Sacerdocio Real

Archive for the ‘Estudios Biblicos’ Category

Hey Sacerdores,

aqui les dejo una lista de los nombres de Jesus, esto es muy importante conocerlo, espero que sea de su utilidad,

JESUS Mt.1:21
La Vid Jn.15:5
Jesucristo Jn.1:17
Pan de Vida Jn.6:35
Mesías Jn.1:41, Jn.4:25

Leer el resto de esta entrada »

 

A Dios gracias se ha confirmado el viaje de la Dr. Rebecca Brown, ya tenemos la fecha, para los días 18-21 de Junio en Santo Domingo.

Si deseas mas información, pues envíanos un emial por medio del comentario y ahí te pondremos al tanto de todo.

El Lugar será publicado más adelante,

———————————————————————————–

  Leer el resto de esta entrada »

Sacerdotes,

Hace alrededor de 16 años que conocí al Señor en una congregación con muchos principios hermosos, pero a la hora de hablar del Espíritu Santo y sus manifestaciones, dones y ministerios, la verdad es que no se hablaba ni se veía nada de eso., (por lo menos en aquel entonces creo que todo es diferente ahora, Gloria a Dios!), excepto que el hablar en lenguas era algo que no se necesitaba para estos tiempos, y que era algo muy emocional de los llamados pentes…..

Leer el resto de esta entrada »

Saludos Sacerdotes,

Hace un tiempo atrás publiqué un estudio basado en el Espíritu de Leviatán,  y lo puse bajo la categoría guerra espiritual,  muchos hermanos han publicado sus comentarios,  y ayer un hermano llamado Ricardo Puentes M. con su glog http://seadiosveraz.blogspot.com/.

También publicó lo que yo llamaría un estudio biblico sobre la guerra espiritual. Pero lo interesante fue que después de leerlo decidí publicarlo en la primera pagina de mi blog, ya que estoy muy, pero muy de acuerdo con lo que él plantea  en el sentido de la verdadera guerra espiritual se hace al vivir una vida en obediencia a la palabra, sin tantas cosas raras.  También es súper cómica la forma en la que plantea acerca de que los “famosos ministros expertos en esta materia o demoniología” enfrentan dichas situaciones. Sacerdotes, este esta muy bueno, anímense a leerlo.

  1.      GUERRA ESPIRITUAL
¿Cómo hacerla….?Pelea la buena batalla de la fe,
echa mano de la vida eterna,
a la cual asimismo fuiste llamado,
habiendo hecho la buena profesión
delante de muchos testigos.
(1 Timoteo 6:12)

Tengo en mi poder un libro de Alfredo Díaz C, “pastor” de una iglesia en Bogotá, y quien asegura que tiene el llamado al “ministerio de la guerra espiritual”. (¡otro ministerio más que imagino que sumarán a los famosos “cinco ministerios”, más el “ministerio de la música”, etc. etc.!). Hubo una época en que yo creía que la guerra espiritual la hacían expertos en el tema, con una especie de “doble unción” o “triple unción”, y que eran válidas ciertas palabras como “!ato y encadeno…!” “hollo y te aplasto..”, “piso y remacho…”, “hollo la cabeza del cachorro”, “me cubro con la sangre de Cristo”, “anulo toda palabra en mi contra..”, y muchas más que aún son utilizadas como una especie de conjuros contra las huestes demoniacas y contra las maldiciones que profieren en nuestra contra algunos seres humanos.

Así pues, estando yo convencido de que la guerra espiritual era así, y necesitando a alguien que ejerciera este “ministerio de guerra espiritual”, algunos líderes y pastores de Asambleas de Dios me recomendaron a este hombre que, me dijeron, era experto “guerrero espiritual”. Y me regalaron su libro “Guerra Espiritual, en la tierra y las esferas celestes”.

Aunque el propósito de este artículo no es hacer crítica bíblica del libro mencionado, hay que mencionar que éste contiene afirmaciones que son muy conocidas y aceptadas por todos aquellos que están convencidos de haber sido llamados a lo que han dado en nombrar “ministerio de Guerra Espiritual..”

Dice, por ejemplo, el señor Díaz que “la guerra espiritual es necesario hacerla todas las veces que sea necesario, por el Pastor, Pastora, Evangelista, Profeta, Ministro, Apóstol, para que toda la tierra sea conquistada para el Dios Eterno Adonai, por el pueblo cristiano..” Pág. 98. (énfasis mío) Como casi todos los que aseguran haber recibido un “ministerio” o nombramiento especial directamente de Dios, Díaz asegura que el Señor le habló audiblemente.

El señor Díaz cuenta que, estando gravemente enfermo, en la mesa de operaciones, Dios le habló y le confirmó el punto exacto donde deberían operarlo. Dice que Dios le mandó decir esto a su cirujano y que, gracias a la información, él salvó su vida. Sin embargo, durante la operación, Díaz cuenta que se “salió del cuerpo” y pudo apreciar su operación.Sigue contando Díaz que su estado se complicó y Dios le habló de nuevo para que le diera instrucciones al personal médico.

Su estado era tan crítico que –dice Díaz- él hizo un pacto con Dios prometiendo servirle a Él si le salvaba su vida. A partir de ahí, Díaz dice que tuvo muchos encuentros con demonios, con los cuales peleaba porque ellos querían matarlo asfixiándolo por el cuello, además de afectar todos los demás aspectos de su vida. Para resumir el cuento, después de muchas experiencias místicas, Díaz asegura que fue llamado al “ministerio de guerra espiritual” y que desde entonces combate a los demonios ayudado por un “ejército de ángeles guerreros”. La experiencia del señor Díaz es muy común en todas las personas que aseguran tener este ministerio. Y su técnica también. Están convencidas de que pronunciando ciertas palabras, moviéndose de determinada manera, cantando ciertas canciones de compositores “cristianos”, haciendo ademanes de pisotear o esgrimir la Biblia como si ésta fuera una espada literal, pueden ellas vencer a los demonios y enviarlos “atados y encadenados” al infierno o a un lugar geográfico, como el Desierto del Sahara (me han dicho que los envían allá para que no molesten a ningún ser humano y sufran de calor, hambre y sed).
   
En términos generales, para cada “batalla” las instrucciones son las mismas: 1) Cubrirse con la sangre de Cristo; 2)Colocarse la armadura de Dios (hay que visualizar que uno se coloca una armadura), 3)Pedirle a Dios, en nombre de Jesús, que envíe un ejército de ángeles guerreros (otros simplemente dicen: “activo ángeles guerreros”); 4)Atar a los demonios.. (Hay que decir: “ato los demonios de tal o cual clase..”); 5)Pedirle al Espíritu Santo guía en la batalla en particular, y 6)vivir en Santidad.

La batalla hay que darla en voz alta que, según este “ministerio”, demuestra a los demonios y a Satanás que tenemos autoridad. También se aconseja para mayor efectividad a que la guerra la hagan varias personas que deben tomarse de las manos y cerrar un círculo marchando continuamente.

Esta “guerra espiritual” se hace, como ya se dijo, para desterrar a los demonios de territorios geográficos. Se asegura también que a Satanás hay que tenerle “respeto” porque es muy poderoso y la lucha contra él solamente la hará Miguel el Arcángel. El objetivo es “conquistar” territorios para Cristo y su iglesia, aquí y ahora, de tal manera que cuando llegue Jesús encuentre todo el territorio conquistado por la iglesia. Se acostumbra a hacer “guerra espiritual” alrededor de casas o zonas de vicio, en lugares donde ocurren tragedias, en hogares con problemas serios, etc.

También se hace “guerra espiritual” para luchar contra ciertos aspectos negativos de nuestra vida, ya sea un problema financiero o alguna tendencia pecaminosa especialmente difícil de vencer.

Algunas denominaciones, como las G12, han elaborado los famosos “Encuentros” donde se hacen estas liberaciones a un precio algo elevado que impide que la gente muy pobre pueda ser “liberada” de sus demonios.

Otras personas lo hacen gratuitamente y solamente reciben lo que el exorcizado quiera darles, aunque se espera que sean generosos con la dádiva. Otros hacen el rito a distancia y otros no cobran y sinceramente creen que están haciendo bien a la humanidad.También es increíble la cantidad “cristianos”, que usan contra otras personas ciertos conjuros “bíblicos” como: “te hollo, te ato y te encadeno”, “decreto ruina sobre tu casa por pertinaz y mentiroso”, etc.

Pero es mucho más sorprendente la cantidad de creyentes que están convencidos de que las palabras de estos “hombres de Dios” tienen poder sobre los verdaderos hijos de Dios. Cuando reciben estas maldiciones “bíblicas”, estos creyentes sinceros decretan ayuno y se centran en una “guerra espiritual” que –lo creen sinceramente- quitará poder a quien maldice y obtendrán para sí mismos protección especial divina.

Estoy consciente de que una orden de Cristo era “expulsar demonios”, pero esto poco o nada tiene que ver con lo que han llamado “guerra espiritual”; esto lo trataremos en otra ocasión. Por ahora, nos centraremos en lo que se llama “guerra espiritual” y que ha sido tomado de una afirmación de Pablo con base en la cual se han escrito millares y millares de libros.

¿Qué es la guerra espiritual..?
Antes que nada, es importante aclarar que la frase “guerra espiritual” no figura en la Biblia. En el texto de Efesios 6:12, la palabra que aparece es “lucha”, diferente a “guerra”. Veamos el pasaje:

Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este mundo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. (Efesios 6:12)

Más que una “guerra”, el término utilizado aquí es “paló”, que señala una lucha cuerpo a cuerpo. La diferencia es sutil pero importante; el término “paló” indica una lucha individual, una lucha que es “cuerpo a cuerpo”.

Por otro lado, no hay en el texto nada que nos indique que en esta lucha el objetivo sea enviar a los demonios hacia algún desierto –espiritual o no-, sino que el pasaje nos insta a mantenernos firmes contra las asechanzas del diablo:

Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. (Efesios 6:11)

Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo y, habiendo acabado todo, estar firmes. (Efesios 6:13)

La armadura de Dios tiene como objetivo equiparnos para resistir y seguir firmes hasta cuando todo haya acabado. La armadura debe ser nuestro vestido permanente, no es algo que nos pongamos únicamente para una ocasión. Una leída al texto completo, nos evidencia que en ningún lugar de este pasaje se menciona que debamos tomarnos de las manos haciendo círculos, ni tampoco que debamos dar cierto número de vueltas o pronunciar ciertos conjuros para esta lucha espiritual.

La instrucción es tomar la armadura de Dios para poder resistir los ataques del enemigo. En realidad, es el enemigo el que ataca. Nosotros simplemente contenemos el ataque y lo repelemos aguantando hasta que “haya acabado todo”.

La lucha dura lo que dura nuestra vida. Por tanto, no es consecuente asegurar –como aseguran estos falsos maestros- que la lucha espiritual es ocasional, es decir, cuando “atamos” demonios, cuando los “reprendemos” o cuando los expulsamos. Nuestra lucha espiritual es constante, permanente y abarca toda nuestra vida como cristianos, cobijando todos y cada uno de los aspectos de nuestra vida. Veamos en qué consiste la armadura de Dios.

La armadura de Dios
Estad, pues, firmes, ceñida vuestra cintura con la verdad, vestidos con la coraza de justicia. (Efesios 6:14)

La primera instrucción es ceñir nuestras caderas (cintura, lomos) con la verdad. La palabra griega usada aquí para “cintura”, es “osfús”, y señala más exactamente la región de las caderas; se usa por extensión para designar el “poder procreativo”. No hay duda alguna de que una de las partes más vulnerables en un combatiente, es su aparato reproductivo.

Un ataque directo a esa zona puede sacarlo inmediatamente de combate y dejarlo posiblemente estéril o muerto. En las técnicas marciales, para el combate cuerpo a cuerpo, se dan instrucciones precisas para proteger esta zona debido a su vulnerabilidad. Cuando el apóstol nos dice que ciñamos nuestras caderas con la verdad, nos muestra que con la verdad podemos evitar caer a la primera agresión, sin posibilidad alguna de regresar al combate.

Si no tenemos la verdad, será imposible resistir los ataques del enemigo. Éste podrá dejarnos muertos fácilmente.¿Y qué es la verdad…? ¿Dónde está..? Jesús nos lo dice:Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad. (Juan 17:17)La verdad está solamente en la bendita Palabra de Dios, no en lo que digan los líderes religiosos. Ceñir nuestra cintura con la verdad, es dedicarnos diariamente al estudio de la Palabra de Dios, pidiendo guía al Espíritu Santo en oración y obedeciéndola. Nadie que conozca las Escrituras y las obedezca fielmente, podrá ser vencido por el enemigo.

Cuando Dios sacó a Israel de Egipto, entre las instrucciones para la cena de Pascua ordenó que cuando comieran la cena deberían estar “ceñidos”, con los pies calzados y con el bastón listo; y que deberían comer apresuradamente (Éxodo 12:11).

Es decir, deberían estar listos para la acción. Así, ceñirnos con la verdad significa reconocer la autoridad máxima de la Palabra y la disposición para entrar en acción con esa Palabra, obedeciéndola de inmediato. Quien no reconozca la autoridad suprema de la Palabra de Dios, no podrá ceñir sus lomos con ella…. y caerá rendido al primer embate de Satanás.

Después de ceñirnos con la verdad, Pablo dice que procedamos al siguiente paso: “vestidos con la coraza de justicia” (v 14)En una armadura, la coraza protege la región del pecho. Y aquí se nos dice que debemos proteger nuestro pecho con la coraza de justicia. ¿Cuál justicia…? ¿La humana o la divina…?La respuesta es obvia. Ningún ser humano puede definir lo que es justo o lo que no. Solamente a Dios le corresponde ese derecho.¿Será el mortal más justo que Dios? ¿Será el hombre más puro que el que lo hizo? (Job 4:17)Y para que no quede duda alguna:Y todas nuestras justicias (son) como trapo de inmundicia. (Isaías 64:6)Así, la coraza de justicia se refiere a la justicia de Dios, a la rectitud de Dios. ¿Por qué debemos proteger nuestro pecho con la justicia de Dios…? ¿Por qué no es otra parte la que debemos proteger con la justicia…?Analicemos otro pasaje donde se nos describe la coraza de justicia protegiendo nuestro pecho:Pero nosotros, que somos del día, seamos sobrios, habiéndonos vestido con la coraza de fe y de amor, y con la esperanza de salvación como yelmo. (1 Tesalonicenses 5:8) Ver Isaías 59:17

En la Biblia, la fe y el amor se encuentran en la región del pecho, el corazón. La fe es una condición del corazón. Creemos con el corazón, no con la mente:Porque con el corazón se cree para (para entrar en) justicia. (Romanos 10:10)Alrededor del mundo, existen millones de personas que confiesan su fe en Cristo y en la Biblia, pero sus confesiones quedan en el plano mental.

Lo que poseen no es la fe bíblica sino una aceptación mental, intelectual, de ciertos hechos y doctrinas. Aceptan intelectualmente que Cristo existió y que murió por nosotros. Pero esa aceptación intelectual no es fe bíblica. La fe bíblica produce un cambio vital y radical en la vida de quienes la profesan.La fe del corazón, la fe bíblica, siempre produce un cambio definitivo en quienes la profesan.

El verbo creer, cuando se asocia al corazón, siempre muestra una acción. Por eso Pablo dice: “Con el corazón se cree para (entrar en) justicia”. En casi todas las traducciones se evita colocar la frase “entrar en”, que aparece en el original, pero tiene una enorme importancia. Una cosa es creer intelectualmente en la significación de justicia, como un ideal abstracto, una aceptación mental, un concepto que puede aceptarse; y otra muy diferente es creer para entrar en justicia, o sea, creer de tal manera que produzca que toda nuestra vida entre en un ámbito diferente, logrando una transformación de nuestros hábitos, carácter y vida.

 No es suficiente con creer intelectualmente o aceptar mentalmente la existencia de Dios; los demonios creen y tiemblan (Santiago 2:19), es decir, los demonios saben perfectamente que Dios existe, pero eso nunca los moverá a cambiar su derrotero.

De igual manera, no es suficiente aceptar intelectualmente a Cristo reconociendo mentalmente los hechos de su vida, sacrificio, muerte y enseñanzas. Tenemos que creer “para entrar en” Cristo; nuestra fe –la verdadera- debe movernos –y seguro que lo hará- hasta sacarnos de nuestra vieja forma de vida para entrarnos a la que guía Cristo. La fe bíblica siempre, SIEMPRE, produce cambios. SIEMPRE se cree para entrar en Cristo y su justicia. La Palabra dice que “Porque de la abundancia del corazón habla la boca”. (Mateo 12:34)Esto significa que nosotros hablaremos de lo que esté lleno nuestro corazón. Cuando nuestro corazón no está rebosante de fe bíblica, lo que sale por nuestra boca revelará esto. Por otro lado, cuando nuestro corazón está lleno de fe, lo natural será que lo que confesemos con nuestra boca sea lo mismo que lo ha llenado: la Palabra de Dios.

No hay que olvidar que la fe no es creer en lo que a nosotros nos parezca, sino que ésta se origina únicamente en la Palabra de Dios, y tiene relación directa con ella: Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios. (Romanos 10:17)La única manera de que la fe se produzca en nuestros corazones es con la Palabra de Dios. Por este motivo, colocarnos la coraza de la justicia, significa que debemos proteger nuestros corazones con lo que Dios nos ha dicho en su Palabra.

Cuando uno protege su corazón con la justicia de Dios, está obrando y caminando según las órdenes de Dios, no de hombre alguno. Cuando uno protege su corazón con la coraza de la justicia divina, está siempre alerta para evitar llenar su corazón con instrucciones y preceptos que no estén sustentados escrituralmente. Solamente la justicia de Dios evita que nuestro corazón se corrompa con nuestra propia justicia.

Tristemente, millones de personas que aseguran ser cristianas reemplazan el estudio personal de las Escrituras con lo que les dicen y ordenan sus líderes espirituales. Nunca verifican con la Escritura lo que sus pastores les dicen desde el púlpito, y por esta razón nunca tienen una fe verdadera. Sencillamente, no pueden protegerse del enemigo porque no tienen puesta la coraza de la justicia. Sus corazones están llenos de justicia humana y tratan inútilmente de hacer ver como correcto lo que Dios detesta.Así que, ya hemos visto la importancia que tiene la Palabra de Dios desde el mismo inicio de nuestra vida de discipulado cristiano. Solamente ella, escuchada y obedecida, nos provee de la protección necesaria para resistir los ataques del maligno.

Así como de nada sirve el que la conozcamos y no la obedezcamos, tampoco podremos obedecerla si no la conocemos; la Palabra no puede actuar si jamás la estudiamos personalmente bajo la guía personal e invisible del Espíritu Santo.Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere. (Juan 16:13) 

Fíjense bien: Quien guía a la verdad no es quien se llame pastor, profeta, apóstol, líder, anciano, superintendente, diácono, etc., etc., etc. Jesús mismo nos dice que quien nos guiará de manera personal a la verdad –o sea hacia él mismo- es el Espíritu Santo. En la segunda parte analizaremos los restantes componentes de la armadura necesaria para la lucha espiritual contra el enemigo.

Dios los bendiga con pazRicardo Puentes M.
Septiembre 28 de 2007
 

Sacerdotes,

Este estudio es muy bueno para aquellos que realmente aman el estudio profundo de la palabra, espero que lo disfruten.

CRISTO EN EL TABERNACULO

Jesus en los Articulos del Tabernaculo

Relación a Jesús
Altar de Bronce Para holocostos: Cada vez que los Judíos pecaron, ellos necesitaron ofrecer un holocosto a Dios. Tambien, habían sacrificios para cada día, semana, mes, y festival.
Significa Arrepentimiento; pago por pecados, y esta relacionado con La sangre de Jesús

Palegana de Bronce: Usado para limpiar y lavar. Los sacerdotes necesitaban lavar sus cuerpos antes que entraron al lugar santo, como nosotros necesitamos ser lavados por la sangre de Cristo antes que entramos en la presencia de Dios. La gente (con la excepción de los sacerdotes) no pudieron pasar más adelante de este punto.
Significa Limpiar y Purificar, y representa a la La Cruz (Jua l3:7, 8;
l5:2, 3)

Mesa de Pan: Representación de la presencia y provisión de Dios. Es la santa cena, la cena del pacto, esperando por Jesucristo.
Significa Confianza en Dios, y quiere representar: Jesús es nuestra provisión. Nuestra confianza está en El.

Altar de Incienso: Intercesión por el pueblo de Dios, y adoración a Dios.
Significa: Oración y perdón, y representa: El sacrificio de Jesús es un olor dulce, como perfume y incienso por nosotros.

Candelero de Oro: La luz de Dios, fue alumbrada para siempre. Significa: Ministerio y misiones, representa: Jesus es la luz del mundo.

Velo: La representación de la separación entre Dios y los humanos. Era violeta y escarlata (reino y sangre). midio 8 metros alto y 10 centimetros grueso, pués se rasgó de arriba a abajo cuando Jesús murió en la cruz (Josephus el Historiador dijo que los Judíos lo cosieron rápidamente y lo culparon por el terremoto.
Significa: Nuestra relación y compañerismo con Dios es possible Representa: El velo es el cuerpo de Cristo (Heb l0:l9, 20). A través de su cuerpo quebrantado en la cruz, tenemos el derecho para entrar en el lugar santisimo como sacerdotes.

Arca de Pacto: Símbolo de la presencia de Dios. El sumosacerdote entró en frente del arca solamente una vez por año. Ahora, estamos en Cristo, y Cristo esta en nosotros continuamente.
Significado: aqui Se realiza una relación personal e intimidad Representa: Ahora, Jesús esta dentro de nosotros. Somos el arca del pacto. La maná está dentro de nosotros (Jua 6:32-35). El ley está escrito en nuestros corazones. Somos sacerdotes y el Sumosacerdote vive dentro de nosotros.

EL TABERNACULO DE MOISES

Significado de los Objetos

Dios mandó a Moisés construir un Tabernáculo por un lugar portable de adoración y sacrificios. Dios dió un plan espicífico a Moisés por este Tabernáculo. Había dos razones por esto. Primeramente, cada cosa dentro del Tabernáculo demonstró algo de Cristo a nosotros. Segundamente, este Tabernáculo es un retrato del luger del trono de Dios en los cielos.
En este estudio, yo escribo sobre los artículos en el orden invertido de la biblia. En la biblia, se presenta los artículos en el orden que Dios los ve. Pero yo voy a mostrarlos en el orden en que nosotros venimos a Dios.
En este estudio solamente nos concerne de los artículos dentro del tabernáculo, pero no del tabernaculo en si mismo.

EL ATRIO
* El atrio es el lugar de salvación y de sanctificación. Este es el primero parte de nuestro caminar con el Señor. Sin salvación y sanctificación nosotros no podemos hacer nada por o con Dios.

* El primer objeto en el atrio es el altar de holocaustos. Los altares son los lugares donde toda la gente puede hacer pactos con Dios. Sin un pacto con Jesús, es imposible acercarse a Dios. Cada tiempo que alguien necesita ir a Dios es necesario ir al altar. Nosotros tenemos que rendir nuestras vidas a Dios y permitirle cambiarnos a su semejanza para sus propósitos.

* Todas las ofrendas a Dios, si son por pecados o son ofrendas de amistad están dados aqui. Cuando damos una ofrenda a Dios como un holocausto, es imposible recibir algún beneficio en lo natural. El proceso de quemarlo, lo da totalmente a Dios.

* El altar es formado con dos materiales. La primera es madera. En el Antiguo Testamento, madera simboliza gente (hombre). Pero, la madera es cubierta con bronce. Este material simboliza sufrimiento. Sin el sufrimiento de Jesús, es imposible venir a Dios. Necesitamos ser cubiertos de la sangre de Jesús antes de acercarnos a Dios.

* El altar de bronce es cinco codos de longitud y cinco codos de anchura. El numero cinco simboliza gracia. Aunque el altar es un lugar de sufrimiento, es un lugar de gracia también. La altura del altar es tres codos. El numero cinco simboliza la trinidad. Los dos numeros juntos son un recordatorio que gracia es un regalo de la trinidad de Dios.

* Jesús vino aqui en la tierra como la ofrenda final por nosotros. Ya nosotros no necesitamos la sangre de los animales sobre el altar. La sangre de Jesús es el holocausto total por nosotros.

* Los cuernos representan fuerza. Los únicos dos objetos que tienen cuernos son los dos altares. Es a través de la obra del altar que viene nuestra fuerza. Aquí, nuestra fuerza viene de extender nuestras vidas en un sacrificio a Dios.

* El segundo objeto y el único otro que queda en el atrio es la fuente de bronce. Nosotros llegamos aqui despues de llegar al altar. Aunque somos lavados en la sangre de Cristo, es posible ensuciarnos otra vez.

* A la Santa Cena, Jesús lavó los pies de sus discípulos. En aquel tiempo, Jesús explicó a Pedro que si nosotros no somos lavados, el contacto con el mundo nos contamina. Es por este razón que Jesús lavó los pies de sus discípulos.

* Cada tiempo cuando los sacerdotes entraron en el tabernáculo para servir a Dios, siempre fue necesario por ellos lavarse antes de su servicio. Nosotros también necesitamos lavarnos, cada vez que entramos para servir a Dios.

* La fuente está lleno de agua. En la biblia, el agua simbolisa la Palabra de Dios. Nosotros necesitamos ser lavados continuamente con la Palabra de Dios.

* La sangre de Jesús nos lava de nuestros pecados.

EL LUGAR SANTO
* Este lugar es el lugar de servicio a Dios. Los tres objetos en el lugar santo simbolizan nuestro servicio a Dios. Sin servicio, nuestro valor a Dios es limitado. La primera cosa que esto nos dice es que nuestro servicio a Dios es santo, no es “normal o ordinario” (en la manera del mundo), es santo.

- El primer artículo en el lugar santo es el altar de incienso. El incienso simbolisa nuestras oraciones y nuestra adoración a Dios. Una parte muy importante de nuestro servicio a Dios es nuestras oraciones y nuestra adoración. En el libro de Nehemías, después de la reparación del muro, él escribó los nombres de las familias que vivían en Jerusalen. Tambien, escribió la cantidad de personas (hombres) en las tres divisiones de los Levitas. Hubo exactamente dos veces más personas en la division de los cantores que en la division de los sirvientes.

* Todos los artículos principales en el tabernáculo tuvieron anillos para transportarles. Este altar de incienso fue el único objeto con dos anillos, los otros objetos tuvieron cuatro anillos. La razón por esto es para que el altar se mantenga vertical a todo tiempo. Si hubiera tenido cuatro anillos, cuándo la gente de Israel subían o bajaban las colinas pues entonces el altar no podia mantenerse vertical. En nuestras vidas, hay tiempos cuándo subimos a los lugares altos en nuestro caminar con Dios. Hay otros tiempos cando bajamos a lugares bajos. Pero, de todo modo, nuestras oraciones y nuestra adoracion siempre ascienden directamente al trono de Dios en los cielos.

* Este altar es un lugar donde el fuego de Dios consume nuestras oraciones y nuestra adoración. Dios “come” nuestras oraciones y adoración. En este tiempo (el tiempo de fuego) estas cosas no son solamente las nuestras, sino pertenecen a Dios.

* Este altar es un codo de longitud y un codo de anchura y dos codos de alto. El número uno simboliza unidad, y el numero dos simboliza compañerismo. Este altar nos explique que aunque Dios es mostrado como tres personas diferentes en su revelación a nosotros, Él es un solo Dios. Nuestras oraciones y nuestra adoracion nos dan el derecho para tener compañerismo con este verdadero y único Dios.

* Con Jesús, nosotros tenemos el derecho para orar y adorar a Dios. Sin Jesús, la única oración que Dios oye es la oracion de arrepentimiento cuando aceptamos a Jesús por nuestro Señor y Salvador.

* Los cuernos representan fuerza. Los únicos dos objetos que tienen cuernos son los dos altares. Es a través de la obra del altar que viene nuestra fuerza. Aquí, nuestra fuerza viene de nuestras oraciones y adoración a Dios.

- La segunda cosa en el lugar santo es el candelero de oro. Esto es un símbolo de la luz de Dios en nuestras vidas. En el libro de Apocalipses, Juan escribió que el vió a Jesús en el centro de siete candeleros que representan las siete Espiritus de Dios.

* También este es un símbolo de nosotros, la luz del mundo. Jesús dice en tres evangelios que nosotros somos la luz del mundo. Una parte de nuestro servicio es ser una luz. Cual luz? La luz de Jesús brillando en nuestras vidas. Nosotros necesitamos brillar con nuestras acciones, amor y virtud para ser diferente del mundo. Necesitamos tambien mostrar al mundo el carácter de Jesús, y llevar la gloria de Dios en cada lugar donde andamos.

* Este candelero esta hecho de oro. En la biblia, el oro simboliza la divinidad de Dios. Nuestro servicio a Dios es como luz; sin Dios en nosotros nuestro servicio no tiene ningun valor.

* Muchas personas piensan que este candelero es muy grande. Pero, la biblia dice que está hecho de un talento de oro. El oro es muy pesado, por consiguiente es imposible que es muy grande. Probablemente, este candelero era aproximamente un metro de alto.

* Hay siete flamas en este candelero. El numero siete simboliza perfección o realización. En este caso, dice que nuestro servicio necesita ser completo. No es suficiente hacer solamente una parte del servicio. Para hacer una parte y no todo es pecado. Dios demanda la obediencia total.

* Jesús vino al mundo para proveer una luz en nosotros y por nosotros. Sin esta luz, es imposible que uno descubra el amor de Dios.

- El ultimo articulo en el lugar santo es la mesa de pan. Esto es el lugar de compañerismo con Dios. En este lugar, nosotros renovamos nuestro pacto con Dios.

* Esta mesa sostiene el pan de Dios. Otro nombre por este pan es “el pan de su presencia.” Durante dos mil años, esta mesa sostenía la Cena del Señor (pan y vino) esperando por Jesús para venir para celebrar esta cena de pacto con sus discípulos.

* Cada dia, se substituya el pan de ayer por un nuevo pan fresco de hoy. Esto es un símbolo que las cosas de Dios son siempre nuevas. Cada dia, Dios tiene nuevas revelaciones por nosotros. Cada dia, la misericordia de Dios es nueva. Cada dia, el amor de Dios es nuevo por nosotros. Tambien cada dia, Dios desea renovar su pacto con nosotros.

* Esta mesa es un codo de longitud, dos codos de anchura y un codo y media de alto. Uno simboliza unidad, dos simboliza compañerismo. ¿Pero que significa uno y medio? No hay lugar en la biblia donde hubo partes de números. Pero, uno y medio es el mismo que tres medios. El numero tres simboliza la trinidad. Por tanto, esta mesa es un recordatorio que el compañerismo con Jesús es el mismo que el compañerismo con la trinidad. Es imposible separar Jesús de las otras partes de la diedad.

EL LUGAR SANTISIMO
• El lugar santisimo es el lugar de la presencia de Dios. Solamente cuando nosotros somos salvos y sanctificados y servimos a Él, que es posible entrar en su presencia. Nosotros necesitamos cada acción que es asociada con cada artículo en nuestras vidas para prepararnos para entrar en la presencia del Señor.

- Hay solamente un artículo en el lugar santísimo; es el arca del pacto. Este es una caja de madera cubrierta con oro. O, simbólicamente refiere a una gente cubierta con Dios. Es imposible entrar en la presencia de Dios sin su cubierta y su divinidad en nuestras vidas. Recibimos esto de Jesús.

* Dentro del arca del pacto hay tres objetos:

- La ley de Dios. En hebreo la palabra por ley es “tora.” Este simboliza la santidad de Dios. Necesitamos andar en obediencia a Él.

- Un vaso de maná. Esto simboliza la provisión de Dios.

- La vara de Aarón. Esto simboliza el poder y la unción de Dios.

* Sobre el arca es la silla de misericordia de oro puro. En ambos lados hay ángeles. Estos ángeles forman una parte de la silla. Esto es el trono de Dios. En el Antiguo Testamento, el fuego de Dios habitó en este lugar.

* Hay cuatro anillos en el arca. Asi, los Levitas lo llevaron. Esto es el único artículo en el tabernáculo sobre el cual la biblia dice que los anillos estuvieron en la base del artículo. Por todos los demas, los anillos estuvieron por encima. Cuándo los Levitas llevaron el arca, los objetos dentro del arca estuvieron a la elevación de la altura de las cabezas de los Levitas. Es por esta razon que podemos comprender la ley, la provision y la uncion de Dios. Pero, la misericordia de Dios es mucho más alto que nuestro entendimiento.

* El arca es dos y media codos de longitud ,y uno y media codos de anchura y uno y media codos de alto. El numero cinco (cinco medios = dos y media) representa gracia; el número tres (tres medios = uno y media) representa la trinidad. El arca entero representa la gracia del trinidad que Dios tiene por nosotros.

Cuando miramos a todos los artículos en el tabernáculo debemos entender que tienen grande significado por nosotros en este dia. Estas cosas no son símbolos solamente para los Judíos, sino por nosotros tambien.

 

Jesus en los Articulos del Tabernaculo

Relación a Jesús
Altar de Bronce Para holocostos: Cada vez que los Judíos pecaron, ellos necesitaron ofrecer un holocosto a Dios. Tambien, habían sacrificios para cada día, semana, mes, y festival.
Significa Arrepentimiento; pago por pecados, y esta relacionado con La sangre de Jesús

Palegana de Bronce: Usado para limpiar y lavar. Los sacerdotes necesitaban lavar sus cuerpos antes que entraron al lugar santo, como nosotros necesitamos ser lavados por la sangre de Cristo antes que entramos en la presencia de Dios. La gente (con la excepción de los sacerdotes) no pudieron pasar más adelante de este punto.
Significa Limpiar y Purificar, y representa a la La Cruz (Jua l3:7, 8;
l5:2, 3)

Mesa de Pan: Representación de la presencia y provisión de Dios. Es la santa cena, la cena del pacto, esperando por Jesucristo.
Significa Confianza en Dios, y quiere representar: Jesús es nuestra provisión. Nuestra confianza está en El.

Altar de Incienso: Intercesión por el pueblo de Dios, y adoración a Dios.
Significa: Oración y perdón, y representa: El sacrificio de Jesús es un olor dulce, como perfume y incienso por nosotros.

Candelero de Oro: La luz de Dios, fue alumbrada para siempre. Significa: Ministerio y misiones, representa: Jesus es la luz del mundo.

Velo: La representación de la separación entre Dios y los humanos. Era violeta y escarlata (reino y sangre). midio 8 metros alto y 10 centimetros grueso, pués se rasgó de arriba a abajo cuando Jesús murió en la cruz (Josephus el Historiador dijo que los Judíos lo cosieron rápidamente y lo culparon por el terremoto.
Significa: Nuestra relación y compañerismo con Dios es possible Representa: El velo es el cuerpo de Cristo (Heb l0:l9, 20). A través de su cuerpo quebrantado en la cruz, tenemos el derecho para entrar en el lugar santisimo como sacerdotes.

Arca de Pacto: Símbolo de la presencia de Dios. El sumosacerdote entró en frente del arca solamente una vez por año. Ahora, estamos en Cristo, y Cristo esta en nosotros continuamente.
Significado: aqui Se realiza una relación personal e intimidad Representa: Ahora, Jesús esta dentro de nosotros. Somos el arca del pacto. La maná está dentro de nosotros (Jua 6:32-35). El ley está escrito en nuestros corazones. Somos sacerdotes y el Sumosacerdote vive dentro de nosotros.

EL TABERNACULO DE MOISES

Significado de los Objetos

Dios mandó a Moisés construir un Tabernáculo por un lugar portable de adoración y sacrificios. Dios dió un plan espicífico a Moisés por este Tabernáculo. Había dos razones por esto. Primeramente, cada cosa dentro del Tabernáculo demonstró algo de Cristo a nosotros. Segundamente, este Tabernáculo es un retrato del luger del trono de Dios en los cielos.
En este estudio, yo escribo sobre los artículos en el orden invertido de la biblia. En la biblia, se presenta los artículos en el orden que Dios los ve. Pero yo voy a mostrarlos en el orden en que nosotros venimos a Dios.
En este estudio solamente nos concerne de los artículos dentro del tabernáculo, pero no del tabernaculo en si mismo.

EL ATRIO
* El atrio es el lugar de salvación y de sanctificación. Este es el primero parte de nuestro caminar con el Señor. Sin salvación y sanctificación nosotros no podemos hacer nada por o con Dios.

* El primer objeto en el atrio es el altar de holocaustos. Los altares son los lugares donde toda la gente puede hacer pactos con Dios. Sin un pacto con Jesús, es imposible acercarse a Dios. Cada tiempo que alguien necesita ir a Dios es necesario ir al altar. Nosotros tenemos que rendir nuestras vidas a Dios y permitirle cambiarnos a su semejanza para sus propósitos.

* Todas las ofrendas a Dios, si son por pecados o son ofrendas de amistad están dados aqui. Cuando damos una ofrenda a Dios como un holocausto, es imposible recibir algún beneficio en lo natural. El proceso de quemarlo, lo da totalmente a Dios.

* El altar es formado con dos materiales. La primera es madera. En el Antiguo Testamento, madera simboliza gente (hombre). Pero, la madera es cubierta con bronce. Este material simboliza sufrimiento. Sin el sufrimiento de Jesús, es imposible venir a Dios. Necesitamos ser cubiertos de la sangre de Jesús antes de acercarnos a Dios.

* El altar de bronce es cinco codos de longitud y cinco codos de anchura. El numero cinco simboliza gracia. Aunque el altar es un lugar de sufrimiento, es un lugar de gracia también. La altura del altar es tres codos. El numero cinco simboliza la trinidad. Los dos numeros juntos son un recordatorio que gracia es un regalo de la trinidad de Dios.

* Jesús vino aqui en la tierra como la ofrenda final por nosotros. Ya nosotros no necesitamos la sangre de los animales sobre el altar. La sangre de Jesús es el holocausto total por nosotros.

* Los cuernos representan fuerza. Los únicos dos objetos que tienen cuernos son los dos altares. Es a través de la obra del altar que viene nuestra fuerza. Aquí, nuestra fuerza viene de extender nuestras vidas en un sacrificio a Dios.

* El segundo objeto y el único otro que queda en el atrio es la fuente de bronce. Nosotros llegamos aqui despues de llegar al altar. Aunque somos lavados en la sangre de Cristo, es posible ensuciarnos otra vez.

* A la Santa Cena, Jesús lavó los pies de sus discípulos. En aquel tiempo, Jesús explicó a Pedro que si nosotros no somos lavados, el contacto con el mundo nos contamina. Es por este razón que Jesús lavó los pies de sus discípulos.

* Cada tiempo cuando los sacerdotes entraron en el tabernáculo para servir a Dios, siempre fue necesario por ellos lavarse antes de su servicio. Nosotros también necesitamos lavarnos, cada vez que entramos para servir a Dios.

* La fuente está lleno de agua. En la biblia, el agua simbolisa la Palabra de Dios. Nosotros necesitamos ser lavados continuamente con la Palabra de Dios.

* La sangre de Jesús nos lava de nuestros pecados.

EL LUGAR SANTO
* Este lugar es el lugar de servicio a Dios. Los tres objetos en el lugar santo simbolizan nuestro servicio a Dios. Sin servicio, nuestro valor a Dios es limitado. La primera cosa que esto nos dice es que nuestro servicio a Dios es santo, no es “normal o ordinario” (en la manera del mundo), es santo.

- El primer artículo en el lugar santo es el altar de incienso. El incienso simbolisa nuestras oraciones y nuestra adoración a Dios. Una parte muy importante de nuestro servicio a Dios es nuestras oraciones y nuestra adoración. En el libro de Nehemías, después de la reparación del muro, él escribó los nombres de las familias que vivían en Jerusalen. Tambien, escribió la cantidad de personas (hombres) en las tres divisiones de los Levitas. Hubo exactamente dos veces más personas en la division de los cantores que en la division de los sirvientes.

* Todos los artículos principales en el tabernáculo tuvieron anillos para transportarles. Este altar de incienso fue el único objeto con dos anillos, los otros objetos tuvieron cuatro anillos. La razón por esto es para que el altar se mantenga vertical a todo tiempo. Si hubiera tenido cuatro anillos, cuándo la gente de Israel subían o bajaban las colinas pues entonces el altar no podia mantenerse vertical. En nuestras vidas, hay tiempos cuándo subimos a los lugares altos en nuestro caminar con Dios. Hay otros tiempos cando bajamos a lugares bajos. Pero, de todo modo, nuestras oraciones y nuestra adoracion siempre ascienden directamente al trono de Dios en los cielos.

* Este altar es un lugar donde el fuego de Dios consume nuestras oraciones y nuestra adoración. Dios “come” nuestras oraciones y adoración. En este tiempo (el tiempo de fuego) estas cosas no son solamente las nuestras, sino pertenecen a Dios.

* Este altar es un codo de longitud y un codo de anchura y dos codos de alto. El número uno simboliza unidad, y el numero dos simboliza compañerismo. Este altar nos explique que aunque Dios es mostrado como tres personas diferentes en su revelación a nosotros, Él es un solo Dios. Nuestras oraciones y nuestra adoracion nos dan el derecho para tener compañerismo con este verdadero y único Dios.

* Con Jesús, nosotros tenemos el derecho para orar y adorar a Dios. Sin Jesús, la única oración que Dios oye es la oracion de arrepentimiento cuando aceptamos a Jesús por nuestro Señor y Salvador.

* Los cuernos representan fuerza. Los únicos dos objetos que tienen cuernos son los dos altares. Es a través de la obra del altar que viene nuestra fuerza. Aquí, nuestra fuerza viene de nuestras oraciones y adoración a Dios.

- La segunda cosa en el lugar santo es el candelero de oro. Esto es un símbolo de la luz de Dios en nuestras vidas. En el libro de Apocalipses, Juan escribió que el vió a Jesús en el centro de siete candeleros que representan las siete Espiritus de Dios.

* También este es un símbolo de nosotros, la luz del mundo. Jesús dice en tres evangelios que nosotros somos la luz del mundo. Una parte de nuestro servicio es ser una luz. Cual luz? La luz de Jesús brillando en nuestras vidas. Nosotros necesitamos brillar con nuestras acciones, amor y virtud para ser diferente del mundo. Necesitamos tambien mostrar al mundo el carácter de Jesús, y llevar la gloria de Dios en cada lugar donde andamos.

* Este candelero esta hecho de oro. En la biblia, el oro simboliza la divinidad de Dios. Nuestro servicio a Dios es como luz; sin Dios en nosotros nuestro servicio no tiene ningun valor.

* Muchas personas piensan que este candelero es muy grande. Pero, la biblia dice que está hecho de un talento de oro. El oro es muy pesado, por consiguiente es imposible que es muy grande. Probablemente, este candelero era aproximamente un metro de alto.

* Hay siete flamas en este candelero. El numero siete simboliza perfección o realización. En este caso, dice que nuestro servicio necesita ser completo. No es suficiente hacer solamente una parte del servicio. Para hacer una parte y no todo es pecado. Dios demanda la obediencia total.

* Jesús vino al mundo para proveer una luz en nosotros y por nosotros. Sin esta luz, es imposible que uno descubra el amor de Dios.

- El ultimo articulo en el lugar santo es la mesa de pan. Esto es el lugar de compañerismo con Dios. En este lugar, nosotros renovamos nuestro pacto con Dios.

* Esta mesa sostiene el pan de Dios. Otro nombre por este pan es “el pan de su presencia.” Durante dos mil años, esta mesa sostenía la Cena del Señor (pan y vino) esperando por Jesús para venir para celebrar esta cena de pacto con sus discípulos.

* Cada dia, se substituya el pan de ayer por un nuevo pan fresco de hoy. Esto es un símbolo que las cosas de Dios son siempre nuevas. Cada dia, Dios tiene nuevas revelaciones por nosotros. Cada dia, la misericordia de Dios es nueva. Cada dia, el amor de Dios es nuevo por nosotros. Tambien cada dia, Dios desea renovar su pacto con nosotros.

* Esta mesa es un codo de longitud, dos codos de anchura y un codo y media de alto. Uno simboliza unidad, dos simboliza compañerismo. ¿Pero que significa uno y medio? No hay lugar en la biblia donde hubo partes de números. Pero, uno y medio es el mismo que tres medios. El numero tres simboliza la trinidad. Por tanto, esta mesa es un recordatorio que el compañerismo con Jesús es el mismo que el compañerismo con la trinidad. Es imposible separar Jesús de las otras partes de la diedad.

EL LUGAR SANTISIMO
• El lugar santisimo es el lugar de la presencia de Dios. Solamente cuando nosotros somos salvos y sanctificados y servimos a Él, que es posible entrar en su presencia. Nosotros necesitamos cada acción que es asociada con cada artículo en nuestras vidas para prepararnos para entrar en la presencia del Señor.

- Hay solamente un artículo en el lugar santísimo; es el arca del pacto. Este es una caja de madera cubrierta con oro. O, simbólicamente refiere a una gente cubierta con Dios. Es imposible entrar en la presencia de Dios sin su cubierta y su divinidad en nuestras vidas. Recibimos esto de Jesús.

* Dentro del arca del pacto hay tres objetos:

- La ley de Dios. En hebreo la palabra por ley es “tora.” Este simboliza la santidad de Dios. Necesitamos andar en obediencia a Él.

- Un vaso de maná. Esto simboliza la provisión de Dios.

- La vara de Aarón. Esto simboliza el poder y la unción de Dios.

* Sobre el arca es la silla de misericordia de oro puro. En ambos lados hay ángeles. Estos ángeles forman una parte de la silla. Esto es el trono de Dios. En el Antiguo Testamento, el fuego de Dios habitó en este lugar.

* Hay cuatro anillos en el arca. Asi, los Levitas lo llevaron. Esto es el único artículo en el tabernáculo sobre el cual la biblia dice que los anillos estuvieron en la base del artículo. Por todos los demas, los anillos estuvieron por encima. Cuándo los Levitas llevaron el arca, los objetos dentro del arca estuvieron a la elevación de la altura de las cabezas de los Levitas. Es por esta razon que podemos comprender la ley, la provision y la uncion de Dios. Pero, la misericordia de Dios es mucho más alto que nuestro entendimiento.

* El arca es dos y media codos de longitud ,y uno y media codos de anchura y uno y media codos de alto. El numero cinco (cinco medios = dos y media) representa gracia; el número tres (tres medios = uno y media) representa la trinidad. El arca entero representa la gracia del trinidad que Dios tiene por nosotros.

Cuando miramos a todos los artículos en el tabernáculo debemos entender que tienen grande significado por nosotros en este dia. Estas cosas no son símbolos solamente para los Judíos, sino por nosotros tambien.

Sacerdotes,

estoy meditando en porque se le hace tan dificil a uno como cristiano dominar la lengua,  y buscando que dice la palabra sobre esta, me doy cuenta por qué santiango dice que es capáz de enceder un gran monte,

Jas 3:5 Así también es un miembro pequeño, y sin embargo, se jacta de grandes cosas. Mirad, ¡qué gran bosque se incendia con tan pequeño fuego!

Aquí publicó un estudio que encontré del pastor Billy Graham, acerca de esta, espero que pueda ser de ayuda para todos.

LOS PECADOS DE LA LENGUA

( Parte I )

Por Billy Graham

Si hay una palabra que en resumen pueda caracterizar el estado presente de la humanidad, es la palabra confusión.

Hay confusión en la esfera del programa político internacional.

Hay confusión en el aspecto moral. No tenemos un modelo ni un criterio que seguir. Hemos rechazado el Sermón del Monte y Los Diez Mandamientos como nuestras normas de moralidad, nuestra conciencia se ha cauterizado y en algunos respectos ya esta muerta. En su proceso de endurecimiento ya se esta solidificando. Hemos perdido la sensibilidad hacia el pecado.

Hay confusión en la esfera de la enseñanza. Hemos olvidado que la Biblia enseña que el principio de la sabiduría es el temor de Dios. Algunos educadores afirman que todavía podemos construir un nuevo orden en el mundo, aun cuando hemos abjurado nuestras tradiciones anteriores y nuestra herencia religiosa. El mundo educativo ha perdido su centro magnético y ya no es capaz de marcar el rumbo por el cual nuestra juventud debe caminar. La verdadera sabiduría no puede existir apartada del temor de Dios y de la confianza en Cristo.

Hay confusión en la vida de la política nacional. En ella se pueden ver las más grandes y enconadas divisiones del todas las que se han observado durante varias de las ultimas décadas. Grandes y viciosas campañas se llevan a cabo para elegir a este o a aquel individuo. El ciudadano ordinario se encuentra confundido de todo esto. Los hombres de la política hacen afirmaciones un día y cambian por completo su punto de vista el día siguiente con el propósito de agradar a algún otro partido político del país. La integridad moral y la veracidad parecen haber desaparecido. Ya no tenemos estadistas que defiendan lo que pretenden sino estadistas que están caminando para obtener algo para si mismos.

Uno de los problemas básicos reinantes en el mundo entero es que ya no tenemos confianza los unos en los otros. Hemos perdido la confianza en la veracidad y en la integridad de otro hombre. En el campo internacional no podemos creer la palabra de nuestros enemigos, y ellos dicen que no nos pueden creer a nosotros. Algunos de nuestros jefes en la política están mirando a través de lentes color de rosa y olvidan las palabras de la Biblia, que dicen: “Todo hombre es mentiroso.” Hemos puesto nuestra confianza en los hombres en vez de ponerla en Dios. Jesús dice: “Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.” ( Juan 8:44b ) Cuando aprenderemos que el diablo está dirigiendo las vastas operaciones mundiales del comunismo? Ellos actúan sobre la suposición de que si se repite una mentira el suficiente número de veces la gente por fin la creerá.

La Biblia tiene tanto que decir acerca de la mentira como lo que dice acerca de cualquiera otra cosa. Santiago dijo: “y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua esta puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno”. (Santiago 3:6 ). Entre los grandes problemas de los cristianos se encuentran los pecados de la lengua. Si alguien puede dominar su lengua entonces podrá dominarse a si mismo. Si alguien puede vencer la lengua entonces podrá estar seguro de que tendrá una real y duradera victoria.

Santiago dice: “Porque toda naturaleza de bestias, y de aves, y de serpientes, y de seres del mar, se doma y ha sido domada por la naturaleza humana; pero ningún hombre puede domar la lengua, que es un mal que no puede ser refrenado, llena de veneno mortal.”

( Santiago 3:7-8 ).

Hay muchas manifestaciones de los pecados de la lengua. El enojo es una de ellas. Aunque la ira o el mal genio es un pecado del espíritu, en su sentido primario, acontece muchas veces, que el perder el dominio de la lengua se considera como un pecado de la lengua.

Hay muchas variedades de la ira, tales como la indignación, la irritación, la impaciencia, la vejación, el odio, la exasperación, el resentimiento, la pasión, el mal humor, la rabia, el furor, y estas se expresan con toda clase de coléricas palabras que se extienden desde las palabras fríamente picantes y llenas de sarcasmo hasta las que brotan candentes con la flama de la furia. Dios las condena a todas y dice que son pecados en su presencia. Cada expresión de ira esta llena de peligro, aun la forma más noble de la indignación. Alguien ha dicho que si se tiene la razón no hay motivo para perder el dominio de si mismo y si se esta equivocado nada se aventaja con dar rienda suelta a la lengua. Las palabras iracundas nunca han mejorado una situación. El hombre más sabio del mundo declaró que el que tarda en airarse es de grande entendimiento; mas el que es impaciente de espíritu enaltece la necedad. La Biblia dice: “La blanda respuesta quita la ira; mas la palabra áspera hace subir el furor.”

( Proverbios 15:1 )

La Biblia vuelve a decir: ” Cruel es la ira, e impetuoso el furor”; ( Proverbios 27:4.a ) Jesús dijo: “Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable del juicio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno del fuego.” ( Mateo 5:22 ) Pablo dijo: “Airaos, y no pequéis.” ( Efesios 4:26 a )

Muchos cristianos excusan su mal humor en diferentes formas. Algunos de ellos, entre los más rebeldes, en efecto, se sienten orgullosos de su espíritu ingobernable. He oído decir que una de las excusas más comunes es la de atribuir el mal genio a los nervios, haciendo así de una falta y un pecado un achaque. Es mucho mejor reconocer el pecado, arrepentirse, confesarlo, dejarlo y humildemente dar satisfacción de al. La Biblia enseña que Dios puede dar victoria en la vez  de las más  grandes derrotas.

Otro pecado de la lengua que es muy común en todo el mundo es la blasfemia. El tercer mandamiento declara: “No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque no dará por inocente Jehová al que tomare su nombre en vano.” ( éxodo 20:7 ). Una de las cosas más nauseabundas en el lenguaje hoy día es la blasfemia, la maldición y el tomar el nombre de Dios en vano. Muchos jefes en la política y hombres que ocupan puestos de importancia son dados a maldecir y blasfemar. En las aulas de los colegios y las universidades muchos profesores son culpables de usar el nombre de Dios en vano presentando así un pobre y terrible ejemplo a los alumnos a quienes están tratando de enseñar.

Muchas personas maldicen para asombrar a las personas que los rodean, para ser viles, para tratar de deshacerse de un complejo de inferioridad o sencillamente para exhibirse. Pero la Escritura dice: “Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificacin, a fin de dar gracia a los oyentes” ( Efesios 4:29 ).

La Biblia enseña que un hombre que pude gobernar su lengua puede gobernar toda su personalidad. Si usted no puede dominar su lengua en cuanto al maldecir, la Biblia enseña que esta usted esclavizado, y que el maldecir es un pecado del cual usted es culpable ante Dios. Hay lenguajes en el mundo con riqueza de vocabulario, pero, aun así, hay lisiados verbales que tienen que cojear con muletas de palabras sospechosas que los lanzan al infierno, según nos dice la Biblia.

 Otro pecado de la lengua que prevalece en todo el mundo y que es la raíz de muchos de nuestros problemas actuales es el pecado de la mentira. Los Diez mandamientos condenan el falso testimonio y el Señor ordena directamente a Moisés y al pueblo de Israel que no mintieran los unos a los otros. El apóstol Pablo hace eco de la misma palabra cuando dice: “no os engañeís”. La Biblia entera condena la mentira como uno de los pecados más graves. Pone la mentira lado a lado con el asesinato y el adulterio.

Se han dicho mentiras en las campañas políticas de las cuales serán responsables los jefes de la política ante el juicio de Dios. Se hacen promesas que los que las hacen jamás intentaban cumplir y sólo las hacían para ganarse los votos y la influencia de los delegados o del publo. Qué Dios tenga misericordia de ellos! Cómo podremos limpiar el mundo de tanta infección de mentira?

La mentira no se relega solamente al campo de la política. Existe en la esfera de los negocios y en los intercambios sociales. A cuantas personas he oído contar, sin ruborizarse, las mentiras que han dicho para poder salir con ventaja de algún aprieto. Muchos cristianos son culpables de mentir. Algunas personas harán un esfuerzo para no mentir, pero si las circunstancias se vuelven comprometedoras, muchos no vacilaran en tomar el camino de la mentira para salir de su dificultad, considerando ellos que han escogido entre el menor de los

males; el otro mal sería, según su opinión, las consecuencias que vendrán de admitir la verdad. A todo cristiano se le dice que el debe evitar la mentira y tener desconfianza de los que la practican.

Muchas personas han preguntado qué es lo que es una mentira? Una mentira es cualquier clase de engaño premeditado. Si no hay un intentado engaño entonces no es mentira; pero si se hace el esfuerzo en dejar una impresión contraria a la verdad pura, entonces se está mintiendo. Cuán innumerables son las falsedades perpetradas cada día en los negocios y en las relaciones sociales. Con palabras, miradas y acciones, los hombres traman el dejar impresiones sobre otros, por razones egoístas, que son contrarias a la verdad.

Si usted es culpable de mentir, yo oro a Dios porque usted lo confiese y deje de mentir desde hoy. La Biblia nos avisa que el que se da al falso testimonio no dejará de ser castigado, y el que habla mentira no escapará. Jesús dijo: “Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias. Estas cosas son las que contaminan al hombre” ( Mateo 15:19,20 ). En otras palabras, Jesús pone el mentir lado a lado con todos estos terribles pecados.

Otro pecado de la lengua que prevalece entre los cristianos es el pecado de criticar. Vamos por todas partes sacando las pajas de los ojos de nuestros hermanos cuando tenemos vigas en los nuestros. Jesús dijo: “No juzguéis para que no seréis juzgados. Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os será medido.” ( Mateo 7:1,2 ). Y agrega: Hipócrita! Saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces veras bien para sacar la paja del ojo de tu hermano.” ( Mateo 7:5 ) Este consejo de Cristo no quiere decir que no debemos darnos cuenta de la maldad ajena, sino que debemos contender primero con el mal proceder en nuestra propia vida. Hay muchos cristianos que no se atreverían a hacer ciertas cosas mundanas, pero al mismo tiempo están llenas de orgullo, de chismes, de malicia y pecados del espíritu que son cosas mucho mas mundanas y pecaminosas ante los ojos de Dios que algunas de las faltas visibles. Mundanalidad es cualquier cosa que se interpone entre el cristiano y Dios.

Otro pecado de la lengua es el murmurar. La Biblia dice: “Haced todo sin murmuraciones y contiendas.” ( Filipenses 2:14 ). El único remedio que yo he encontrado para el murmurar es el orar sin cesar.

Otro pecado de la lengua es el lenguaje obsceno. La Biblia nos dice: “Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca.” ( Efesios 4:29.a ) En otras palabras no permitas ninguna palabra obscena salir de tu boca. Los cuentos impuro y lo chistes ambiguos que se encuentran por todas partes deben ser evitadas por los cristianos como si fuera una peste.

Los problemas del mundo se pudieran resolver de la noche a la maraña si el mundo pudiera tener la victoria del dominio sobre la lengua. Supongamos que no existiera la ira, que no existiera la blasfemia y que no existiera la mentira que todos dijeran la verdad en cada palabra, que nadie murmurara o se quejara; supongamos que nadie hablara asquerosa y suciamente qué diferente seria el mundo! La Biblia dice: “Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa. Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura , después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía. Y el fruto de justicia se siembra en paz para aquellos que hacen paz.” ( Santiago 3:16-18 ).

Si usted es culpable de estos pecados, yo le ruego que venga a Cristo, confesando y dejando sus pecados, y pidiendo perdón.

La Biblia dice: “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.” ( 1 Juan 1:9 ).

En este momento usted puede arreglar cuentas con Dios. Puede entregar su corazón y su lengua a Cristo Hoy, puede usted darle toda su personalidad a Cristo y así nacer de nuevo. Usted puede tener el poder sobrenatural del Espíritu Santo que le puede dar la victoria sobre la lengua.

Sacerdotes,
Dios les bendiga mucho, la oración es algo de lo que nunca debemos cansarnos de hablar, y enseñar, por lo tanto, pongo en sus manos este estudio, espero que pueda ser de edificación para ustedes. Por cierto trata de la vida de oración de Jesús, quien fue nuestro modelo a seguir.

Adelante, y sigamos formando nuestro sacerdocio real…

 

La Oración

Jesús fue un Hombre de oración. En repetidas ocasiones buscó la quietud de un monte para orar a su Padre celestial, De estos retiros de oración salía Jesús para ir en busca de los necesitados y proveerles lo que necesitaban. La oración era el manantial de su poder, la fuente de energía para su ministerio.

Es fácil comprender, pues, por qué acudieron a él los discípulos con la petición: “Señor, enséñanos a orar.” Ellos se daban cuenta de la dedicación de su Maestro a la oración y el efecto de esta práctica en su vida. Esto les hizo sentir el deseo y la necesidad del poder de la oración en su propia vida.

Es interesante ver como respondió Jesús a la petición que le presentaran.

En primer lugar, les proveyó un modelo para la oración. Luego, les ilustró por medio de una parábola el espíritu y la actitud de la oración eficaz. No podía ser escaso de enseñanzas ante una inquietud de tanta importancia para ellos.

¿No es común escuchar esta ciase de inquietud en el día de hoy? ¿Quién de nosotros no anhela tener una vida de oración más eficiente? Por eso, con toda humildad debemos buscar en la oración del Señor no solo un modelo para la oración sino también la verdadera actitud y motivación para orar.

El hábito de la oración debe formarse de manera consciente. Así como se necesita de fuerza de voluntad para deshacerse de un hábito malo, también se requiere de disciplina para que se forme un hábito bueno. Los que hacen ejercicios físicos con regularidad (o los que quisieran hacerlos) saben que lo que se dijo antes es la verdad. Con mucha facilidad podemos extraviarnos, a menos que nos esforcemos y nos propongamos hacer lo que es correcto.

Jesús acostumbraba orar por la mañana. “Levantándose muy de mañana, siendo aún muy oscuro, salió y se fue a un lugar desierto, y allí oraba” (Marcos 1:35). Jesús oraba también por la noche. “Y después que los hubo despedido, se fue al monte a orar; y al venir la noche, la barca estaba en medio del mar, y él solo en tierra” (Marcos 6:46, 47).

Jesús oraba a solas. “Mas él se apartaba a lugares desiertos, y oraba” (Lucas 5:16). A veces pasaba la noche entera en oración. “En aquellos días él fue al monte a orar, y paso la noche orando a Dios” (Lucas 6:12).

Los discípulos indudablemente observaban esta entrega de su Maestro a la oración. Siempre que El se ausentaba, todos sabían que era porque había ido a orar. La oración era su estilo de vida. Jesús no se exponía a la presión de su ministerio público sin recibir antes la bendición y la fuerza de su Padre mediante la oración.

Analicemos acerca de la vida de oración de Jesús.

Mateo 14:22-23

“En seguida Jesús hizo a sus discípulos entrar en la barca e ir delante de él a la otra ribera, entre tanto que él despedía a la multitud. Despedida la multitud, subió al monte a orar aparte; y cuando llegó la noche, estaba allí solo.”


Marcos 6:45-47

“En seguida hizo a sus discípulos entrar en la barca e ir delante de él a Betsaida, en la otra ribera, entre tanto que él despedía a la multitud. Y después que los hubo despedido, se fue al monte a orar; y al venir la noche, la barca estaba en medio del mar, y él solo en tierra.”

 

Juan 6:16-17

“Al anochecer, descendieron sus discípulos al mar, y entrando en una barca, iban cruzando el mar hacia Capernaum. Estaba ya oscuro, y Jesús no había venido a ellos.”

22-23   “En seguida Jesús hizo a sus discpulos entrar en la barca e ir delante de él a la otra ribera, entre tanto que él despeda a la multitud. Despedida la multitud, subió al monte a orar aparte; y cuando llegó la noche, estaba all solo.”    Marcos 6:45-47   “En seguida hizo a sus discpulos entrar en la barca e ir delante de él a Betsaida, en la otra ribera, entre tanto que él despeda a la multitud. Y después que los hubo despedido, se fue al monte a orar; y al venir la noche, la barca estaba en medio del mar, y él solo en tierra.”    Juan 6:16-17   “Al anochecer, descendieron sus discpulos al mar, y entrando en una barca, iban cruzando el mar hacia Capernaum. Estaba ya oscuro, y Jesús no haba venido a ellos.”

1.1 ¿Cuál era la necesidad que tenia Jesús en estas lecturas?

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Respuesta:

Orar a solas.

No siempre es fácil encontrar tiempo para orar a solas y menos cuando uno está rodeado de una multitud y continuamente acompañado por sus colaboradores. ¿Qué hizo Jesús en estas circunstancias?

(1) Alejó a sus discípulos. “hizo a sus discípulos entrar en la barca”. Literalmente dice “obligó (ordenó) a sus discípulos a subir a la barca. e ir delante de él a la orilla opuesta” Posiblemente ellos querían quedarse a su lado, pensando que le estaban haciendo un favor con su compañía.

(2) Despidió a la multitud. Así dio por terminada la reunión. Pero tuvo que quedarse un tiempo más porque probablemente muchos vendrían a él para darle las gracias y decirle algo antes de irse.

(3) Buscó un lugar solitario. “subió al monte a orar aparte” o “en privado”. La expresión “a orar” está en aoristo en griego, esto indica la urgencia ante una tentación.

Marcos 6:48

“Y viéndoles remar con gran fatiga, porque el viento les era contrario, cerca de la cuarta vigilia de la noche vino a ellos andando sobre el mar, y quería adelantárseles.”

 

Juan 6:18

“Y se levantaba el mar con un gran viento que soplaba”

48   “Y viéndoles remar con gran fatiga, porque el viento les era contrario, cerca de la cuarta vigilia de la noche vino a ellos andando sobre el mar, y quera adelantárseles.”     Juan 6:18  “Y se levantaba el mar con un gran viento que soplaba”

2.do Punto, Veamos:

Mateo 14:24-25

“Y la barca estaba en medio del mar, azotada por las olas; porque el viento era contrario. Mas a la cuarta vigilia de la noche, Jesús vino a ellos andando sobre el mar”

24-25   “Y la barca estaba en medio del mar, azotada por las olas; porque el viento era contrario. Mas a la cuarta vigilia de la noche, Jesús vino a ellos andando sobre el mar”


1.2 ¿A qué hora aproximadamente comenzó Jesús a caminar sobre el lago? En base a esto ¿cuántas horas dedicó a la oración?

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Respuesta:

Jesús comenzó a caminar a la “cuarta vigilia de la noche”. La cuarta vigilia abarcaba desde las 3 a las 6 hs. de la noche. La Nueva Biblia Española traduce directamente “de madrugada”. Si esto ocurrió durante el verano (porque antes de la multiplicación de los panes Jesús hizo sentar a la gente sobre la hierba verde) se hizo oscuro aproximadamente a las 20.00 a 20.30 hs. y fue en ese momento que se quedó solo en la montaña. Si reducimos al máximo el tiempo que dedicó a la oración, debemos pensar que oró unas 6 horas (desde las 21 a las 3). Pero si Jesús vino a sus discípulos antes que amaneciera y le damos más tiempo, tendríamos que admitir que estuvo orando desde las 20.30 hasta las 5.30 hs. en total: 9 horas.

1.3 ¿Qué estaba haciendo Jesús antes de comenzar a orar, en base a esto, cual era el vdescaso de Jesús luego de ministrar a la multitud en esta ocasión? (Mt. 14.13-21)

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Respuesta:

Jesús acaba de ministrar a la multitud, y de efectuar el milagro de los panes y los peces, por lo tanto, era de esperarse que él expresara su cansancio de una forma común, durmiendo, recostado, etc… pero aparentemente el descansaba al presentarse en oración delante de su Padre Celestial, ya que luego de esto, estuvo largo tiempo orando en el monte solo. (Mt. 14.23)

1.4 ¿Alguna vez ha pasado orando las horas que Jesús paso en esta lectura,;cual es el tiempo que generalmente pasa de oración a solas con Dios?

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Lucas 9:28-29
La transfiguración
(Mt. 17.1-8; Mr. 9.2-8)
Aconteció como ocho días después de estas palabras, que tomó a Pedro, a Juan y a Jacobo, y subió al monte a orar.
Y entre tanto que oraba, la apariencia de su rostro se hizo otra, y su vestido blanco y resplandeciente. 32 Y Pedro y los que estaban con él estaban rendidos de sueño; mas permaneciendo despiertos, vieron la gloria de Jesús, y a los dos varones que estaban con él.

33 Y sucedió que apartándose ellos de él, Pedro dijo a Jesús: Maestro, bueno es para nosotros que estemos aquí; y hagamos tres enramadas, una para ti, una para Moisés, y una para Elías; no sabiendo lo que decía.

34 Mientras él decía esto, vino una nube que los cubrió; y tuvieron temor al entrar en la nube.

35 Y vino una voz desde la nube, que decía: Este es mi Hijo amado;(B) a él oíd.

36 Y cuando cesó la voz, Jesús fue hallado solo; y ellos callaron, y por aquellos días no dijeron nada a nadie de lo que habían visto.

 

28-29  La transfiguración   (Mt. 17.1-8; Mr. 9.2-8)   Aconteció como ocho das después de estas palabras, que tomó a Pedro, a Juan y a Jacobo, y subió al monte a orar.  Y entre tanto que oraba, la apariencia de su rostro se hizo otra, y su vestido blanco y resplandeciente. 32 Y Pedro y los que estaban con él estaban rendidos de sueño; mas permaneciendo despiertos, vieron la gloria de Jesús, y a los dos varones que estaban con él.  33 Y sucedió que apartándose ellos de él, Pedro dijo a Jesús: Maestro, bueno es para nosotros que estemos aqu; y hagamos tres enramadas, una para ti, una para Moisés, y una para Elas; no sabiendo lo que deca.  34 Mientras él deca esto, vino una nube que los cubrió; y tuvieron temor al entrar en la nube.  35 Y vino una voz desde la nube, que deca: Este es mi Hijo amado;(B) a él od.  36 Y cuando cesó la voz, Jesús fue hallado solo; y ellos callaron, y por aquellos das no dijeron nada a nadie de lo que haban visto.

1.5 Quienes acompañaron a Jesús en esta ocasión, y a que lugar fueron a orar?

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

1.6 ¿Qué les pasó al rostro y a las vestiduras de Jesús mientras oraba?

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

1.7 ¿Los que acompañaron a Jesús, también oraron?

1.8 ¿Por qué usted cree que ni el rostro, ni las vestiduras de los discípulos cambio durante este acontecimiento, que puede aprender de esta lectura ?

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

1.9 ¿Depende usted de la oración para hacer las cosas que Dios le ha comisionado hacer, y como sabe que realmente depende de la oración?

________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

2.0 Meditación personal:


Si Jesús, siendo el Hijo de Dios, tuvo necesidad de pasar mucho tiempo a solas en oración, ¿cuánto más nosotros? La oración en familia es importante, lo mismo que el tiempo de oración en el grupo y en la iglesia, pero ninguno de estos tiempos comunitarios de oración pueden reemplazar la intimidad personal con el Señor. Que esta semana cada uno se proponga en su interior a pasar un tiempo más extendido a solas con Dios. Es decir que, algunos podrían dedicar a la oración al menos el doble de lo que acostumbran, otros, varias horas, y los que sienten una carga muy grande, podrían hacer lo mismo que Jesús: alejarse de todos y pasar una noche o un día entero orando.

El orgullo, la arrogancia y la soberbia, se definen en un sólo, espíritu, cuyo nombre es Leviatán.

Este espíritu es la raíz de tos los pecados, debido a que fue el pecado que llevó a Satanás a rebelarse en contra de Dios. Una persona que camina con orgullo, puede caer en cualquier pecado. Cada vez que una persona se enorgullece, le recuerda a Dios la rebelión que ocurrió en el cielo. Hoy día, hay un sin número de personas que han caído en pecado y no se han vuelto a levantar por causa del orgullo que anida en su corazón.

Orgulloso: Uno que depende de sus habilidades, de lo que sabe y de lo que ha aprendido. Por esta razón, vive independientemente de Dios y de los demás.

Soberbio: Es aquel que tiene una excesiva estima de sí mismo y menosprecia a los demás. Es uno que se jacta de sus logros pasados y presentes, creyendo que todo lo que ha logrado es gracias a su propia fuerza; por lo tanto, no le da la gloria a Dios. A esto la Biblia le llama “vanagloria de la vida”.

Arrogancia: Es la actitud por la cual alguien que se siente superior, menosprecia a los demás; ya sea, por su nivel intelectual, por el color de su piel, por el país de origen o cualquier otra razón que lo haga sentir superior.Dios la resiste, la rechaza cara a cara, porque Él aborrece el pecado de arrogancia.

El orgullo y la soberbia son la misma esencia de la naturaleza diabólica, porque la persona con estas actitudes está negándose a obedecer la autoridad legítima de Dios. Esto, exactamente, es lo que Lucifer hizo cuando habitaba en el cielo. Estudiemos cómo Dios aborrece el orgullo.Proverbios 6.16, 17.


Es impresionante damos cuenta de que, muchas veces, hemos actuado con orgullo, soberbia y arrogancia, sin darnos cuenta que, con estas actitudes, estamos ultrajando a Dios. En cada persona, existe un nivel de orgullo, y de alguna manera, ha ultrajado a Dios, hiriendo su corazón.
Números: 15.30
Dios abomina toda persona altiva de corazón:
Abominable es para Jehová todo altivo de corazón; ciertamente no quedará impune”.
Proverbios 16.5
Autosuficiente
La persona autosuficiente pone su confianza en sus habilidades naturales. No le gusta trabajar en equipo, tiene un espíritu individualista. El autosuficiente considera que no necesita de los demás y siempre pone una excusa para no trabajar en grupo. Es un individuo que vive independientemente de Dios.

Perfeccionista El perfeccionismo es uno de los resultados de la soberbia, y refleja lo que hay en el corazón. Por ejemplo, la persona perfeccionista, nunca está conforme consigo misma ni con lo que hace, y tampoco se pone de acuerdo con los demás. El perfeccionista se pone metas o normas de exigencia por encima de lo normal; si las consigue, se siente superior; si por el contrario, no las consigue, se frustra, se critica y se menosprecia a sí mismo y a los demás.

Egoísta
Es una persona que trata de satisfacerse a sí misma, sin importarle los demás. Esto es un gran problema en el matrimonio y es la razón de muchos divorcios. El hombre orgulloso y soberbio llega a pensar que nada le va a satisfacer en esta vida. Trata de llenar su ego con dinero, fama, sexo y cualquier cosa que crea que puede saciarlo. Busca la auto-gratificación a toda costa y siempre está pidiendo más; nunca logra estar satisfecho.

Competitiva
Una persona a la que le gusta la competencia es soberbia, pues lucha por sobresalir y ser reconocida. Al competitivo, le gusta llamar la atención y conseguir los aplausos. Nuestra única competencia es contra nuestro viejo hombre, contra nuestra carne.

Rencorosa
La persona rencorosa tiene grandes dificultades para perdonar, no puede aceptar las ofensas porque hieren su ego. Es muy vengativa y siempre está preocupada por su reputación. Este tipo de persona prefiere razonar y complacer su orgullo antes que perdonar. Sin embargo, a una persona humilde la hieren y no le importa si la herida es grande o pequeña perdona fácilmente

Voluntariosa y ambiciosa
Esta gente siempre quiere hacer su voluntad. Dice frases como: “eso debería hacerse así” o “yo lo haría diferente y mejor”. Es ambiciosa y siempre quiere tener una posición de alto rango en el trabajo, en la iglesia y en todo lugar. Cada vez que se le manda a hacer algo, lo hace a su manera. Le cuesta creer en la palabra de Dios.


La incredulidad
es el producto de la soberbia en un grado avanzado. La persona soberbia se caracteriza por ser y trabajar independientemente de Dios; y también, por creer que en sus propias fuerzas, puede lograrlo todo y poseer las bendiciones de Dios por sí misma.Hay ocasiones en que nuestra fe no crece porque hay soberbia en nuestros corazones; porque dependemos mucho de lo que sabemos, y nos cuesta descansar en Dios.

Dios no nos va a usar por lo buenos que seamos o porque conozcamos mucho la Biblia. Dios nos va a usar por su misericordia y por su gracia.La soberbia es la raíz de todo pecado, la raíz de toda debilidad, la raíz de toda independencia de Dios; por lo tanto, probemos nuestro corazón, para identificar si tenemos orgullo en algún área de nuestra vida.Es contenciosa “Ciertamente la soberbia produce discordia, pero con los prudentes está la sabiduría”. Proverbios 13.10. Porque para satisfacer las demandas de su orgullo, está siempre tratando de probar que está en lo correcto. Siempre se está justificando y discutiendo para demostrar que es mejor y superior que cualquier otra persona, a la que pueda estar viendo como una amenaza.

El espíritu de orgullo viene desde que Satanás pecó y su corazón se enalteció en contra de Dios. Fue el orgullo lo que lo llevo a la destrucción. Se encontró en él pecado de iniquidad y orgullo, y por esa razón, Dios lo derribó de los cielos.

Leviatán: Significa Rey sobre los hijos de orgullo.
Cuando una persona es controlada o influenciada por el espíritu de orgullo o Leviatán, presenta tres características principales:

Terquedad.
Dureza de Cerviz.
Dureza de corazón.

Isaías 27.1El orgullo ciega a la persona, impidiendo que reciba y camine en el pacto que tiene a través de la sangre de Jesús. Algunas personas no tienen revelación de lo que es liberación, sanidad, prosperidad, fe y otras verdades que están en la Biblia. Se requiere humildad para recibir la revelación del pacto, y muchas veces, las personas no están dispuestas a humillarse. Por eso, hay muchas verdades hoy día que las personas no entienden, debido a que están cerradas a lo que Dios está haciendo. Es impresionante, ver a muchos creyentes rechazar el bautismo con el Espíritu Santo, a otros rechazar la liberación y a otros, partes del Nuevo Testamento. Ellos dicen: “mi denominación tiene la verdad”; estas expresiones hacen parte del orgullo religioso. El orgullo le dará batalla en todo lo que usted haga. Un consejo importante: Nunca se meta en contienda con una persona orgullosa, porque siempre habrá discusión debido a que la contienda es parte de su vida, es algo que lleva por dentro, y su satisfacción es ver humillada a la persona que se atreva a oponérsele. Toda persona contenciosa es orgullosa. La palabra de Dios nos enseña que Dios resiste a los soberbios.


Algunas personas no pueden recibir liberación del espíritu de Leviatán porque su reino está protegido con escudos.

Por ejemplo, algunas personas influenciadas por este espíritu, se protegen con espíritus de rechazo, lujuria, inseguridad, vergüenza, temor, espíritus religiosos y otros.

Todos estos espíritus se encuentran en una persona que tiene espíritu de orgullo. Algunas veces, las personas dan “razones” por las cuales son orgullosas. Todo el tiempo están levantando paredes para no dar amor ni darle el corazón a nadie.Lo más terrible de todo esto, es que la persona que tiene el espíritu de Leviatán, está tan cegada que no se da cuenta de que es orgullosa.Estas razones provienen de los espíritus (escudo del Leviatán), que están ejerciendo su tarea de protegerlo.Dios mismo tiene que romper ese corazón a través del padecimiento y del dolor para poder penetrar esa coraza. Hágase esta pregunta: Hay algún área de mi vida que es impenetrable, que la estoy cubriendo de alguna manera? El poder de Leviatán es roto, solamente cuando echamos fuera aquellos espíritus que lo protegen.

El orgullo es un espíritu que bloquea a una persona para que no pueda fluir en lo espiritual.A menudo, las personas a las que les cuesta mucho fluir en los dones del Espíritu Santo y la unción, son las que están batallando con el espíritu de Leviatán. Leviatán gobierna sobre algunos grupos que rechazan el bautismo con el Espíritu Santo y sus dones.El enemigo habla a la mente y al corazón de la persona orgullosa, dándoles razonamientos y excusas, tales como: “tú lo tienes todo, no necesitas nada más, no necesitas cambiar, tu denominación es la correcta y todo el mundo está mal, tú tienes la sana doctrina”.

Dios quiere cambiar eso por medio de su Espíritu Santo; pero nosotros, por nuestro orgullo, no lo dejamos.

El espíritu de orgullo en una persona, bloquea todo aquello que la pudiera llevar a cambiar para mejorar y ser diferente; bloquea su corazón para que, al momento de ser corregida, rechace la corrección y no pueda crecer espiritualmente, que es lo que sucede cuando una persona recibe la disciplina.Los demonios suman fuerza cuando se juntan (crean una cadena de ataduras en la persona, ayudándose mutuamente para mantener protegido al hombre fuerte. Si estas personas no buscan liberación, pueden permanecer atadas durante muchos años; pero, en el momento en que deciden humillarse y arrepentirse, el Señor puede y quiere obrar en ellas.Este espíritu es un dragón que se manifiesta a través de la lengua.
“Así también la lengua es un miembro pequeño pero se jacta de grandes cosas. He aquí, ¡cuán grande bosque enciende un pequeño fuego!”


Santiago 3.5

Ésta es una referencia obvia al orgullo. Leviatán manifiesta lo que es a través de la lengua. Jactándose recordemos que el soberbio es uno que se jacta de sus logros, que exagera facultades y virtudes que no tiene, y siente en su corazón y dice con su boca que haría cualquier cosa, mejor que los otros. Mintiendo exageradamente.

Maldiciendo continuamente. La persona orgullosa siempre está hablando mal de otros y exaltándose a sí misma.

Hay dos fuentes que manifiestan el Espíritu de Leviatán, y éstas son:

La testarudez y La dureza de corazón
Porque se rehúsan a cambiar. Tienen una luna de miel con el pastor y la iglesia mientras no se les dice nada que los contraríe. Cuando se les dice la verdad, se van. Cuando las hieren, se van, porque no soportan la presión de ser líderes ni la presión de servir.Hay muchos líderes que se rehúsan a cambiar cuando hay un nuevo mover del Espíritu que está siendo desatado en el cuerpo de Jesús; líderes que aman más las denominaciones, las tradiciones, los patrones, la seguridad de su trabajo como pastor que la voluntad de Dios.

Éstos se rehúsan a cambiar, siguen con sus tradiciones y dogmas, invalidando la Palabra de Dios. Muestran una gran resistencia al cambio, y todo esto, no es otra cosa que una manifestación del espíritu de Leviatán.
Una señal de que usted está creciendo espiritualmente en un lugar, en el ámbito personal y familiar, es que hay cambios en su vida.

Los cambios son señales de que Dios está trabajando en su corazón y que usted no lo está resistiendo; si está cambiando, regocíjese.Una persona influenciada con el espíritu de Leviatán, tiene su corazón endurecido, y por eso, no puede ser sensible a la voz de Dios.El endurecimiento del corazón es causa de las heridas emocionales del pasado y de la práctica del pecado continuo. Esto lleva a la persona orgullosa a endurecer su corazónCuáles son los espíritus relacionados con Leviatán?

  • Ira
  • Brujería
  • Arrogancia
  • Perfeccionismo
  • Contención
  • Rebeldía
  • Desobediencia
  • Vanidad
  • Independencia
  • Adivinación
  • Mentira
  • Rechazo
  • El orgullo es la raíz de todos los pecados.
    El orgullo es creerse mejor que los demás. La persona orgullosa ultraja a Dios, es abominable, repugnante y ofensiva delante de sus ojos.
    El espíritu de Leviatán es el rey de los orgullosos.
    Las tres características principales del espíritu de orgullo son: la terquedad, la dureza de cerviz y la dureza de corazón. El orgullo es el mayor obstáculo para recibir la revelación de la Palabra.Hay un sin número de espíritus que se relacionan con el espíritu de Leviatán, tales como: ira, rebelión, mentira, independencia.

Si una persona orgullosa no se arrepiente del orgullo, pasará por situaciones difíciles en su vida.

La manera de vencer el orgullo es por medio de la humildad y el servicio.
El Señor nos puede hacer libres del orgullo.

Nota: Tomado desde el blog TIEMPOS DE ORACION

http://tiemposdeoracion.blogspot.com/2007/08/leviatan-de-orgullos-soberbias-y.html

Hey Sacerdotes, este articulo esta muy bueno,  manos a la obra, atrapemos  al ladron invicible, sobre todo con el poder de nuestro Dios,,

 

 

Aleluya.


Atrapando al Ladrón Invisible

 

“porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este mundo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes”  Efesios 6:12

 

“Sed sobrios y velad, porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar.”  1 Pedro 5:8

 

[Jesús hablando]  “El ladrón no viene sino para hurtar, matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.”  Juan 10:10

 

Sabe, la única cosa que yo, Rebecca, no puedo soportar ¡es un ladrón!  Alguien que este dispuesto a robar lo que alguien más ha trabajado duro para obtener es absolutamente detestable a mis ojos.  Los ladrones siempre merodean y roban bajo la cubierta de la oscuridad, o de una forma en que nadie más pueda ver que están robando.

Es muy difícil atrapar a un ladrón.  Todas las grandes tiendas en América tienen un personal completo contratado para caminar en la tienda continuamente, vestidos con ropa normal, con un propósito – atrapar a los ladrones.

El ladronismo es un problema en todo el mundo.  Sin embargo, nosotros como Cristianos tenemos un problema aún más difícil. ¡El gran ladrón que opera en nuestras vidas es invisible! Es difícil atrapar a un ladrón regular,  ¡pero atrapar a uno invisible es casi imposible!

 

Jesús nos dijo que hay un ladrón que busca robarnos y aún destruirnos y matarnos si puede.  ¿Quién es ese ladrón? SATANÁS.  Las escrituras citadas arriba hacen muy fácil de entender que el ladrón en nuestras vidas es invisible.  Nuestra lucha no es contra algo que podamos ver, porque Satanás y sus demonios no habitan el reino físico, son espíritus, y como tales son invisibles a nuestros ojos.  No suena como una batalla justa, ¿verdad?  Sin embargo, Jesucristo proveyó una manera en la que podemos lidiar con este ladrón invisible si simplemente obedecemos Su palabra.  Sé que esto puede sonar como material antiguo para algunos de ustedes, pero el Señor me ha recordado agudamente que es necesario regresar a lo básico regularmente.

Los seres humanos olvidamos tan rápidamente, ¡especialmente cuando no podemos ver algo!  Un buen soldado continuamente regresa y practica con sus armas.  Afina su habilidad a menudo para estar en condición óptima.  No simplemente aprende a disparar su arma y nunca la usa otra vez hasta que esta frente al enemigo.

Si ese fuera el caso, sería muerto en combate muy rápido.  Desgraciadamente, eso es exactamente lo que les pasa a los Cristianos.  Son derrotados, robados y muertos o terriblemente heridos en combate porque no entrenan continuamente con sus armas.

 

Ya que nuestro ladrón es invisible, podemos pensar en él y estar alerta a sus obras por unas pocas semanas o meses, pero olvidamos rápidamente.

¡Oh, qué olvidadizos somos!  Estamos tan ocupados con todo aquí en este mundo físico, que no tomamos el tiempo o la energía para estar listos en el mundo espiritual.  Tan pronto olvidamos estar alerta a las obras del ladrón, el salta al momento y nos roba.  Muchas veces ni siquiera reconocemos que nos está robando, por ello, no lo atrapamos o lidiamos con él.

 

“Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.”  Santiago 4:7

 

[Jesús hablando]  “Os doy potestad de pisotear serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará.”  Lucas 10:19

 

“El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.

    17 Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.”  Romanos 8:16-17

 

¡Jesús nos ha dado autoridad en el mundo espiritual!  Tenemos autoridad sobre el ladrón en Su nombre.  Nosotros los Cristianos somos coherederos con Cristo, ¡pero demasiadas veces actuamos como perritos castigados según el ladrón nos ataca!  Es tiempo de que nos pongamos de pie y tomemos autoridad sobre el ladrón.

Dios nos ha dado autoridad sobre Satanás y su reino a través del nombre de Jesucristo.  El problema es, que muchos Cristianos viven sus vidas completamente inconscientes de las obras del mundo espiritual en sus vidas.  Ignoran como opera su enemigo, ¡ignoran todo lo que puede hacer en sus vidas!

 

Muy bien, así que Jesús nos dijo que hay un ladrón que nos roba, y que ese ladrón es Satanás.  ¿Qué podemos hacer con este ladrón?

 

“¿No se desprecia al ladrón,  aunque solo robe por comer cuando tiene hambre?”  Proverbios 6:30

 

Una vez más, ¿Quién es el ladrón? SATANÁS.  ¿Necesita comer Satanás? ¡Ciertamente no!  Él no tiene un cuerpo físico; por tanto nunca está hambriento en el sentido físico.

 

“Y si es sorprendido, pagará siete veces: tendrá que entregar cuanto tiene en su casa.”  Proverbios 6:31

 

Cuando el reino de Satanás nos roba, tenemos el derecho legal de tomar autoridad sobre los demonios en el nombre de Jesús, y mandarlos a que nos devuelvan lo que nos han robado, ¡aún siete veces!

El problema está en reconocer cuando el ladrón nos está robando.  La mayoría del pueblo de Dios no reconoce cuando el ladrón está operando en sus vidas.  Algo les es robado, y van llorando al Señor, pidiéndole que se los devuelva.  Sin embargo, con la autoridad viene responsabilidad.

Tenemos la autoridad en el nombre de Jesús, así que es NUESTRA responsabilidad lidiar con el ladrón.  Es nuestro trabajo, ¡no del Señor!  Dios nunca le roba a nadie, pero a menudo es culpado de ello.

 

Nuestro tiempo aquí en la tierra es para ser usado por nosotros no solo para difundir el evangelio, sino que también es un tiempo para que aprendamos a reinar con Cristo como Sus coherederos.  ¡Es nuestra responsabilidad reinar sobre el reino de Satanás en nuestras vidas aquí en la tierra!  Es nuestra responsabilidad mandarle al ladrón a que nos devuelva lo que nos ha robado.  El Señor no nos robó: Satanás lo hizo.  El pueblo de Dios pasa el tiempo clamando a Dios, pidiéndole que les devuelva lo que ha sido robado, cuando es su propia responsabilidad tomar autoridad sobre el ladrón en el nombre de Jesús y forzarlo a que devuelva lo que ha robado – en algunos casos, ¡aún siete veces!  ¿Cómo hacemos esto?  Tenemos que hablar en voz alta, porque así es como interactuamos con el mundo espiritual – a través de la palabra hablada.

 

Miremos a este principio más profundamente.  Para hacerlo, necesitamos empezar desde el principio, de regreso a Génesis en el tiempo de la creación.

 

26     “Entonces dijo Dios: «Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y tenga potestad sobre los peces del mar, las aves de los cielos y las bestias, sobre toda la tierra y sobre todo animal que se arrastra sobre la tierra».


27 Y creó Dios al hombre a su imagen,   a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.

28 Los bendijo Dios y les dijo: «Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra y sometedla; ejerced potestad sobre los peces del mar, las aves de los cielos y todas las bestias que se mueven sobre la tierra ».’”    Génesis 1:26-28

 

Como ya sabemos, Adán y Eva pecaron y por ello dieron dominio sobre ellos a Satanás.  Pero Dios no se dio por vencido en la humanidad.  En lugar de ello, aún cuando habló juicio sobre Adán y Eva, también dio la promesa de un Mesías que un día vendría y reestablecería el dominio del hombre sobre Satanás. (Génesis 3:14-16)  Más tarde, Dios levanto a gente escogida a través de quienes Él envió al Mesías, Jesucristo.

Este pueblo, los descendientes de Abraham, recibieron promesas, de parte de Dios de que si lo obedecían, se les daría dominio sobre Satanás y la tierra.  Al final, Dios los guió a la tierra prometida de Canaán y les dio posesión de ella.

David resumió la autoridad dada por Dios como sigue:

 

“digo: «¿Qué es el hombre para que tengas de él memoria,
y el hijo del hombre para que lo visites?»


Lo has hecho poco menor que los ángeles
y lo coronaste de gloria y de honra.


Lo hiciste señorear sobre las obras de tus manos;
todo lo pusiste debajo de sus pies.”   Salmos 8:4-6

 

Satanás y todos los demonios fueron creados por Dios.  Son parte de “la obra de Sus manos.”  Por lo tanto hemos de tener dominio sobre ellos.

 

Cuando el tiempo se cumplió, Jesucristo vino a la tierra.  A Jesús se le refiere como al segundo o último Adán en Corintios 15:45-49.  Esto es porque fue el segundo hombre sin pecado que caminó en la tierra.  Recuerde, Adán no tenía pecado antes de la caída.  Caminó por la tierra por un período de tiempo sin pecado, luego cayó.

¡Jesús nunca cayó!  Él fue completamente sin pecado.  Fue a la cruz a pagar el precio de nuestro pecado y ganar la Victoria final sobre Satanás por nosotros.  Después de su muerte y resurrección, Jesús les dijo a Sus discípulos:

 

“Jesús se acercó y les habló diciendo: «Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra.”  Mateo 28:18

 

¡Aleluya!  Lo que el hombre nunca pudo hacer, Dios lo hizo por nosotros.  Jesucristo tomó control otra vez de aquello que se había perdido en el jardín del Edén.  A la vez, nos dio entonces autoridad en Su nombre.  Mire lo que Jesús dijo en los siguientes versículos:

“Os doy potestad de pisotear serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará.     20 Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos.”    Lucas 10:19-20

 

“Estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios…”   Marcos 16:17

 

Es claro que Satanás y los demonios están sujetos a nosotros a través del nombre de Jesucristo.  Sin embargo, esto no es todo.  Dios nos ha dado mucho más.  Literalmente, ¡somos coherederos con Jesús!  Fuimos designados para reinar.

 

“El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.

Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.”  Romanos 8:16-17

 

¿Cómo somos glorificados con Cristo?  Esta es una maravilla y un misterio, el plan que Dios ha tenido desde el principio.  Pablo nos los explica aún más:

   “A mí, que soy menos que el más pequeño de todos los santos, me fue dada esta gracia de anunciar entre los gentiles el evangelio de las insondables riquezas de Cristo,

     y de aclarar a todos cuál sea el plan del misterio escondido desde los siglos en Dios, el creador de todas las cosas,

     para que la multiforme sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en los lugares celestiales.” Efesios 3:8-10

 

Por favor note que la sabiduría de Dios y Su plan eterno es ser dado a conocer al reino de Satanás a través de nosotros, la iglesia.  ¿Cuál es este plan exactamente?  Es que nosotros, los siervos de Jesucristo, lleguemos a ser no solo sirvientes, sino también coherederos con Cristo.  ¡Somos realeza!

 

Pero vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable.”  1 Pedro 2:9

 

 Palabra fiel es esta:  Si somos muertos con él, también viviremos con él;
si sufrimos, también reinaremos con él;    si lo negamos, él también nos negará. 

2 Timoteo 2:11-12

 

“  . . . Al que nos ama, nos ha lavado de nuestros pecados con su sangre    y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre, a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén.”   Apocalipsis 1:5-6

 

“En su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: Rey de reyes y Señor de señores.”  Apocalipsis 19:16

 

¿Quiénes son los reyes y señores?   ¡NOSOTROS”  En Cristo Jesús, hemos sido hechos reyes en el reino de Dios.  Dios ha escogido impartirnos la victoria que Jesús ganó en la cruz.  ¿Qué hace un rey?  Reina.  La escritura es clara que el propósito de un gobierno establecido por Dios es controlar el mal.  Ese es el propósito de un rey.  Mire la siguiente escritura:

 

“Sométase toda persona a las autoridades superiores, porque no hay autoridad que no provenga de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas.

    2 De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos.

    3 Los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo. ¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno y serás alabado por ella.”   Romanos 13:1-3

¡Un rey es un rey muy pobre si no puede controlar al ladrón de su tierra! Por esto es que Jesús le dijo a sus discípulos y a nosotros de que nos daba todo poder sobre el enemigo a través de Su nombre.  Somos parte de Cristo, Su cuerpo.

Jesucristo es la cabeza, y nosotros formamos el resto del cuerpo (1 Corintios 12:12-31)  Como cabeza, Jesús da a Su cuerpo  la autoridad en Su nombre de gobernar sobre Satanás y su reino.

Por tanto, es nuestra responsabilidad tomar esa autoridad y lidiar con el ladrón.  Estamos en entrenamiento aquí en la tierra para ser reyes y gobernantes.  Si no gobernamos sobre el ladrón, entonces no somos reyes.

 

Un Ejemplo De Una Experiencia Con El Ladrón

 

El mayor problema con este ladrón invisible es reconocer exactamente cuando nos está robando.  Por eso es que en la escritura en proverbios dice, “cuando es sorprendido…”

 

Es nuestro trabajo estar conectados al Señor, orando diariamente, pidiéndole as Espíritu Santo que nos alerte de cualquier actividad del ladrón en nuestra vida.  Sólo el Espíritu Santo nos puede mostrar cuando el ladrón nos está robando.  Muchas veces, si caminamos cerca con el Señor, nos mostrará que nos está robando en el acto mismo.  A veces lo descubriremos más tarde.  Déjeme darle un ejemplo de nuestras propias vidas.

 

Aquellos de ustedes que han leído nuestros libros saben que mi esposo, Daniel, vino al conocimiento del Señor a través del martirio de su primera esposa, Kai.  Hasta este día, él solo tiene dos cosas en su posesión que le pertenecían a  Kai.  Una es su Biblia, y la otra es un reloj que ella le regaló para su cumpleaños.  Sin necesidad de decirlo, ambas cosas son muy queridas por el.

 

Un día, teníamos unos visitantes y nos vestimos y salimos a cenar.  Daniel usó su mejor reloj, el que Kai le había regalado.  Cuando regresamos a la casa, al llegar al estacionamiento, para nuestra tristeza nos dimos cuenta de que unos jóvenes locales habían cortado nuestra cerca de púas para montar sus four-wheelers (vehículo de juego de cuatro ruedas) en nuestro pasto.

Todo nuestro ganado se había escapado por el gran agujero en la cerca.  Desafortunadamente teníamos un número de becerros recién nacidos, y sabíamos que teníamos que reunirlos con sus madres rápidamente o morirían.  Estaban dispersados por todas las montañas de alrededor en sus densos bosques.  La oscuridad cayó según nos dividimos para buscar al ganado y rodearlos para traerlos de regreso al paso.  Nos llevó toda la noche completar esta tarea. Estábamos totalmente exhaustos para cuando todo el ganado estaba de regreso en el pasto y habíamos terminado de reparar la cerca.  El amanecer estaba empezando cuando caminamos de regreso a  casa.

 

Al llegar a la casa, para su horror, Daniel descubrió que en algún lugar en el lado de las montañas, en la densidad del bosque, su reloj se había destrabado y se había caído de su muñeca.  Sin duda alguna se había prendido a alguna de las viñas de bayas. ¡Estaba tan desalentado por la pérdida de ese reloj!

¡Pero yo estaba enojada!  Instantáneamente el Señor me mostró que Satanás había robado su reloj.  Fueron los demonios del reino de Satanás los que habían influenciado a esos muchachos a que cortaran nuestra cerca.  Habían estado causando  todo tipo de problemas en los ranchos de  alrededor en las semanas anteriores antes de que decidieran causarnos problemas.  ¡La pérdida del reloj de Daniel no era solo un accidente!  ¡El ladrón lo había robado!  Inmediatamente, salí para poder estar sola, y le empecé a gritar al ladrón.

 

“Satanás, ¡¡¡en el nombre de Jesús tomo autoridad sobre ti y todos tus repugnantes demonios!!!  En el nombre de Jesucristo te mandó a que envíes a tus demonios a ese bosque y encuentren el reloj de Daniel.  ¡Tú eres el que ha estado motivando a esos muchachos a todo tipo de vandalismo! ¡¡¡ REGRESARÁS EL RELOJ DE DANIEL HOY!!!  ¡En el nombre de Jesús te ordeno que lo hagas!”

 

Durante los próximos tres días, en cada momento libre que tuviera, le gritaba a Satanás y a sus demonios, ordenándoles que regresaran el reloj de Daniel.  Recuerdo que el segundo día Daniel salió y me pregunto qué estaba haciendo.  Cuando le dije, me respondió, “Oh Rebecca, eso es imposible, el reloj ya no está y no hay nada que podamos hacer al respecto.”  Pero yo no me daba por vencida.  ¡Estaba determinada a que el ladrón se doblaría a la autoridad que yo tenía en el nombre de Jesús!

 

Ahora, cuando regresamos a la casa el primer día, Daniel se quitó las botas y las dejó en la sala al lado de su silla.  Más tarde ese día las recogí y las puse en su closet.  YO SÉ que no había nada dentro de las botas.  De hecho, nuestra visitante las había apartado del camino antes de que yo las pusiera en el closet y sabe sin ninguna duda que no había nada en esas botas.

 

Al final del tercer día, Daniel fue a ponerse sus botas, y ahí, en el dedo pulgar de una de ellas ¡estaba su reloj!  ¡Alabado sea Dios!  El ladrón tuvo que obedecer a la autoridad que yo tenía en el nombre de Jesús.  No sé donde esos demonios encontraron el reloj finalmente, ¡pero lo encontraron y lo regresaron a nuestra casa!

 

Obviamente, en este caso no tenía necesidad de mandarles que lo devolvieran siete  veces, ya que sólo necesitábamos un reloj devuelto.  Pero cuando Satanás le roba, usted puede, en ocasiones según el Señor le guíe, mandarle a que le devuelva siete veces lo que le ha robado.

 

¿Cómo sabe si Satanás le está robando?  Solo cuando el Señor le muestra que lo ha hecho.  Recuerde, este ladrón es invisible así que no lo podemos ver, sólo el Señor lo puede ver. 

Estamos completamente dependientes en el Espíritu Santo para que nos diga.  Pero si no estamos alerta a la posibilidad de que el ladrón puede trabajar en nuestras vidas, nos perderemos la guía del Señor cuando el ladrón nos robe.  Por esto es muy importante que desarrollemos y mantengamos una relación con el Señor para que nos pueda hablar cuando sea necesario.

 

PERO, hay ocasiones en las que nosotros nos equivocamos.  Cuando actuamos erróneamente, entonces le damos al ladrón el derecho legal de robarnos.  Le podemos ordenar todo el día que nos deje de robar y que nos devuelva algo y el no tendrá que obedecernos.  Para un estudio más profundo acerca de esto, vea nuestro libro Maldiciones sin Quebrantar, Capítulo 8.

 

Les urjo, hermanos y hermanas, siempre recuerde que nuestra batalla no es contra carne ni sangre.

Es contra un reino invisible que es muy real, y que puede alcanzar nuestras vidas y afectar todo lo que hacemos y todo lo que tenemos.  Somos completamente dependientes de que nuestro Señor nos revele las obras del enemigo en nuestras vidas.  Estemos alertas y continuamente en comunión con el Señor para que nuestro capitán nos guíe a lidiar exitosamente  con en ladrón en nuestras vidas.

 

Hey sacerdotes,

Hace algunos días, un evangelista fue a mi congregación y estuvo enseñando acerca de Goliat, y por diocicidad he encontrado este escrito y quise compartirlo con ustedes, pónganle atención, ya que muchas veces somos nosotros los que le ponemos nombre a nuestro enemigo,  les exhorto a que lo estudien, y aprendan, ya que puede ser muy, pero muy edificante en momentos de lucha..

Dios les bendiga,
Le saluda su hermana Kenia M.

Espíritu de Goliat

No entiendo el título, hermano: ¿Hay un espíritu de Goliat? No tan así, naturalmente. No va usted, ahora, a comenzar a reprender ese espíritu porque no se trata de eso. Es un símbolo similar al que habla la Biblia del espíritu de Elías y de tantos otros.

Lo que usted va a leer a continuación, va a mostrarle cuál es el espíritu de Goliat y en qué terreno deberá batallarlo.(1 Samuel 17: 25)= Y cada uno de los de Israel decía: ¿No habéis visto aquel hombre que ha salido? Él se adelanta para provocar a Israel. Al que venciere, el rey le enriquecerá con grandes riquezas, y le dará su hija, y eximirá de tributos a la casa de su padre en Israel.Muy pocas personas han prestado debida atención a este texto como para darse cuenta lo grande que fue la recompensa que David recibió por matar a Goliat.

La palabra de Dios nos dice que aparte de ganar dos otros premios valiosos, el rey canceló todas las deudas que el padre de David tuvo en el pasado o que tendría en el futuro. Eximirá de tributos a la casa de su padre en Israel.Sí, ya lo sé; a esto, usted lo tiene que haber leído más de una vez. Lo ha sopesado, valorado y hasta estudiado para algún curso bíblico sobre Antiguo Testamento. Pero nunca quizás lo vio desde este ángulo: un chico, un pequeño pastorcito de ovejas de aquella época, que vendría a ser el equivalente a uno de esos jovencitos que encontramos pidiendo monedas o vendiendo baratijas en las calles hoy, simplemente por permitirle a Dios que lo usara, recibió un aval por parte de Dios liberándolo de todas sus deudas: pasadas, presentes y futuras por parte de la autoridad más alta de la nación. Porque el tema, visto sin tinte alguno de religiosidad, fue así: Por obedecer el mandato de Dios y ponerle fin al reinado de terror que por varios días Goliat había sometido al pueblo, él terminó con la esclavitud de las deudas que estaban, no solamente en la vida de su padre, sino también sobre la suya.

¿Por qué era válida esa garantía, ese aval? Porque la palabra del rey la respaldaba. Si se fija atentamente en la Escritura, va a ver que eso era exactamente lo que el rey prometía hacer por la persona que matara a ese gigante llamado Goliat.

En primer término, se le daría riqueza económica al vencedor. También le permitiría que se casara con su hija, lo que equivale, además de los beneficios materiales, a introducirlo en la familia real, fuese lo plebeyo que fuese.

Esto significaba que aquel que venciera, a partir de allí, viviría como un rey.Pero aparte de eso, él recibiría un tercer premio que cambiaría todo en la vida de su padre, que en última instancia, lo único que había hecho de valioso había sido engendrarlo. Toda la familia del que matara el gigante viviría el resto de su vida totalmente liberada del peso de la esclavitud de las deudas que pudieran haber tenido. ¡Qué hermoso! ¿Verdad? Mire en este día como anda su presupuesto familiar y piense: ¿No le gustaría, de improviso, ser un David que anda por allí cuidando ovejas y que de pronto, (Y deje de lado el casamiento con alguien para no tener problemas con su mujer), alguien le dice que si mata a un gigante, nunca jamás va a tener deudas y que, si las tiene, inmediatamente van a ser canceladas.

¡Qué lástima que este sea otro tiempo y que no haya un Goliat! Sí señor. Pero… ¿Está bien seguro de eso?Lo primero que le invito que hagamos, es prestarle atención a un detalle de esos que muy pocos lectores de la Biblia le prestan demasiada atención: el significado del nombre “Goliat”. Detrás de ese nombre, hay mucho más de lo que parece.Si examinamos esto con mucho cuidado, nos vamos a encontrar con que Goliat, no era un nombre filisteo.

Era un nombre que los hebreos le dieron al gigante. La concordancia Strong, una de las más completas, indica en su número de orden 1555 que según el hebreo ese Goliat se escribía con “y” en lugar de “i” latina. Golyat. Y dice además que proviene de la palabra GALAH, que el diccionario hebreo define como “despojarse” o “desnudarse”.

Los estudiosos de estos temas, aseguran que cuando describe al gigante Goliat, el significado literal de su nombre, es: “El que hace cautivo y los desnuda”. Y esta definición es muy significativa, porque Goliat es un nombre descriptivo que los hebreos le habían dado al gigante. Explica, fíjese, como los hebreos se veían después de estar bajo su control.

¡El los haría cautivos primero, y luego los despojaría de todo! Y cuidado que no estoy diciendo que fuera así; estoy diciendo que ellos se veían así.Si lo piensa por un momento, va a llegar a la conclusión de que el nombre Goliat viene a describir, perfectamente, de la manera o el modo que en espíritu de deudas afecta a sus víctimas.

Mírelo desde esta óptica: después de trabajar muy duro por espacio de un mes, usted tiene una pequeña empresa, (Ni hablemos de obreros o empleados), se encuentra con que el Estado, a través de ciertos y determinados impuestos, se le queda con un 25 o 30 por ciento de sus ingresos. No vaya a creer que estoy en contra de pagar los tributos o impuestos, porque ya leí y creí que Jesús dijo que deberemos darle a César lo que es de César y a Dios lo que es de Dios, pero… con franqueza y transparencia cristiana: ¿Hay algo que pueda definir mejor como es sentirse de pronto despojado o desnudo?

No lo tome como una expresión subversiva o política; si no tengo que comer para pagar mis impuestos, pues no como y los pago, pero cumplir cumplo. Sólo estoy mostrando una realidad más que evidente. Y tendré que decirle que esta sensación no se va a calmar porque nos demos cuenta que estos impuestos que pagamos son el resultado directo de gastos descontrolados de un estado plagado de deudas, que ha malgastado y pedido prestado para cubrir sus deudas por muchísimo tiempo.

Obviamente, estoy refiriéndome a mi país, la Argentina, pero creo que le cabe lo mismo a muchos, muchísimos más en el resto del planeta.Ahora bien: si con los impuestos no tuviéramos suficiente, tendremos que agregarle el colegio de los hijos, la cuota del servicio de emergencia, alguna cuota si nos atrevimos y pudimos meternos en alguna compra importante.

En suma: El escaso, mediano o alto ingreso salarial, da lo mismo, es como que se evapora sin dejar rastros. Y hasta el mes o la semana que viene…Cualquiera que haya estado con deudas por espacio de mucho tiempo le puede decir enseguida como se siente. Es igual a volverse esclavo y sistemáticamente ser despojado.

Cualquiera que haya pasado por esto y sin llegar a dramatizar ni exagerar, podrá describir a las deudas como una sensación horrible, casi de ultraje que destroza emocionalmente nuestras esperanzas y nuestros sueños. ¡Pero nadie nos obliga! Es cierto. Pero no estoy hablando de la causa; estoy hablando del efecto.Es casi imposible pensar en este día que, detrás de al menos un receptor, exista alguien que no está metido en alguna deuda.

Ni siquiera un desocupado se salva. Porque si bien aquel que no tiene un trabajo no se mete en deudas porque sabe que no tiene de donde sacar para cancelarlas, también es muy cierto que muchos de los hoy desocupados eran personas que tenían un trabajo, y que cuando lo tenían contrajeron deudas que ahora, sin ese ingreso, no pueden afrontar y es como que un planeta cruel se les viene encima.

Sin embargo, y al margen de ciertas compras que aquel que tiene con qué responder puede llegar a hacer por sistemas de cuotas, hay algo que el Espíritu de Dios tiene para decirle en este día a través de esta palabra.

Si usted está abrumado por las deudas porque a la hora de contraerlas no se puede contener, tengo que avisarle que hay una sola manera de parar la devastación que una o varias deudas pueden producir en su vida: Tendrá que vencer total y definitivamente, como lo hizo David, el “goliat” de las deudas que ha venido, (Como vino aquel, el histórico) a usurpar sus sueños.

Tendré que decirle, a esta altura, y aún a riesgo de que me tome por un “demonoloco”, (Que no es lo mismo que un demonólogo) que las deudas es un espíritu. Es un espíritu gobernador que tiene como firme propósito absoluto hacerlo su esclavo. Cuidado: no se vaya a creer que esta es una ocurrencia de un iluminado que lo escribió en un libro y un maestro que hizo de este asunto una clase.

Es una verdad que proviene de la palabra de Dios. Si usted ha pedido prestado, la Biblia dice que se volverá un esclavo. Que después y a favor de una época y de códigos de la economía esto ya no parezca tener incidencia en la vida de los cristianos de hoy, es otra cosa. Supongo que los creyentes podemos pensare que en el siglo veintiuno es muy poco probable sobrevivir con el sistema del reino de Dios y que, por esa razón, tenemos libertad total para dejar de lado a muchos sectores de la Biblia.

Ahora, que nosotros pensemos eso, no invalida lo que Dios dejó dicho en su Palabra. Una cosa es lo que nosotros pensamos de Dios y otra, muy distinta a veces, es lo que Dios realmente es.(Proverbios 22: 7)= El rico se enseñorea de los pobres, y el que toma prestado es siervo del que presta.El relato bíblico de la victoria de David sobre el gigante contiene una verdad especial que le va a ayudar a desarrollar una base firme sobre la garantía de Dios en cuanto a liberarlo a usted de todo tipo de deudas.

La Palabra de Dios nos dice que cuando él pisó el campo de batalla para enfrentar a Goliat, David trajo algo más que su presencia, su coraje y su audacia: en su mano traía cinco piedras lisas, ¿Recuerda? Él las iba a usar como munición contra goliat. ¿Recuerda de donde las obtuvo? La Escritura nos cuenta que de un arroyo.(1 Samuel 17: 40)= Y tomó él su cayado en su mano, y escogió cinco piedras lisas del arroyo, y las puso en el saco pastoril, en el zurrón que traía, y tomó su honda en su mano, y se fue hacia el filisteo.

Es conveniente recordarle que el agua, con bastante frecuencia, se refiere a las escrituras. Leyendo Efesios 5:26 lo podemos ver con más claridad: …para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra.

Sin tener que exprimir demasiado nuestra imaginación, entonces, se puede ver con bastante facilidad que el arroyo, en este caso, representa a la Palabra de Dios. Y voy más lejos si usted quiere: las cinco piedras son los cinco ministerios que, para que funcionen con el objetivo para el cual fueron dados, que es el de perfeccionar a los santos y edificar el cuerpo, tienen que haber sido extraídos del agua del arroyo, es decir: de la Escritura.

Ahora bien: fíjese que hay algo muy importante en las piedras que David tomó del arroyo. Eran piedras lisas. Su condición nos muestra que habían estado mucho tiempo en el arroyo. El flujo continuo de agua sobre ellas les había desgastado los bordes. Es así; lo único que pule al ministro y al ministerio, es la Palabra.

Bien; esto mismo es lo que se aplica a toda la verdad que proviene de la Palabra de Dios. Todo lo que se encuentra en la Biblia está probado, es veraz y, fundamentalmente, ha resistido la prueba del tiempo. Que no es poca cosa.(Juan 17: 17)= Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad.

Las ilustraciones de la Biblia han sido una fuente de inspiración para muchos a lo largo de las edades, y ésta empezará a obrar para usted hoy.

Le mostraré como usar cinco conceptos, probados en la Biblia, para ganar su batalla con el Goliat de las deudas que enfrenta ahora. Esas verdades llevan consigo la promesa del poder de Dios para ayudarle en su guerra contra las deudas.

Cada una de las piedras simbólicas con que David batió a Goliat y que ahora nos sirven para remover literalmente y para siempre las deudas que ahora puede estar enfrentando, ya que encierran un poder que se va mucho más allá de lo que normalmente se puede imaginar.

Sin embargo, cuando se las coloca todas juntas en el saco pastoril y se deja que obren con fidelidad cada una y por separado, todo indica que le van a llevar mucho más allá de un salir de las deudas, lo van a llevar a usted a que Dios sea una especie de aval de una auténtica liberación de deudas.Ahora, por favor, no mire esos conceptos como si fueran mis propias ideas.

Quiero que las mire como realmente son. Estas son las ideas de Dios. Son los pensamientos de nuestro gran Dios.Si hiciéramos de cuenta que tomamos una piedra de las cinco que estamos estudiando, nos encontraríamos con una aseveración que tiene que ver con tres cosas muy importantes que tenemos que saber:
1)= Su Dios, mi Dios, es un Dios que cancela las deudas.-
2)= Dios no hace distinción de personas, él no va a respaldar a un poderoso y va a desamparar a un indigente; las dos economías, (Una abundante y la otra escasa), están en sus manos si nosotros la ponemos allí.-
3)= Dios decididamente quiere que usted salga de esas deudas horribles y nefastas que tiene. Que, obviamente, no son responsabilidad de nadie sino de usted mismo, pero definitivamente quiere que salga de allí. Con respecto al primer punto, hay una escritura – entre varias -, que confirma lo dicho:
(2 Reyes 4: 1)= Una mujer, de las mujeres de los hijos de los profetas, clamó a Eliseo, diciendo: tu siervo mi marido ha muerto; y tú sabes que tu siervo era temeroso de Jehová; y ha venido el acreedor para tomarse dos hijos míos por siervos.
(2) Y Eliseo dijo: ¿Qué te haré yo? Declárame qué tienes en casa. Y ella dijo: tu sierva ninguna cosa tiene en casa, sino una vasija de aceite.
(3) Él le dijo: ve y pide para ti vasijas prestadas de todos tus vecinos, vasijas vacías, no pocas.
(4) entra luego, y enciérrate tú y tus hijos; y echa en todas las vasijas, y cuando una esté llena, ponla aparte.
(5) Y se fue la mujer, y cerró la puerta encerrándose ella y sus hijos; y ellos le traían las vasijas, y ella echaba el aceite.
(6) Cuando las vasijas estuvieron llenas, dijo a un hijo suyo: tráeme aún otras vasijas. Y él dijo: No hay más vasijas. Entonces cesó el aceite.
(7) Vino ella luego, y lo contó al varón de dios, el cual dijo: ve y vende el aceite, y paga a tus acreedores; tú y tus hijos vivid de lo que quede. (Lo dicho mi querido amigo: Dios cancela sus deudas).¿Qué hizo esta mujer de distinto a lo que haríamos cualquiera de nosotros? Acudió a Dios para que la ayudara, no al acreedor para que la perdonara.

Salió de lo natural. Se elevó en fe por encima de la negrura del horizonte humano. El segundo punto, dice que Dios no hace distinción de personas.

Cuando pedro fue a la casa de Cornelio pudo ver como sucedían muchas cosas que él, entendía que sólo estaban reservadas para los judíos.(Hechos 10: 34)= Entonces pedro, abriendo la boca, dijo: En verdad comprendo que Dios no hace acepción de personas. (Sea quien sea usted y sea lo que sea en esta sociedad. Dios quiere que usted quede libre de deudas.

Estoy hablando, naturalmente, con hijos de Dios. Nadie va a decir que un padre es malo o injusto si ayuda primero a sus hijos antes que a los hijos de un desconocido.)La segunda piedra de David, nos entrega dos cosas que usted va a tener que hacer: 1) Es su responsabilidad comenzar a hacer todas las cosas que van a terminar con sus deudas.

 Un ejemplo: ¿Es víctima de una compulsión que no puede resistir a la hora de comprar con su tarjeta de crédito y después se las ve en figurillas para cancelarla? Empiece por dar de baja su tarjeta. En un par de meses le va a encontrar la manera para vivir sin ella. Cuidado: no digo que la tarjeta sea mala. Es mala si usted no sabe o no puede controlarse.

Es lo mismo que para aquel que tiene un nivel de vida menor le sucede cuando saca algo a crédito y luego no puede pagarlo. 2) Tiene que empezar a declararlo. Puede empezar a decir, de un día para otro: “Voy a salir de todas mis deudas”.

La palabra del creyente tiene poder. Cuidado: también para lo negativo, eh? Recién le dije que podía hacer, en lo práctico. Ahora le digo, desde el punto de vista bíblico, por qué tiene que hacerlo.(Santiago 1: 21)= Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con mansedumbre la palabra implantada, la cual puede salvar vuestras almas.(22) Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.(Santiago 4: 16)= Pero ahora os jactáis en vuestras soberbias.

Toda jactancia semejante es mala; (17) y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, es pecado.En cuanto a declararlo para que se active y se ponga en marcha, esto no es como algunos despistados pueden entender visualización, control mental o alguna otra belleza de la Nueva Era. Es texto de la Palabra de Dios.(Marcos 11: 222)= Respondiendo Jesús, les dijo: Tened fe en Dios.(23)

Porque de cierto os digo que cualquiera que dijere a este monte: quítate y échate en el mar, y no dudare en su corazón, sino creyere que será hecho lo que dice, lo que diga le será hecho.Atención que no dice “lo que crea”, eso lo dice en otro lugar. Aquí dice que usted lo diga, y lo que “diga” será hecho. ¡Cuidado! Hay muchos cristianos que andan diciendo continuamente “Voy a vivir cien años”. Que no le extrañe a usted si llegan.

Pero también hay otros que se solazan fastidiando a los demás y hasta angustiándolos con el cuento de: “Un día de estos me voy a morir y vas a ver entonces que…bla, bla, bla”. Entonces un día, se mueren de verdad, eh? Entienda: La palabra del creyente tiene poder. La Biblia dice eso, concretamente; no “la buena” palabra; la palabra.Con respecto a la tercera piedra, es quizás la más compleja, espinosa y polémica, ya que es muy probable que después de decir esto, yo tenga una respuesta al menos para decirme que estoy decididamente loco y que quién será que me paga para que yo salga a decir esto.

Desde ahora y antes se lo digo. A mí, el único que me paga, es aquel para quien trabajo en lo secular. Después, nadie más. Se imagina que si no pudieron comprarme cuando era un periodista incrédulo, mucho menos alguien lo va a hacer ahora que soy un hijo de Dios con mandato para decir lo que Dios (Lo que Dios dije, eh? No lo que un hombre, se llame como se llame y sea lo que sea dentro del cuerpo) quiere que diga.

Abrir la ventana de los cielos. Es decir: prestarle debida atención a los diezmos y ofrendas. Entonces los incrédulos aúllan: ¡No te dejes sacar los diezmos! De ese modo, ellos tratan de sacudir a los que, suponen, están esclavos de una organización humana llamada iglesia. A esto, ¿Sabe qué le respondo yo? ¡NO SE DEJE SACAR EL DIEZMO! ¿Eh? ¿Cómo dijo? Lo que ha oído. Porque nadie le tiene que sacar el diezmo a usted. O lo da por su santa y sabia voluntad y con alegría o no lo da nada, le pongan la cara que le pongan.

Si no lo da, es probable que pierda bendición, pero si lo da porque lo obligan, el resultado, créamelo, no va a ser muy diferente. ¿Me habrá entendido?(Proverbios 3: 9)= Honra a Jehová con tus bienes, y con las primicias de todos tus frutos; (10) y serán llenos tus graneros con abundancia y tus lagares rebosarán de mosto.

Queda claro al leer esta escritura, que debe pagar sus diezmos primero, porque si así no lo hace, no estará honrando a Dios con sus primicias. ¿Pero cómo hago? ¡Si no me alcanza ni para comer y además estoy metido en mil deudas!

Hay un principio que alguna vez leí por allí y que seguramente funciona: sólo aguarda que alguien lo crea y lo ponga por obra: Cancela tus deudas con Dios y Dios cancelará las tuyas.

La cuarta piedra habla de comenzar hoy mismo en nuestras vidas, una corriente libre de deudas.
   Primero: cada hijo de Dios informado, sabe que hay fuerzas que corren por el mundo espiritual. La Biblia habla sobre las fuerzas malignas en contra de los hijos de Dios en la esfera celestial.
(Efesios 6: 12)= Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

Muy bien; Uno de estos poderes de la oscuridad, es el espíritu de las deudas. Pero tendrá que saber usted que también hay fuerzas buenas que corren por el mundo espiritual y que son de mayor poderío que las de las tinieblas.(Efesios 3: 20)= Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros.

La Palabra de Dios es un condimento que nunca podrá faltar en esta lucha. Voy a describirle cuatro pasajes y usted podrá ver por sí mismo la calidad y la cualidad de la promesa y el poder que la acompaña.(Lucas 6: 31)= Y como queréis que hagan los hombres con vosotros, así también haced vosotros con ellos.(Lucas 6: 38)= Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.(2 Corintios 1: 20)= Porque todas las promesas de Dios son en Él Sí y en Él Amén, por medio de nosotros, para la gloria de Dios.(Santiago 1: 17)= Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.El señor dice que debemos amar a nuestros enemigos, hacer bien a aquellos que nos odian, bendecir a aquellos que nos maldicen, dar la otra mejilla a aquellos que nos abofetean y a quien nos toma la ropa, darle también nuestro abrigo. Sin un poder sobrenatural como respaldo, esto jamás le podría dar resultado a nadie. Sin embargo, Jesús dice que no importa lo adversas que las circunstancias sean, lo que quieran que otros hagan por usted, usted debe hacerlo primero por los otros.La cuarta piedra se basa, entonces, en una vieja ley que es de Dios, pura, única y exclusivamente del reino de Dios. Jamás espere que en el mundo natural alguien porque sí pueda hacerla operar. Opera en los hijos de Dios cuando ellos obedecen a su voluntad: la ley de la siembra y la cosecha. Gálatas 6:7 dice: No nos engañéis; Dios no puede ser burlado. Todo lo que el hombre siembre, eso mismo cosechará.El quinto paso para contar con el poder de Dios en nuestra guerra contra las deudas es sumamente eficaz. Esa acción concentrará la atención de dios sobre su deseo de salirse de las deudas. Usted deberá cursar una notificación al cielo sobre su decisión. No se olvide que tenemos esta promesa de buena autoridad. Si mal no recuerdo, un ángel lo dijo:(Hechos 10: 31)= Y dijo: Cornelio, tu oración ha sido oída, y tus limosnas han sido recordadas delante de Dios.No me venga con la duda de que es extraño que un ángel se le aparezca a un hombre. LA Biblia habla de un gran número de visitaciones angelicales. Se le aparecieron a Abraham; un ángel visitó a Jacob; y un ángel, inclusive, se le apareció a un asno. También un ángel visitó a María. La noche que Jesús nació, los ángeles hablaron con los pastores. Cada uno de estos eventos trajeron noticias del cielo. Sin embargo, la visitación angelical que Cornelio atestiguó es especial a nuestra generación, ya que apoya una verdad ignorada. Por muchos años la iglesia ha ignorado esta verdad. Cuando la comprenda debidamente, un método poderoso de oración, una vez más se nos abrirá. Fíjese que ese ángel le dijo a Cornelio que cuando mezcló sus oraciones con sus dádivas, (Le podríamos llamar ofrendas, también), algo sucedió allá arriba. No solamente le envió Dios al apóstol Pedro a que lo visitara sino que a él, dice la Palabra, le dio a su oración un lugar de prominencia.Estos son cinco pasos para liberarse de su Goliat personal batiéndolo como David batió al suyo.1)= Su Dios cancela deudas y no hace distinción de personas. Él quiere que usted salga de sus deudas. 2)= Empiece a trabajar para salir de esas deudas dentro de lo que su situación se lo permita. Mientras tanto, comience a hablar como si ya estuviera saliendo de eso. 3)= Mantenga un cielo abierto diezmando y ofrendando fielmente. No se olvida que cualquier tipo de adoración se puede fingir, salvo la del diezmo y la ofrenda. Allí jamás podrá “hacer como que”. Tiene que meter la mano en su bolsillo sí o sí. 4)= Ayude a otra persona a salir de sus deudas, sabiendo que al hacerlo, Dios lo ayudará a usted a salir de las suyas. 5)= Mezcle su ofrenda con su oración para salir de sus deudas. Siembre donde tenga certeza de buena cosecha. Diezme donde debe y ofrende invirtiendo en ministerios que verdaderamente el Espíritu le dice que trabajan para el reino de Dios. NO tire religiosamente su dinero.

No mantenga iglesias muertas o babilónicas. Y jamás entregue el dinero de Dios al enemigo lobo que se disfraza de oveja.


SacerdocioReal Calendario

agosto 2014
D L M X J V S
« dic    
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

a

Sacerdocio Real, Visitas

  • 772,561 hits

Te atreves a llenar la encuesta?

RSS Subscribete por RSS

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 42 seguidores