Elaine de Jesus -Autoridade Divina-

Hey sacerdotes, me acaba de llegar esta ministra, y la verdad es que la mujer ministra con autoridad los canticos,  si alguien tiene canciones de ella, pues aunque sea en portugues me gustaría que me envien,

Gracias Sacerdotes, y Dios les bendiga,

Anuncios

7 comentarios en “Elaine de Jesus -Autoridade Divina-

  1. SANIDAD DIVINA.

    Desde la época de los apóstoles hasta nuestros días han existido personas que han confiado explícitamente en el Señor Jesús para la sanidad de sus cuerpos y allí donde ha habido fe, se han operado milagros en el nombre del Señor Jesús, semejante a los que se registran en las páginas sagradas del Nuevo Testamento.

    Hacia fines de los siglos pasados unos cuantos creyentes, cual luminarias en la noche, predicaron y atestiguaron con respecto a la gracia sanadora del Señor Jesucristo pero no fué sino hasta después del derramamiento de Espíritu Santo en este sigloque el número de testigos fue lo suficientemente grandre como para atraer la atención del público en general. Durante el decenio pasado la sananidad divina ocupó de preponderancia, y por cada uno que creia en dicha doctrina hace medio diglo, son miles los que creen en ella en la actualidad.

    los creyentes pentecostales aceptan por unanimidad la doctrina de la sananidad divina y casi todos ellos han experimentados y muchos que no son pentecostales creen sin embargo en la sananidad divina de los enfermos mediante la oración de fe, y se suscribirán sin vacilación en las siguientes propociciones:

    La enfermedad y la muerte a descendido sobre la familia humana debido al pecado, “De consiguiente, vino la reconciliaciónpor uno, así como el pecado entró en el mundo por un hombre y por el pecado la muerte, y la muerte así pasó a todos los hombres, pues que todos pecaron.´´ Romanos 5:12.

    Ni la enfermedad ni la muerte son bendiciones, sino maliciones permitidas por Dios sobre el hombre a consecuencia del pecado y la desobediencia. “Y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oidos a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de la que envié a los Egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu Sanador.´´ Exodo 15:26. ( Veáse también Deuteronomio 28:15-68.)

    S. Mateo 14:19-21. Y dos ciegos que estaban sentados juntos al camino, cuando oyeron que Jesús pasaba, clamaron, diciendo: ! Señor, Hijo de David, ten misericordia de nosotros! Entonces Jesús, compadecido, les tocó los ojos, y en seguida recibieron la vista; y le siguieron.

    No es Dios sino el diablo, el autor de la enfermedad y la muerte más Dios es el Autor y Dador de la vida y la salud, y el Señor Jesús vino para detruir las obras del diablo. Esto queda demostrado en el libro de Job y en otros muchos pasajes biblicos por ejemplo cuando Jesús de Nazaret; como le ungio Dios de Espíritu Santo y de potencia; el cual anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos del diablo; por que Dios era con el. Hechos 10:38.

    Y he aqui una mujer que tenia espíritu de enfermedad dieciocho años de andar agobiada, que en ninguna manera se podia enhestar. Y como Jesús la vio, llamóla, y dijole: Mujer libre eres tu de enfermedad y puso la mano sobre ella y luego se enderezo y glorificaba a Dios.

    Para que cumpliese lo que fue dicho por el profeta Isaias, que dijo: El mismo tomo nuestra enfermedades y nuestras dolencias. Mateo 8:17.

    El cual mismo llevo nuestros pecados en su cuerpos sobre el madero, para que nosotros siendo muertos a los pecados vivamos a la justicia por la herida del cual habéis sido sanado. 1 Pedro 2:24. (Ver Mateo 10:7,8.) (Ver Marcos 9:14-29) (Ver Marcos 7:24-30) (Ver Marcos 5:21-43)

    A bel Reyes Téllez. Presidente Nacional del Partido Social Cristiano Nicaraguense PSC

    Direccion: Texaco Xolotlan 2c al Oeste 1 1/2 al norte Loma de Chico Pelon. Managua Nicaragua.

    Tele fax: (505)249-3460

    E-mail: pscnicaragua@hotmail.com

  2. SANIDAD DIVINA.

    Desde la época de los apóstoles hasta nuestros días han existido personas que han confiado explícitamente en el Señor Jesús para la sanidad de sus cuerpos y allí donde ha habido fe, se han operado milagros en el nombre del Señor Jesús, semejante a los que se registran en las páginas sagradas del Nuevo Testamento.

    Hacia fines de los siglos pasados unos cuantos creyentes, cual luminarias en la noche, predicaron y atestiguaron con respecto a la gracia sanadora del Señor Jesucristo pero no fué sino hasta después del derramamiento de Espíritu Santo en este sigloque el número de testigos fue lo suficientemente grandre como para atraer la atención del público en general. Durante el decenio pasado la sananidad divina ocupó de preponderancia, y por cada uno que creia en dicha doctrina hace medio diglo, son miles los que creen en ella en la actualidad.

    los creyentes pentecostales aceptan por unanimidad la doctrina de la sananidad divina y casi todos ellos han experimentados y muchos que no son pentecostales creen sin embargo en la sananidad divina de los enfermos mediante la oración de fe, y se suscribirán sin vacilación en las siguientes propociciones:

    La enfermedad y la muerte a descendido sobre la familia humana debido al pecado, “De consiguiente, vino la reconciliaciónpor uno, así como el pecado entró en el mundo por un hombre y por el pecado la muerte, y la muerte así pasó a todos los hombres, pues que todos pecaron.´´ Romanos 5:12.

    Ni la enfermedad ni la muerte son bendiciones, sino maliciones permitidas por Dios sobre el hombre a consecuencia del pecado y la desobediencia. “Y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oidos a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de la que envié a los Egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu Sanador.´´ Exodo 15:26. ( Veáse también Deuteronomio 28:15-68.)

    S. Mateo 14:19-21. Y dos ciegos que estaban sentados juntos al camino, cuando oyeron que Jesús pasaba, clamaron, diciendo: ! Señor, Hijo de David, ten misericordia de nosotros! Entonces Jesús, compadecido, les tocó los ojos, y en seguida recibieron la vista; y le siguieron.

    No es Dios sino el diablo, el autor de la enfermedad y la muerte más Dios es el Autor y Dador de la vida y la salud, y el Señor Jesús vino para detruir las obras del diablo. Esto queda demostrado en el libro de Job y en otros muchos pasajes biblicos por ejemplo cuando Jesús de Nazaret; como le ungio Dios de Espíritu Santo y de potencia; el cual anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos del diablo; por que Dios era con el. Hechos 10:38.

    Y he aqui una mujer que tenia espíritu de enfermedad dieciocho años de andar agobiada, que en ninguna manera se podia enhestar. Y como Jesús la vio, llamóla, y dijole: Mujer libre eres tu de enfermedad y puso la mano sobre ella y luego se enderezo y glorificaba a Dios.

    Para que cumpliese lo que fue dicho por el profeta Isaias, que dijo: El mismo tomo nuestra enfermedades y nuestras dolencias. Mateo 8:17.

    El cual mismo llevo nuestros pecados en su cuerpos sobre el madero, para que nosotros siendo muertos a los pecados vivamos a la justicia por la herida del cual habéis sido sanado. 1 Pedro 2:24. (Ver Mateo 10:7,8.) (Ver Marcos 9:14-29) (Ver Marcos 7:24-30) (Ver Marcos 5:21-43)

    A bel Reyes Téllez. Presidente Nacional del Partido Social Cristiano Nicaraguense PSC

    Direccion: Texaco Xolotlan 2c al Oeste 1 1/2 al norte Loma de Chico Pelon. Managua Nicaragua.

    Tele fax: (505)249-3460

    Movil: 8827758

    E-mail: pscnicaragua@hotmail.com

  3. JESUCRISTO ES NUESTRO ÚNICO SALVADOR.

    S. JUAN 17:3. Y ESTA ES LA VIDA ETERNA:QUE TE CONOZCAN ATI, EL ÚNICO DIOS VERDADERO, Y A JESUCRISTO, A QUIEN HAS ENVIADO.

    ROMANOS 6:23. PORQUE LA PAGA DEL PECADO ES MUERTE, MAS LA DÁDIVA DE DIOS ES VIDA ETERNA EN CRISTO JESÚS SEÑOR NUESTRO.

    “A todos los que recibieron´´´es decir, a una persona, a la persona que Dios llamo “Jesús, porque El salvará a su pueblo de sus pecados´´; y no sólo recibirlo, sino dejar que El haga por nosotros lo que Dios le mandó hacer, y permitirle ser nuestro Salvador, es así como llegamos a ser cristianos.

    ¿Qué significa la palabra “recibirle´´? Pues, sencillamente es “creer en su nombre.´´ Recibir a Cristo es creer en El. Así lo explicó el Apóstol Pablo al carcelero de Filipos cuando tenía una necesidad desesperante de encontrar el camino de la vida: “Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa´´ (Hechos 16:31)

    El creer en Cristo es también un mandamiento de Dios, “Y este es su mandamiento que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo´´ (I Juan 3:23)

    “Creer en El´´ significa descargar en El todo el peso del alma necesitada. Es confiar en sus manos todo el bienestar de nuestro corazón para hoy y para siempre. Al ver que Jesucristo murió por los pecadores, si creemos en El, reclamamos está salvación para nosotros en forma muy personal.

    Habiendo hecho esto, ahora sucede algo más, para el que quiera ser cristiano:

    “Mas a todos los que recibieron esto, a los que creen en su nombre, les dió potestad de ser hechos hiji de Dios´´ (Juan 1:12)

    “Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida esta en su Hijo. El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al hijo de Dios no tiene la vida´´ (I Juan 5:11-12)

    “De cierto, de cierto os digo: el que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna y no vendra a condenación, mas ha pasado de muerte a vida´´ (Juan 5:24)

    He aquí, pues, cuatro cosas que son el resultado definido de nuestra fe.

    Ya somos hijos de Dios, nacidos de El, como Jesús declaro que tenía suceder. “Os es necesario nacer de nuevo´´ (Juan3:7)

    Ya tenemos la vida eterna, y esto es porque la tenemos a El, al Hijo de Dios, cuya vida es eterna. Note que el verbo esta expresando un tiempo presente; la vida eterna es uno posesión actual.

    Ya hemos pasado del estado de muerte al estado de vida. Nuestra condición delante Dios es totalmente cambiada. Dijo Jesús de nosotros. “No perecerán jamás´´ (Juan 10:28)

    Dios dice: “Mirad a mi, y sed salvos´´ (Isaias 45:22), Mirar es el acto en un instante Dios responde, sacándonos de “muerte a vida.´´ ¡Mirad y viviréis!

    “El que cree en el Hijo tiene vida eterna.´´

    Abel Reyes Téllez. Prof. de Historia y Teología Cristiana.
    Presidente Nacional del Partido Social Cristiano Nicaraguense PSC

    Tele fax: (505) 2493460

    Dirección: Texaco Xolotlan 2c al oeste 1 1/2 al norte Loma de Chico Pelón Managua Nicaragua

    E-mail: pscnicaragua@hotmail.com

  4. JESUCRISTO ES NUESTRO ÚNICO SALVADOR.

    S. JUAN 17:3. Y ESTA ES LA VIDA ETERNA:QUE TE CONOZCAN ATI, EL ÚNICO DIOS VERDADERO, Y A JESUCRISTO, A QUIEN HAS ENVIADO.

    ROMANOS 6:23. PORQUE LA PAGA DEL PECADO ES MUERTE, MAS LA DÁDIVA DE DIOS ES VIDA ETERNA EN CRISTO JESÚS SEÑOR NUESTRO.

    “A todos los que recibieron´´´es decir, a una persona, a la persona que Dios llamo “Jesús, porque El salvará a su pueblo de sus pecados´´; y no sólo recibirlo, sino dejar que El haga por nosotros lo que Dios le mandó hacer, y permitirle ser nuestro Salvador, es así como llegamos a ser cristianos.

    ¿Qué significa la palabra “recibirle´´? Pues, sencillamente es “creer en su nombre.´´ Recibir a Cristo es creer en El. Así lo explicó el Apóstol Pablo al carcelero de Filipos cuando tenía una necesidad desesperante de encontrar el camino de la vida: “Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa´´ (Hechos 16:31)

    El creer en Cristo es también un mandamiento de Dios, “Y este es su mandamiento que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo´´ (I Juan 3:23)

    “Creer en El´´ significa descargar en El todo el peso del alma necesitada. Es confiar en sus manos todo el bienestar de nuestro corazón para hoy y para siempre. Al ver que Jesucristo murió por los pecadores, si creemos en El, reclamamos está salvación para nosotros en forma muy personal.

    Habiendo hecho esto, ahora sucede algo más, para el que quiera ser cristiano:

    “Mas a todos los que recibieron esto, a los que creen en su nombre, les dió potestad de ser hechos hiji de Dios´´ (Juan 1:12)

    “Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida esta en su Hijo. El que tiene al Hijo, tiene la vida; el que no tiene al hijo de Dios no tiene la vida´´ (I Juan 5:11-12)

    “De cierto, de cierto os digo: el que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna y no vendra a condenación, mas ha pasado de muerte a vida´´ (Juan 5:24)

    He aquí, pues, cuatro cosas que son el resultado definido de nuestra fe.

    Ya somos hijos de Dios, nacidos de El, como Jesús declaro que tenía suceder. “Os es necesario nacer de nuevo´´ (Juan3:7)

    Ya tenemos la vida eterna, y esto es porque la tenemos a El, al Hijo de Dios, cuya vida es eterna. Note que el verbo esta expresando un tiempo presente; la vida eterna es uno posesión actual.

    Ya hemos pasado del estado de muerte al estado de vida. Nuestra condición delante Dios es totalmente cambiada. Dijo Jesús de nosotros. “No perecerán jamás´´ (Juan 10:28)

    Dios dice: “Mirad a mi, y sed salvos´´ (Isaias 45:22), Mirar es el acto en un instante Dios responde, sacándonos de “muerte a vida.´´ ¡Mirad y viviréis!

    “El que cree en el Hijo tiene vida eterna.´´

    Abel Reyes Téllez. Prof. de Historia y Teología Cristiana.
    Presidente Nacional del Partido Social Cristiano Nicaraguense PSC

    Tele fax: (505) 2493460

    Movil: 8827758

    Dirección: Texaco Xolotlan 2c al oeste 1 1/2 al norte Loma de Chico Pelón Managua Nicaragua

    E-mail: pscnicaragua@hotmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s