Aprendiendo de los que saben, (Dando Gracias a Dios por todo, cada 5 minutos)

Jua 4:22  Vosotros adoráis lo que no sabéis;  nosotros adoramos lo que sabemos;  porque la salvación viene de los judíos.

Ayer mientras venia hacia Phinix Arizona, me encontré con unos Rabinos Judios, y comencé a hacerles preguntas sobre la manera en que ellos realmente ven a Dios en sus vidas.  Y fue muy interesante verlos a ellos detenerse y hacerme saber que era el tiempo de ellos orar en publico, y de leer la Torah.  Esto me impresionó, pues muchas veces a nosotros nos cuesta expresar abiertamente nuestra fe, y estos rabinos lo hacían con mucha destreza, integridad, veracidad, y amor.

Al preguntarles varias cosas que me reservo, hay una que sacudió mucho mi interior y fue la razón por la que ellos entienden son prósperos;  y esto quiero compartirlo con ustedes, pues muchos de nosotros no experimentamos la prosperidad genuina por una conducta de ingratitud que poseemos.  Somos muy rápidos para exponer nuestras necesidades ante Dios, pero no somos rápidos para ser agradecidos.

Ellos como norma de vida tiene la costumbre de agradecer a Dios cada 5 minutos por todo, y me di cuenta que este era el principio del Apóstol Pablo en la sagradas escrituras

2Co 9:10  Y el que da semilla al que siembra,  y pan al que come,  proveerá y multiplicará vuestra sementera,  y aumentará los frutos de vuestra justicia,2Co 9:11  para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad,  la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios.

Efe 5:20  dando siempre gracias por todo al Dios y Padre,  en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.

Efe 5:21  Someteos unos a otros en el temor de Dios.

Col 3:17  Y todo lo que hacéis,  sea de palabra o de hecho,  hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús,  dando gracias a Dios Padre por medio de él

1Ts 5:18  Dad gracias en todo,  porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.

1Ts 5:19  No apaguéis al Espíritu.

Al ver estos pasajes desde la perceptiva de los Rabinos Judios, pude comprender que el dar gracias cambia en nuestro interior la manera en la cual vemos a Dios; y comenzamos a comprender la naturaleza proveedora de Dios en nuestras vidas.  Esto trae a nuestro interior una genuina conexión con el Padre que hace que dicha conexión  sea muy difícil de romper, trayendo paz, confianza, y reposo, y al final provoca un cambio en nuestro entendimiento acerca de cómo realmente hemos comprendido la naturaleza prospera de Dios el Padre.

Al practicar el dar gracias cada 5 minutos, estas son algunas de las cosas que vamos experimentando:

  1. Te das cuenta de que El es capaz de cambiar cualquier curso de acción de las cosas, esto te prepara para esperar las bondades que El como Padre quiere darnos a conocer.
  2. Te haces dependiente de las respuestas que El ha de traer para ti,  haciendo a tu alma experimentar la prosperidad interna que necesita para recibir las cosas buenas de las que habla en Mat 7:11  Pues si vosotros,  siendo malos,  sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos,  ¿cuánto más vuestro Padre   que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?
  3. Das testimonio al mundo espiritual de que tu Padre es bueno para contigo y que nada te causa preocupación, pues en sus manos estas seguro.
  4. Aceptas que su voluntad está por encima de la tuya, logrando en ti la mayor dependencia en El para con tu vida.
  5. Experimentas el gozo de la salvación, pues todo tu ser está enfocado en su bien para contigo.
  6. Le das la oportunidad a El, de restaurar tu vida, tu casa, tu familia, tus bienes, pues sabe, que te encargaras de darle toda la gloria y el reconocimiento en ti de que lo que ha cambiado ha sido por su amor y su gracia, y no por tu propio esfuerzo.
  7. Serás lleno del poder del Espíritu Santo, conforme dice:
    Efe 5:18  No os embriaguéis con vino,  en lo cual hay disolución;  antes bien sed llenos del Espíritu, Efe 5:19  hablando entre vosotros con salmos,  con himnos y cánticos espirituales,  cantando y alabando al Señor en vuestros corazones; Efe 5:20  dando siempre gracias por todo al Dios y Padre,  en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.
  8. Aprenderás el lenguaje de fe, el pensamiento de fe, y la dimensión de fe. Pues el que aprende a ser agradecido, desarrolla el dar gracias antes que las cosas acontezcan, por lo tanto, sus deseos y anhelos los codificara mediante el lenguaje de fe.

Al experimentar todo esto, comenzamos a entender que lo que hemos de ser es por su gracia, pues su gracia no ha sido en  vano para nosotros.  Uao, de cuantos beneficios nos hemos perdido por no experimentar de manera practica el dar acciones de gracias al Señor. Al cultivar la gratitud en nosotros, invertimos mucho tiempo en nuestro interior en cosas que realmente traerán paz a nuestro espíritu, pues Dios ampliará siempre la razones por la cual hemos de dar gracias a El, y navegaremos internamente hacia el lugar en donde un banco de agradecimiento y gratitud se han de convertir en el lugar de bienestar que nosotros tanto necesitamos experimentar en nuestro transitar en esta tierra.

Padre, te doy gracias en este día, por tu palabra, que es verdad, y cuando ella dice que fue eres bueno, realmente lo eres, y tu bondad trae en mi paz, tranquilidad, al sentirme cuidada.

Gracias por tu poder y tu gracia, pues tu poder me libra del terror nocturno, del terror del futuro, del terror a lo desconocido, pues al pensar en la grandeza de tu poder, y al darte gracias por el se que estará a mi disposición para así ser cuidada hasta experimentar la ternura tuya del cuidado y protección en frente de mis enemigos.

Gracias por tu bien y tu misericordia, pues me siguen hacia cualquier lugar de preocupación y de dolor que pueda experimentar,  y al tomarme de la mano me harán salir victoriosa hacia el único lugar en donde quiero pasar toda mi vida, a tu lado, respirando el dulce aroma del silencio protector de tu presencia, en donde nadie mas tiene acceso, sino la voz de tu Espíritu al decirme : en mis brazos estarás segura, y yo te llevare al lugar que tu anhelas.

Gracias por permitir  tiempos dificultoso en mi vida, pues estos me harán conocer la destreza que tienes para conducir esta barca en cualquier sea  la condición de la marea, pues en turbulencias podrás estar a mi lado, hasta hacerme dormir,  y así yo refugiarme en tu regazo, sabiendo que los vientos te obedecen no sólo porque ellos escuchan tu voz, sino porque ellos reconocen tu presencia; y al saber que estas allí, ellos sabrán que nada puede acontecer a mi vida, pues tu eres el que vela por ella.

Por estas y por muchas cosas mas experimentaré a partir de ahora el darte gracias por todo y en todo tiempo, pues mi ser ha comenzado a experimentar la anchura  que necesita para contener una mayor porción de tu presencia en mi.

Gracias por tu amor, y por permitirme experimentar amor por ti, Te amo Padre, con todo lo que soy, por todo lo que soy, con todo lo que tengo, y con todo lo que me hace falta.

tu hija, en la cual tu tienes complacencia. 🙂

Anuncios

Un comentario en “Aprendiendo de los que saben, (Dando Gracias a Dios por todo, cada 5 minutos)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s