La santidad, más que un término, un estilo de vida

Hey sacerdotes, este mes en nuestra congregación estamos meditando en la santidad, este fue un estudio que hicimos, aprovecho para publicarlo en mi webblog, y es que la verdad es que hablar de santidad debe ser un tema común en nuestro vocabulario..Espero que les aproveche.

 

 

Dracma de Valor:

Santidad

Cualidad del que es santo o de lo que es santo.
Santo: que está dedicado o consagrado a lo sagrado,  o a la religión.

 1. Jesús – Proveedor de Santidad

Santificados en Cristo 1 Corintios 6.11

9¿O no sabéis que los injustos no heredarán el reino de Dios? No os dejéis engañar: ni los inmorales, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los homosexuales, 10ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los difamadores, ni los estafadores heredarán el reino de Dios. 11Y esto erais algunos de vosotros; pero fuisteis lavados, pero fuisteis santificados, pero fuisteis justificados en el nombre del Señor Jesucristo y en el Espíritu de nuestro Dios.

     Santificados por la Sangre de Cristo Heb. 10.29

29 ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto(J) en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia?

         Santificados por el Espíritu Santo  Romanos 15.16

16 para ser ministro de Jesucristo a los gentiles, ministrando el evangelio de Dios, para que los gentiles le sean ofrenda agradable, santificada por el Espíritu Santo.

         i. ii.      Romanos 6.22

Mas ahora que habéis sido libertados del pecado y hechos siervos de Dios, tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna.

                                                                               iii.     

                          La Santificación como una obra continúa en nuestras vidas. 1 Corintios 7.1

1 Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.

Como nos limpiamos?

                                                              i.    Mediante la palabra de Dios Jn. 17.17-19

                                                             ii.   Mediante la Obra de Dios en nuestras vidas 1. Ts  5.23

                                                          iii.      Mediante la obra del Espíritu Santo 2. Ts 2.13

                                                         iv.      Mediante la Resistencia al pecado 1. Ts. 4.3-7

Cuales cosas nos ensucian como hijos de Dios?

            Galatas 5.16-21

 16 Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne. 17 Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.(C)  18 Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.   19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,    20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías,  21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

Exhortación para ser santificar todo nuestro ser, espíritu, alma y cuerpo

1 Tesalonicenses 5:23

Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.

4.  La santidad puede perfeccionarse

2. Corintios 7.1

1 Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.

  1. Puede ser nuestra vestimenta


 Efesios 4:24
y vestíos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad.

  1. Nuestros corazones pueden ser afirmados por medio de ella

  1 Tesalonicenses 3:13
para que sean afirmados vuestros corazones, irreprensibles en santidad delante de Dios nuestro Padre, en la venida de nuestro Señor Jesucristo con todos sus santos.

  1. Nuestra vida sexual debe tenerse en santidad y honor.

1 Tesalonicenses 4:4
que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor;

  1. Cuando Dios nos disciplina, es para hacernos participe de su santidad

 Hebreos 12:10
Y aquéllos, ciertamente por pocos días nos disciplinaban como a ellos les parecía, pero éste para lo que nos es provechoso, para que participemos de su santidad.

  1. Es un camino que debe seguirse
     

Hebreos 12:14
Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor

Meditación Personal

La Santidad

1. Pedro 1.13-16

 13 Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad por completo en la gracia que se os traerá cuando Jesucristo sea manifestado; 14 como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; 15 sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; 16 porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo

El Llamamiento a una vida santa


Cuanta necesidad tenemos como iglesia del Señor de  entender el estándar de vida al cual el apóstol nos está urgiendo vivir, “ser santos en toda nuestra manera de vivir”. Y es que la santidad no es algo difícil de alcanzar, ya que es un atributo que proviene de Dios, y es provisto por gracia de Dios para el creyente que le permite a Jesús manifestarse en su vida. Y sabemos que Jesús se manifiesta  a nuestras vidas cuando nosotros le mostramos nuestro amor, al guardar sus mandamientos (Juan 14.21).


Nuestra meta como iglesia es un llamado completo a la santidad, ya que como hijos obedientes el Apóstol Pedro nos exhorta a no conformarnos a los deseos que teníamos antes de conocer a Dios, (Ira, enojo, contienda, murmuración, avaricia, idolatría, inmundicia, irreverencia, y cosas como estas), sino que como aquel que nos llamó es Santo, así nosotros podemos aspirar y ser santos en toda nuestra manera de vivir, por medio de la gracia de Dios que se manifestará a nosotros cuando Jesús se manifieste a nuestro interior.

Recordemos, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios (2da. Co. 7.1), vistámonos del nuevo hombre, creado según Dios en la justicia y santidad de la verdad (ef. 4.2). Oremos que  sean afirmados nuestros corazones, irreprensibles en santidad delante de Dios nuestro Padre (1. tesalonicense 3.15). que cada uno de sepa tener su propia esposa en santidad y honor; (1. tesalonicense 4.4)

Y que cada uno de nosotros sigamos la paz para  con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.


Les Amo en el Amor de Jesús,  Kenia Mir.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s