siempre habrá discusión debido a que la contienda es parte de su vida, es algo que lleva por dentro, y su satisfacción es ver humillada a la persona que se atreva a oponérsele. Toda persona contenciosa es orgullosa. La palabra de Dios nos enseña que Dios resiste a los soberbios.


Algunas personas no pueden recibir liberación del espíritu de Leviatán porque su reino está protegido con escudos.

Por ejemplo, algunas personas influenciadas por este espíritu, se protegen con espíritus de rechazo, lujuria, inseguridad, vergüenza, temor, espíritus religiosos y otros.

Todos estos espíritus se encuentran en una persona que tiene espíritu de orgullo. Algunas veces, las personas dan “razones” por las cuales son orgullosas. Todo el tiempo están levantando paredes para no dar amor ni darle el corazón a nadie.Lo más terrible de todo esto, es que la persona que tiene el espíritu de Leviatán, está tan cegada que no se da cuenta de que es orgullosa.Estas razones provienen de los espíritus (escudo del Leviatán), que están ejerciendo su tarea de protegerlo.Dios mismo tiene que romper ese corazón a través del padecimiento y del dolor para poder penetrar esa coraza. Hágase esta pregunta: Hay algún área de mi vida que es impenetrable, que la estoy cubriendo de alguna manera? El poder de Leviatán es roto, solamente cuando echamos fuera aquellos espíritus que lo protegen.

El orgullo es un espíritu que bloquea a una persona para que no pueda fluir en lo espiritual.A menudo, las personas a las que les cuesta mucho fluir en los dones del Espíritu Santo y la unción, son las que están batallando con el espíritu de Leviatán. Leviatán gobierna sobre algunos grupos que rechazan el bautismo con el Espíritu Santo y sus dones.El enemigo habla a la mente y al corazón de la persona orgullosa, dándoles razonamientos y excusas, tales como: “tú lo tienes todo, no necesitas nada más, no necesitas cambiar, tu denominación es la correcta y todo el mundo está mal, tú tienes la sana doctrina”.

Dios quiere cambiar eso por medio de su Espíritu Santo; pero nosotros, por nuestro orgullo, no lo dejamos.

El espíritu de orgullo en una persona, bloquea todo aquello que la pudiera llevar a cambiar para mejorar y ser diferente; bloquea su corazón para que, al momento de ser corregida, rechace la corrección y no pueda crecer espiritualmente, que es lo que sucede cuando una persona recibe la disciplina.Los demonios suman fuerza cuando se juntan (crean una cadena de ataduras en la persona, ayudándose mutuamente para mantener protegido al hombre fuerte. Si estas personas no buscan liberación, pueden permanecer atadas durante muchos años; pero, en el momento en que deciden humillarse y arrepentirse, el Señor puede y quiere obrar en ellas.Este espíritu es un dragón que se manifiesta a través de la lengua.
“Así también la lengua es un miembro pequeño pero se jacta de grandes cosas. He aquí, ¡cuán grande bosque enciende un pequeño fuego!”


Santiago 3.5

Ésta es una referencia obvia al orgullo. Leviatán manifiesta lo que es a través de la lengua. Jactándose recordemos que el soberbio es uno que se jacta de sus logros, que exagera facultades y virtudes que no tiene, y siente en su corazón y dice con su boca que haría cualquier cosa, mejor que los otros. Mintiendo exageradamente.

Maldiciendo continuamente. La persona orgullosa siempre está hablando mal de otros y exaltándose a sí misma.

Hay dos fuentes que manifiestan el Espíritu de Leviatán, y éstas son:

La testarudez y La dureza de corazón
Porque se rehúsan a cambiar. Tienen una luna de miel con el pastor y la iglesia mientras no se les dice nada que los contraríe. Cuando se les dice la verdad, se van. Cuando las hieren, se van, porque no soportan la presión de ser líderes ni la presión de servir.Hay muchos líderes que se rehúsan a cambiar cuando hay un nuevo mover del Espíritu que está siendo desatado en el cuerpo de Jesús; líderes que aman más las denominaciones, las tradiciones, los patrones, la seguridad de su trabajo como pastor que la voluntad de Dios.

Éstos se rehúsan a cambiar, siguen con sus tradiciones y dogmas, invalidando la Palabra de Dios. Muestran una gran resistencia al cambio, y todo esto, no es otra cosa que una manifestación del espíritu de Leviatán.
Una señal de que usted está creciendo espiritualmente en un lugar, en el ámbito personal y familiar, es que hay cambios en su vida.

Los cambios son señales de que Dios está trabajando en su corazón y que usted no lo está resistiendo; si está cambiando, regocíjese.Una persona influenciada con el espíritu de Leviatán, tiene su corazón endurecido, y por eso, no puede ser sensible a la voz de Dios.El endurecimiento del corazón es causa de las heridas emocionales del pasado y de la práctica del pecado continuo. Esto lleva a la persona orgullosa a endurecer su corazónCuáles son los espíritus relacionados con Leviatán?

  • Ira
  • Brujería
  • Arrogancia
  • Perfeccionismo
  • Contención
  • Rebeldía
  • Desobediencia
  • Vanidad
  • Independencia
  • Adivinación
  • Mentira
  • Rechazo
  • El orgullo es la raíz de todos los pecados.
    El orgullo es creerse mejor que los demás. La persona orgullosa ultraja a Dios, es abominable, repugnante y ofensiva delante de sus ojos.
    El espíritu de Leviatán es el rey de los orgullosos.
    Las tres características principales del espíritu de orgullo son: la terquedad, la dureza de cerviz y la dureza de corazón. El orgullo es el mayor obstáculo para recibir la revelación de la Palabra.Hay un sin número de espíritus que se relacionan con el espíritu de Leviatán, tales como: ira, rebelión, mentira, independencia.

Si una persona orgullosa no se arrepiente del orgullo, pasará por situaciones difíciles en su vida.

La manera de vencer el orgullo es por medio de la humildad y el servicio.
El Señor nos puede hacer libres del orgullo.

Nota: Tomado desde el blog TIEMPOS DE ORACION

http://tiemposdeoracion.blogspot.com/2007/08/leviatan-de-orgullos-soberbias-y.html

About these ads

15 comentarios to "El Espíritu de Leviatan o ORGULLO"

que buen material, pero que espiritu tan inmundo

ADELANTE CON LA GUERRA ESPIRITUAL!! CON HERRAMIENTAS COMO ESTAS DE REVELACION DE LA PALABRA PARA CONOCER AL ENEMIGO SON MUY EFICIENTES!!!

Que buen articulo, tengo 10 anos en el evangelio

y hasta ahorita acabo de identificar porque no he

crecido en mi vida espiritual, me he identificado con cada

uno de estos espiritus de orgullo, todo lo que acompana

a leviatan, ahora diganme como romperlo, necesito

algun tipo de ministracion, o lo puedo hacer ha solas con el

Senor?

espero su respuesta. bendiciones

elisa de la rocha

Querida Elisa,

no te imaginas lo que fue para mi leer lo que diices, y es por eso que este trabajo vale la pena.

mira, creo que la liberacion que necesitas es ir tu al altar de Dios, y arrepentirte de cada pecado que hayas identificado en este estudio.

luego de eso, te advierto que muchas de estas cosas se vuelven tan poderosas en nuestras vidas porque se convierten en habitos, en estilo de vida a los cuales para vencer hay que recurrir a una vida construida en el fundamento de la palabra.

Que te quiero decir? que la forma para mantener tu libertad es simple, debes volverte a la palabra, debes memorizar pasajes que te puedan ayudar.

por ejemplo, si esta con lidiando con el orgullo, pues memoriza pasajes que te ayuden a entender del beneficio de la humildad,

y asi cada Dia, Dios te ayudara mediante el poder de su Espiritu Santo, y te podras mantener libre de ese espiritu.

Dios te bendiga,

si quieres una guia mas amplica, pues escribeme y con todo el amor del Senor, lo hare,, m

Te bendigo mucho.

Sacerdocio Real. m

GUERRA ESPIRITUAL
¿Cómo hacerla….?

Pelea la buena batalla de la fe,
echa mano de la vida eterna,
a la cual asimismo fuiste llamado,
habiendo hecho la buena profesión
delante de muchos testigos.
(1 Timoteo 6:12)

Tengo en mi poder un libro de Alfredo Díaz C, “pastor” de una iglesia en Bogotá, y quien asegura que tiene el llamado al “ministerio de la guerra espiritual”. (¡otro ministerio más que imagino que sumarán a los famosos “cinco ministerios”, más el “ministerio de la música”, etc. etc.!). Hubo una época en que yo creía que la guerra espiritual la hacían expertos en el tema, con una especie de “doble unción” o “triple unción”, y que eran válidas ciertas palabras como “!ato y encadeno…!” “hollo y te aplasto..”, “piso y remacho…”, “hollo la cabeza del cachorro”, “me cubro con la sangre de Cristo”, “anulo toda palabra en mi contra..”, y muchas más que aún son utilizadas como una especie de conjuros contra las huestes demoniacas y contra las maldiciones que profieren en nuestra contra algunos seres humanos. Así pues, estando yo convencido de que la guerra espiritual era así, y necesitando a alguien que ejerciera este “ministerio de guerra espiritual”, algunos líderes y pastores de Asambleas de Dios me recomendaron a este hombre que, me dijeron, era experto “guerrero espiritual”. Y me regalaron su libro “Guerra Espiritual, en la tierra y las esferas celestes”.

Aunque el propósito de este artículo no es hacer crítica bíblica del libro mencionado, hay que mencionar que éste contiene afirmaciones que son muy conocidas y aceptadas por todos aquellos que están convencidos de haber sido llamados a lo que han dado en nombrar “ministerio de Guerra Espiritual..”

Dice, por ejemplo, el señor Díaz que “la guerra espiritual es necesario hacerla todas las veces que sea necesario, por el Pastor, Pastora, Evangelista, Profeta, Ministro, Apóstol, para que toda la tierra sea conquistada para el Dios Eterno Adonai, por el pueblo cristiano..” Pág. 98. (énfasis mío)

Como casi todos los que aseguran haber recibido un “ministerio” o nombramiento especial directamente de Dios, Díaz asegura que el Señor le habló audiblemente. El señor Díaz cuenta que, estando gravemente enfermo, en la mesa de operaciones, Dios le habló y le confirmó el punto exacto donde deberían operarlo. Dice que Dios le mandó decir esto a su cirujano y que, gracias a la información, él salvó su vida. Sin embargo, durante la operación, Díaz cuenta que se “salió del cuerpo” y pudo apreciar su operación. Sigue contando Díaz que su estado se complicó y Dios le habló de nuevo para que le diera instrucciones al personal médico. Su estado era tan crítico que –dice Díaz- él hizo un pacto con Dios prometiendo servirle a Él si le salvaba su vida. A partir de ahí, Díaz dice que tuvo muchos encuentros con demonios, con los cuales peleaba porque ellos querían matarlo asfixiándolo por el cuello, además de afectar todos los demás aspectos de su vida. Para resumir el cuento, después de muchas experiencias místicas, Díaz asegura que fue llamado al “ministerio de guerra espiritual” y que desde entonces combate a los demonios ayudado por un “ejército de ángeles guerreros”.

La experiencia del señor Díaz es muy común en todas las personas que aseguran tener este ministerio. Y su técnica también. Están convencidas de que pronunciando ciertas palabras, moviéndose de determinada manera, cantando ciertas canciones de compositores “cristianos”, haciendo ademanes de pisotear o esgrimir la Biblia como si ésta fuera una espada literal, pueden ellas vencer a los demonios y enviarlos “atados y encadenados” al infierno o a un lugar geográfico, como el Desierto del Sahara (me han dicho que los envían allá para que no molesten a ningún ser humano y sufran de calor, hambre y sed). En términos generales, para cada “batalla” las instrucciones son las mismas: 1) Cubrirse con la sangre de Cristo; 2)Colocarse la armadura de Dios (hay que visualizar que uno se coloca una armadura), 3)Pedirle a Dios, en nombre de Jesús, que envíe un ejército de ángeles guerreros (otros simplemente dicen: “activo ángeles guerreros”); 4)Atar a los demonios.. (Hay que decir: “ato los demonios de tal o cual clase..”); 5)Pedirle al Espíritu Santo guía en la batalla en particular, y 6)vivir en Santidad. La batalla hay que darla en voz alta que, según este “ministerio”, demuestra a los demonios y a Satanás que tenemos autoridad. También se aconseja para mayor efectividad a que la guerra la hagan varias personas que deben tomarse de las manos y cerrar un círculo marchando continuamente.

Esta “guerra espiritual” se hace, como ya se dijo, para desterrar a los demonios de territorios geográficos. Se asegura también que a Satanás hay que tenerle “respeto” porque es muy poderoso y la lucha contra él solamente la hará Miguel el Arcángel. El objetivo es “conquistar” territorios para Cristo y su iglesia, aquí y ahora, de tal manera que cuando llegue Jesús encuentre todo el territorio conquistado por la iglesia. Se acostumbra a hacer “guerra espiritual” alrededor de casas o zonas de vicio, en lugares donde ocurren tragedias, en hogares con problemas serios, etc. También se hace “guerra espiritual” para luchar contra ciertos aspectos negativos de nuestra vida, ya sea un problema financiero o alguna tendencia pecaminosa especialmente difícil de vencer. Algunas denominaciones, como las G12, han elaborado los famosos “Encuentros” donde se hacen estas liberaciones a un precio algo elevado que impide que la gente muy pobre pueda ser “liberada” de sus demonios. Otras personas lo hacen gratuitamente y solamente reciben lo que el exorcizado quiera darles, aunque se espera que sean generosos con la dádiva. Otros hacen el rito a distancia y otros no cobran y sinceramente creen que están haciendo bien a la humanidad.

También es increíble la cantidad “cristianos”, que usan contra otras personas ciertos conjuros “bíblicos” como: “te hollo, te ato y te encadeno”, “decreto ruina sobre tu casa por pertinaz y mentiroso”, etc. Pero es mucho más sorprendente la cantidad de creyentes que están convencidos de que las palabras de estos “hombres de Dios” tienen poder sobre los verdaderos hijos de Dios. Cuando reciben estas maldiciones “bíblicas”, estos creyentes sinceros decretan ayuno y se centran en una “guerra espiritual” que –lo creen sinceramente- quitará poder a quien maldice y obtendrán para sí mismos protección especial divina.

Estoy consciente de que una orden de Cristo era “expulsar demonios”, pero esto poco o nada tiene que ver con lo que han llamado “guerra espiritual”; esto lo trataremos en otra ocasión. Por ahora, nos centraremos en lo que se llama “guerra espiritual” y que ha sido tomado de una afirmación de Pablo con base en la cual se han escrito millares y millares de libros.

¿Qué es la guerra espiritual..?
Antes que nada, es importante aclarar que la frase “guerra espiritual” no figura en la Biblia. En el texto de Efesios 6:12, la palabra que aparece es “lucha”, diferente a “guerra”. Veamos el pasaje:

Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este mundo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. (Efesios 6:12)

Más que una “guerra”, el término utilizado aquí es “paló”, que señala una lucha cuerpo a cuerpo. La diferencia es sutil pero importante; el término “paló” indica una lucha individual, una lucha que es “cuerpo a cuerpo”.

Por otro lado, no hay en el texto nada que nos indique que en esta lucha el objetivo sea enviar a los demonios hacia algún desierto –espiritual o no-, sino que el pasaje nos insta a mantenernos firmes contra las asechanzas del diablo:

Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. (Efesios 6:11)

Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo y, habiendo acabado todo, estar firmes. (Efesios 6:13)

La armadura de Dios tiene como objetivo equiparnos para resistir y seguir firmes hasta cuando todo haya acabado. La armadura debe ser nuestro vestido permanente, no es algo que nos pongamos únicamente para una ocasión.

Una leída al texto completo, nos evidencia que en ningún lugar de este pasaje se menciona que debamos tomarnos de las manos haciendo círculos, ni tampoco que debamos dar cierto número de vueltas o pronunciar ciertos conjuros para esta lucha espiritual. La instrucción es tomar la armadura de Dios para poder resistir los ataques del enemigo. En realidad, es el enemigo el que ataca. Nosotros simplemente contenemos el ataque y lo repelemos aguantando hasta que “haya acabado todo”. La lucha dura lo que dura nuestra vida. Por tanto, no es consecuente asegurar –como aseguran estos falsos maestros- que la lucha espiritual es ocasional, es decir, cuando “atamos” demonios, cuando los “reprendemos” o cuando los expulsamos. Nuestra lucha espiritual es constante, permanente y abarca toda nuestra vida como cristianos, cobijando todos y cada uno de los aspectos de nuestra vida.

Veamos en qué consiste la armadura de Dios.

La armadura de Dios
Estad, pues, firmes, ceñida vuestra cintura con la verdad, vestidos con la coraza de justicia. (Efesios 6:14)

La primera instrucción es ceñir nuestras caderas (cintura, lomos) con la verdad. La palabra griega usada aquí para “cintura”, es “osfús”, y señala más exactamente la región de las caderas; se usa por extensión para designar el “poder procreativo”. No hay duda alguna de que una de las partes más vulnerables en un combatiente, es su aparato reproductivo. Un ataque directo a esa zona puede sacarlo inmediatamente de combate y dejarlo posiblemente estéril o muerto. En las técnicas marciales, para el combate cuerpo a cuerpo, se dan instrucciones precisas para proteger esta zona debido a su vulnerabilidad.

Cuando el apóstol nos dice que ciñamos nuestras caderas con la verdad, nos muestra que con la verdad podemos evitar caer a la primera agresión, sin posibilidad alguna de regresar al combate. Si no tenemos la verdad, será imposible resistir los ataques del enemigo. Éste podrá dejarnos muertos fácilmente.

¿Y qué es la verdad…? ¿Dónde está..? Jesús nos lo dice:

Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad. (Juan 17:17)

La verdad está solamente en la bendita Palabra de Dios, no en lo que digan los líderes religiosos. Ceñir nuestra cintura con la verdad, es dedicarnos diariamente al estudio de la Palabra de Dios, pidiendo guía al Espíritu Santo en oración y obedeciéndola. Nadie que conozca las Escrituras y las obedezca fielmente, podrá ser vencido por el enemigo.

Cuando Dios sacó a Israel de Egipto, entre las instrucciones para la cena de Pascua ordenó que cuando comieran la cena deberían estar “ceñidos”, con los pies calzados y con el bastón listo; y que deberían comer apresuradamente (Éxodo 12:11). Es decir, deberían estar listos para la acción. Así, ceñirnos con la verdad significa reconocer la autoridad máxima de la Palabra y la disposición para entrar en acción con esa Palabra, obedeciéndola de inmediato. Quien no reconozca la autoridad suprema de la Palabra de Dios, no podrá ceñir sus lomos con ella…. y caerá rendido al primer embate de Satanás.

Después de ceñirnos con la verdad, Pablo dice que procedamos al siguiente paso:

“vestidos con la coraza de justicia” (v 14)

En una armadura, la coraza protege la región del pecho. Y aquí se nos dice que debemos proteger nuestro pecho con la coraza de justicia.

¿Cuál justicia…? ¿La humana o la divina…?

La respuesta es obvia. Ningún ser humano puede definir lo que es justo o lo que no. Solamente a Dios le corresponde ese derecho.

¿Será el mortal más justo que Dios? ¿Será el hombre más puro que el que lo hizo? (Job 4:17)

Y para que no quede duda alguna:

Y todas nuestras justicias (son) como trapo de inmundicia. (Isaías 64:6)

Así, la coraza de justicia se refiere a la justicia de Dios, a la rectitud de Dios. ¿Por qué debemos proteger nuestro pecho con la justicia de Dios…? ¿Por qué no es otra parte la que debemos proteger con la justicia…?

Analicemos otro pasaje donde se nos describe la coraza de justicia protegiendo nuestro pecho:

Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo. (1 Tesalonicenses 5:8) Ver Isaías 59:17

En la Biblia, la fe y el amor se encuentran en la región del pecho, el corazón. La fe es una condición del corazón. Creemos con el corazón, no con la mente:

Porque con el corazón se cree para (para entrar en) justicia. (Romanos 10:10)

Alrededor del mundo, existen millones de personas que confiesan su fe en Cristo y en la Biblia, pero sus confesiones quedan en el plano mental. Lo que poseen no es la fe bíblica sino una aceptación mental, intelectual, de ciertos hechos y doctrinas. Aceptan intelectualmente que Cristo existió y que murió por nosotros. Pero esa aceptación intelectual no es fe bíblica. La fe bíblica produce un cambio vital y radical en la vida de quienes la profesan.

La fe del corazón, la fe bíblica, siempre produce un cambio definitivo en quienes la profesan. El verbo creer, cuando se asocia al corazón, siempre muestra una acción. Por eso Pablo dice: “Con el corazón se cree para (entrar en) justicia”. En casi todas las traducciones se evita colocar la frase “entrar en”, que aparece en el original, pero tiene una enorme importancia. Una cosa es creer intelectualmente en la significación de justicia, como un ideal abstracto, una aceptación mental, un concepto que puede aceptarse; y otra muy diferente es creer para entrar en justicia, o sea, creer de tal manera que produzca que toda nuestra vida entre en un ámbito diferente, logrando una transformación de nuestros hábitos, carácter y vida.

No es suficiente con creer intelectualmente o aceptar mentalmente la existencia de Dios; los demonios creen y tiemblan (Santiago 2:19), es decir, los demonios saben perfectamente que Dios existe, pero eso nunca los moverá a cambiar su derrotero.

De igual manera, no es suficiente aceptar intelectualmente a Cristo reconociendo mentalmente los hechos de su vida, sacrificio, muerte y enseñanzas. Tenemos que creer “para entrar en” Cristo; nuestra fe –la verdadera- debe movernos –y seguro que lo hará- hasta sacarnos de nuestra vieja forma de vida para entrarnos a la que guía Cristo. La fe bíblica siempre, SIEMPRE, produce cambios. SIEMPRE se cree para entrar en Cristo y su justicia.

La Palabra dice que “Porque de la abundancia del corazón habla la boca”. (Mateo 12:34)

Esto significa que nosotros hablaremos de lo que esté lleno nuestro corazón. Cuando nuestro corazón no está rebosante de fe bíblica, lo que sale por nuestra boca revelará esto. Por otro lado, cuando nuestro corazón está lleno de fe, lo natural será que lo que confesemos con nuestra boca sea lo mismo que lo ha llenado: la Palabra de Dios.

No hay que olvidar que la fe no es creer en lo que a nosotros nos parezca, sino que ésta se origina únicamente en la Palabra de Dios, y tiene relación directa con ella: Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios. (Romanos 10:17)

La única manera de que la fe se produzca en nuestros corazones es con la Palabra de Dios. Por este motivo, colocarnos la coraza de la justicia, significa que debemos proteger nuestros corazones con lo que Dios nos ha dicho en su Palabra.

Cuando uno protege su corazón con la justicia de Dios, está obrando y caminando según las órdenes de Dios, no de hombre alguno. Cuando uno protege su corazón con la coraza de la justicia divina, está siempre alerta para evitar llenar su corazón con instrucciones y preceptos que no estén sustentados escrituralmente. Solamente la justicia de Dios evita que nuestro corazón se corrompa con nuestra propia justicia.

Tristemente, millones de personas que aseguran ser cristianas reemplazan el estudio personal de las Escrituras con lo que les dicen y ordenan sus líderes espirituales. Nunca verifican con la Escritura lo que sus pastores les dicen desde el púlpito, y por esta razón nunca tienen una fe verdadera. Sencillamente, no pueden protegerse del enemigo porque no tienen puesta la coraza de la justicia. Sus corazones están llenos de justicia humana y tratan inútilmente de hacer ver como correcto lo que Dios detesta.

Así que, ya hemos visto la importancia que tiene la Palabra de Dios desde el mismo inicio de nuestra vida de discipulado cristiano. Solamente ella, escuchada y obedecida, nos provee de la protección necesaria para resistir los ataques del maligno. Así como de nada sirve el que la conozcamos y no la obedezcamos, tampoco podremos obedecerla si no la conocemos; la Palabra no puede actuar si jamás la estudiamos personalmente bajo la guía personal e invisible del Espíritu Santo.

Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere. (Juan 16:13)

Fíjense bien: Quien guía a la verdad no es quien se llame pastor, profeta, apóstol, líder, anciano, superintendente, diácono, etc., etc., etc. Jesús mismo nos dice que quien nos guiará de manera personal a la verdad –o sea hacia él mismo- es el Espíritu Santo.

En la segunda parte analizaremos los restantes componentes de la armadura necesaria para la lucha espiritual contra el enemigo.

Dios los bendiga con paz

Ricardo Puentes M.
Septiembre 28 de 2007

http://seadiosveraz.blogspot.com/

hola para mi fue de gran ayuda porque mediante ese escrito me ayudo a reconocer que soy orgullos

Sacerdotes de Cristo!; Dios les Bendijo nuevamente!.
Interfiero con estas cortas lineas para pedirles que publiquen un articulo sobre el perdón. Es que actualmente me pasó una situaciòn en la Iglesia donde yo asisto con un hermano en Cristo. y que actualmente él es maestro de la clase dominical, donde despues de una acaloradas palabras yo le dije que tenía amargura en su corazón y me dijo que el vo le gustaba perdonar. le dije que tenia que nacer de nuevo, porque el que no perdona no puede ser perdonado y bueno se puso peor. de verdad diganme ustedes o publiquen un estudio sobre el perdón.
Quien no perdona Puede dar clases en la Iglesia?
Como esta delante de Dios el que no perdona?
Expliquenme, soy nuevo creyente.-

O les agradesco me escriban a mi correo carlosmijares72@hotmail.com.
me gustan las cosas de Dios pero esto me tiene incomodo soy de Venezuela, pero tomo todo concejo siempre que venga en pro del evangelio de Dios.

Que Dios nos guarde como cristianos de no caer en el orgullo que siempre nos mantengamos con humildad a pesar de todos lo logros que tengamos en nuestra vida cristiana
Dios les bendiga

Apreciado Carlos,

Dios te bendiga poderosamente.

Acerca del perdón es mucho lo que hay que escribir.
Dios en su misericordia lo proveyó para que pudiéramos tener nuestro corazón libre de ofensas, y así estar listos para ayudar a aquellos que están pasando por las heridas que estas causan, se que eres nuevo creyente, y te animo a que esto no te quite tus espectativas en Dios, sigue hacia adelante, porque lo que pudiste discernir es correcto, ahora, necesitamos aprender a lidiar con las heridas.

La verdad es que Dios requiere de nosotros de que que a la hora de hacer cualquier cosa en la iglesia, lo hagamos con corazones libre de ofensas, esto lo puedes ver an la palabra, observa lo que dice mateo 5

Mat 5:21 Oísteis que fue dicho a los antiguos: No matarás; y cualquiera que matare será culpable de juicio.
Mat 5:22 Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego.
Mat 5:23 Por tanto, si traes tu ofrenda al altar, y allí te acuerdas de que tu hermano tiene algo contra ti,
Mat 5:24 deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.
.

Fíjate que en el contexto Jesús habla acerca del que se enoja, no con el que ofende, sino con el que permanece enojado u ofendido, sabes porque? Porque el corazón que se enferma es aquel que permanece enojado, porque luego de esto lo próximo que hará será insultar, maldecir, etc.. a aquel que lo ha enojado.

Dios es muy claro cuando a través de Jesús habla acerca de la necesidad de perdonar hasta 70 veces 7 si es necesario, inclusive, Dios no recibe la ofrenda, si no estamos reconciliados con nuestro hermano, por lo que con mucho gusto te ayudaré al hacer el estudio acerca del perdón, me llevará un poco de tiempo, pero te dejaré un pasaje bíblico que puede arrojarte luz hasta que pueda publicar el estudio, juntamente con esto, te permitiré leer parte de la introducción de un libro que tengo acerca del perdón, el cual estará disponible para la venta, luego que pueda publicarlo.

Mat 18:21 Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete?
Mat 18:22 Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete.
Mat 18:23 Por lo cual el reino de los cielos es semejante a un rey que quiso hacer cuentas con sus siervos.
Mat 18:24 Y comenzando a hacer cuentas, le fue presentado uno que le debía diez mil talentos
Mat 18:25 A éste, como no pudo pagar, ordenó su señor venderle, y a su mujer e hijos, y todo lo que tenía, para que se le pagase la deuda.
Mat 18:26 Entonces aquel siervo, postrado, le suplicaba, diciendo: Señor, ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo.
Mat 18:27 El señor de aquel siervo, movido a misericordia, le soltó y le perdonó la deuda.
Mat 18:28 Pero saliendo aquel siervo, halló a uno de sus consiervos, que le debía cien denarios; y asiendo de él, le ahogaba, diciendo: Págame lo que me debes.
Mat 18:29 Entonces su consiervo, postrándose a sus pies, le rogaba diciendo: Ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo.
Mat 18:30 Mas él no quiso, sino fue y le echó en la cárcel, hasta que pagase la deuda.
Mat 18:31 Viendo sus consiervos lo que pasaba, se entristecieron mucho, y fueron y refirieron a su señor todo lo que había pasado.
Mat 18:32 Entonces, llamándole su señor, le dijo: Siervo malvado, toda aquella deuda te perdoné, porque me rogaste.
Mat 18:33 ¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, como yo tuve misericordia de ti?
Mat 18:34 Entonces su señor, enojado, le entregó a los verdugos, hasta que pagase todo lo que le debía.
Mat 18:35 Así también mi Padre celestial hará con vosotros si no perdonáis de todo corazón cada uno a su hermano sus ofensas.

Parte de la Introducción a mi libro sobre el perdon.

El perdón es la capacidad que se tiene de no pagar o retribuir al agresor conforme a lo que merece, es estar dispuesto a pasar por alto aquellas ofensas que pueden provocar heridas en el interior. La verdad es que cuando tenemos que hablar del perdón muchas veces puede sonar fácil, pero a la hora de vivirlo, nuestra percepción puede cambiar, porque nuestra alma experimenta heridas causadas por las ofensas que pueden no ser tan fáciles de perdonar.
En mi caminar por la vida el señor me ha permitido entender que muchos de nosotros al venir de hogares disfuncionales, con padres que se maltrataban tanto verbal como físicamente, hijos sin experimentar el amor de sus padres, abandonos, infidelidades, escasez económica, y posiblemente toda clase de abusos tanto sexuales, físicos, como verbales, sin dejar de mencionar los divorcio que tristemente abundan a la orden del día, muchos desarrollamos un sistema de auto defensa mediante la rudeza, provocando esto grandes ofensas a nuestro alrededor, y por ende en nuestro interior, al tener como resultado sentimiento de menosprecio, rechazo, baja autoestima, provocando esto que nuestra alma experimentara una sensación de degradación, haciendo en nuestro corazón terribles estragos.

Dios en su infinita misericordia proveyó en el perdón una formula secreta de constante sanidad para el alma, con la cual nuestro corazón al experimentarlo sufre una metamorfosis con la cual nuestra alma adquiere alas para volar por encima de cualquier circunstancia provocada por las ofensas, preparando nuestro interior para un constante fluir del Espíritu en nosotros.

Con una experiencia vivida, me atrevo a decir que en este libro estaremos enseñando el por que nuestro corazón debe ser guardado mediante el perdón, y es que no en vano el proverbista inspirado por el Espíritu Santo nos manda a cuidarle, y es que según la palabra, este es a menudo mencionado como el asiento de los afectos, las pasiones, la sabiduría y del entendimiento, por lo tanto, el guardarlo es un acto de sabiduría, y francamente he visto que el perdonar es una forma muy poderosa de guardarlo.

Sobre toda cosa que guardes, guarda tu corazón, porque de él mana la vida] Pro 4:23

La verdad es que he tenido que vivir el dolor de grandes ofensas, desprecios, menosprecios, abandono y tengo que decir que por un tiempo fui encarcelada con sentimientos tales como amargura, enojo, ira, rencor, resentimiento, todo esto fue provocando tantos huecos en mi corazón, que se hacia imposible que este pudiera simplemente mantener su función de emanar vida, por mucho tiempo estuvo débil, pero al encontrar en el perdón la liberación, entendí que este era el comienzo de una gran sanidad interior, la cual me daría un nuevo estilo de vida.

En mi vida, particularmente por mi carácter colérico sanguíneo, muchas veces he tenido que lidiar con las ofensas, tanto provocadas por mi, como yo misma siendo victima y muy sinceramente les digo que de no haber desarrollado mediante el poder del Espíritu santo la capacidad de perdonar, con seguridad hoy día fuera una mujer totalmente amargada e insegura, pero al entender la importancia que había no sólo en perdonar, sino en ser perdonada, encontré en el perdón el pasaporte para yo volar hacia una libertad permanente en Dios muy poderosa la cual me capacitaría para desarrollar un corazón capaz de lidiar con las ofensas sin ser destruido.

Ha pasado un largo tiempo, y cada día me convenzo más de que el perdonar es una decisión, no es una opción, el perdón de nuestra alma estuvo en manos de Dios, por lo tanto el decidió perdonarnos mediante Jesús, pero ahora nosotros tenemos que lidiar a diario con personas que nos ofenden, y ofendemos, ciertamente está en nuestras manos el perdonar, y Dios nos capacitó mediante la unción del Espíritu Santo para hacerlo. Proveyendo un corazón que al estar lleno de Cristo, tendría la capacidad de perdonar hasta 70 veces siete.

Por cierto Pedro le hizo al señor la gran pregunta de “hasta cuantas veces debo perdonar? ” Y el señor simplemente le respondió,

Jesús le dijo:
–No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete.
Mat 18:22

Uao, piensa usted que si fuere imposible, Jesús nos hubiese puesto el estándar de hasta 70 veces 7 ? Claro que no, por lo tanto, podemos perdonar si depositamos nuestras fuerzas en Cristo, recuerde “todo lo puedo en Cristo que me fortalece, Fil. 4.13, incluyendo el perdonar, así que cobre animo, el perdón es una cultura de vida del reino de nuestro padre celestial, y debemos aprenderlo, ya que su fundamento está en el amor..

Por lo tanto este libro lo dedico a todas aquellas mujeres valientes que se resisten a vivir aprisionadas por las ofensas, y la falta de perdón, y que le dan el crédito a la palabra de Dios, para conducir sus vidas de la forma que esta dice, viviendo en alturas en donde nuestra alma este libre para experimentar un estilo de vida de plenitud.

También lo dedico a todas aquellas mujeres que por las heridas tan duras que han experimentados en la vida, piensan que no pueden perdonar, y se atreven a mantenerse leyendo, creyendo qué Dios mediante los principios de vida establecidos en su palabra, les impartirá una fuerza interior la cual las traerá de la prisión oculta del engaño emocional, hacia la verdad establecida en la palabra acerca del perdón.

Este libro presenta con una claridad vivida que la cautividad provocada por la falta del perdón no se hizo para ninguna hija de Dios por lo tanto, es el tiempo de entender el corazón de Dios al enseñarnos acerca del perdón desde el estándar bíblico, como la forma más eficaz de uno mantener el alma en constante sanidad, logrando con esto experimentar un verdadero disfrute de la vida.
Te Animas?

bien amados creo en realidad que este espiritu esta situado muy dentro de la iglesia desde hace mucho tiempo desde el lugar en que yo provengo solemos ver normalmente este mover satanico muchas veces el diablo levanta sus ministroa satanicos dentro de la iglesia si me permiten acotar que me paso un caso muy especial estaba en una iglesia a la cual fui invitado a predicar , cuando despues de la predicacion se levanta una mujer y empieza a orar por mi impuso sus manos sobre mi cabeza diciendo que yo tenia un tumor maligno , la verdad era que en realidad yo habia desde un tiempo sentido malestares en mi cabeza , y esta mujer me dijo que el señor me operaria aquella noche , lo que ocurrio no fue nada especial no senti el fuego de dios sanandome por el contrario amaneci esa noche con fiebre a pun to de traspasar las cortinas de la muerte digo verdad en cristo, paso asi un tiempo yo trabajaba en vigilias en diferentes ciudades , campañas evangelisticas y el dolor cada dia se acrecentaba mas , hasta que un dia le pregunte al dador y creador de la vida que es en realidad lo que yo tenia .
asi fue que el señor me hizo ir hacia un campo un tanto alejado de la ciudad para ir a construir un templo que se estaba levantando y fui ese dia fue el dia mas terrible ya que el dolor tomo posesion de mis mandibulas de mis oidos y ya no daba mas .
me fui asi ala casa donde me estaban hospedando y me fui al salon principal a orar clame citando el libro isaias por tus llagas fuimos sanados y lo repetia llorando una y otra vez hasta que el señor me enzeño una revelacion , en esta revelacion me vi dentro de una caverna en la tierra y mientras empezaba a avanzar me di cuenta de una mujer que iva caminando delante de mi enonces esta mujer que me daba la espalda llevaba una luz en sus manos y yo le hablaba y le decia quien eres y ella no respondia entoncesle dijeen el nombre de jesus muestrate quien eres asi fue que lentamente se dio vueta hacia mi y pude ver entre sus manos una luz y en esa luz llevaba todo tipos de reptiles y la mire a ella fijamente y si era ella la misma anciana que me habia echo aquella operacion supuestamente de Dios entonces el seeñor en ese momento me habla y me dice si ella es una bruja puesta por el adversario de vuestras vidas dentro demi amada iglesia, ahora yo puse dones de dicernimiento puse sabiduria pero no han buscado de mi para yo poder revelar las cosas que estan pasando en mi pueblo a entrado la conformidad . ahora amados puedo decirque el espiritu de leviatan esta masdentro del cuerpo eclesiastico de lo que nosotros pensamos debemos orar entrar nuevamente en el ayuno pararnos en el camino y preguntar por lasenda antigua cual es el buen camino y andar por el, si no puedo decirlo libremente veremos a satanas el diablo predicando desde nuestros pulpitos lo veremos danzar en nuestras iglesias lo veremos haciendo muchas maravillas dentro de la iglesia y estaremos engañados por el padre de la mentira bien amados si mas que decirle solo deseandoles que pronto estemos en la patria celestial si usted quiere comunicarse conmigo mi nombre es omar mauricio rios y mi numero es 79112787 QUE SEA ALABADO EL NOMBRE DE DIOS HONRA Y GLORIA AL QUE VIVE Y PRONTO MUY PRONTO VIENE POR SU ESPOSA ALELUYA AMEN .

Por sentirme atraida a la liberacion espiritual, tome una clase en el instituto biblico de mi iglesia hace 8 meses. Guardo los libros y los utilizo como referencia. Antes de ayer quize saber la caracteristicas del espiritu de Jezabel, pero captaron mi atencion las de Leviatan. Inmediatamente identifique todas ellas con mi esposo (no es Cristiano), y lucho constantemente con todos esos espiritus en el. Esto no me llamo la atencion antes porque estaba durante ese tiempo separada de mi esposo (por causa de esto mismo!) y muy concentrada en mi relacion con Dios. Estos espiritus son como una coraza, pero ciertamente no hay nada imposible para Dios. Nuestra lucha no es de violencia, de palabras fuertes ni gritos, sino de fe en que se puede destruir, confianza porque la verdad y justicia de nuestro Dios nos da la victoria, y amor porque es el sentimiento limpio por nuestros semejantes lo que nos hace vencedores. La hora, el dia, y el modo en que la muralla caiga solo lo sabe el Senor. Pero de que lo hace, lo hace! Mientras tanto yo estoy aqui peleando por lo que es mio y el diablo me ha querido quitar.

la verdad es que pocas veces he tenido la oportunidad de leer un estudio tan completo y profundo, doy gracias a Dios por siervos como ustedes que aparte de recivir la revelacion tambien son tan amorosos de compartirlo y de eso se trata de lo que Dios nos da es para nuestras vidas y la edificacion de la iglesia. soy lider de adorares en la congregacion a la cual pertenezco y les confieso que me he sentido confrontada departe del senor y en medio de estar leyendo el material me he tenido que detener a orar y el senor me ha dado la victoria, mis amados hermanos Dios les continue bendiciendo y dandole sabiduria y revelacion de lo alto para que como a mi puedan seguir edificando. Dios me los bendiga. su hermana en cristo, A DELINA fERNANDEZ IGLESIA CRISTIANA FUENTE DE SALVACION .kissimmee fl.

sacerdocio real he puesto este articulo en mi grupo de facebook, espero que sea de bendicion DIOS LOS BENDIGA

Me agradaría que al publicar los nombres de los principales del Laberno, identificaran bien a cada uno de ellos.
Leviatán, es la fuerza que emerge de la profundidad del océano y brinda astucia para conseguir lo que se quiera. En cambio el dios del orgullo, ira y soberbia, es el poderoso, Belial, Príncipe de las riquezas materiales de la tierra y de todo pecado mental y de corazón, como los mensionados anteriormente. No confundamos conceptos, los escudos que usa el poderoso Leviatán NO son otros espíritus ni demonios, simprlemente es un conjunto de escudos del laberno que no tienen vida. Mientras más mintamos acerca de los orígenes de los nombres infernales, menos conciencia habrá de su trabajo.
¿Acaso los pastores cristianos no tienen suficiente orgullo y soberbia? ¿acaso no engrandecen y hacen lo posible por obtener suficientes ganancias monetarias? Entonces, ALABAN A BELIAL, con la astucia de Leviatán. BIEN HECHO.

Mujer Virtuosa:

LA SANGRE DE CRISTO ME CUBRE CON PODER:

Para la persona de Necronomicon…… Cuidate de juzgar a ministros del señor… cuidado con lo que sale de tu boca no sea que tomes juicio del Poderoso y Soberano Rey de Reyes y Señor de Señores, celoso de sus chiquiticos. Por si no lo sabes te recomiendo que busques informacion sobre esto que dices, porque el reino de las tinieblas se divide en jerarquias la biblia lo dice en Efesios: 6:12. Leviatan es uno de esos principados….. no te dejes usar por el enemigo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

SacerdocioReal Calendario

agosto 2007
D L M X J V S
« jul   sep »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

a

Sacerdocio Real, Visitas

  • 802,931 hits

Te atreves a llenar la encuesta?

RSS Subscribete por RSS

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 45 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: