La Piramide del Poder

“Cuando Jesus se refiere a la sumisión, siempre se dirige a aquellos que quieren ser grande en el Reino y siempre les ordena que se sometan hacia abajo, y no hacia arriba.

Este escrito lo tome del libro La piramide del poder para hacer una corta meditación acerca del verdadero servicio.

Cuan difícil es en este tiempo en donde en el emporio religioso gobiernan los títulos, poder ver lo que en verdad Dios quiere que veamos, y seamos. no estoy en desacuerdo con el orden establecido por Dios para un lugar, y a raiz de esto es que digo: es necesario volver al modelo.

Los modelos del Senor tienen un fin, y es exaltar a Jesus, y desmoronar la carne. Cuidado con lo que en verdad tu estas deseando, y la motivación de tu deseo. si esta no está basada en lo que a Dios agrada, entonces puedes estar siendo engañado por tu corazón. Sigue leyendo

Anuncios

Huellas de amor

En mi caminar cristiano, han habido muchos acontecimientos que  han hecho que mi fe mengue por momentos, y aun mis he sentido que mis fuerzas me han faltado para seguir avanzando.

Momentos de dolor,  de impotencia, rabia, frustración,  que son inexplicable hasta para mi propio corazón, llegándome a hacer creer que estaba sola; pensando en esto es que, definitivamente puedo decir que en todos y cada uno de esos caminos recorridos, nunca, pero nunca, tal soledad existió.

Perdóname Senor, es que no alcanzaba a ver tus huellas!

El camino hacia el conocimiento de mi Señor, va mucho más allá a información, pues es una estrecha conexión con aquel que no sólo me ha formado, sino que,  ha hecho que mi respiración al día de hoy pueda mantenerse.  Sigue leyendo

…Revelando el corazón paternal de Dios en tu zona almática…

Últimamente he escuchado frases como: a Dios no lo mueven tus lágrimas, ni tu dolor, y cosas semejantes, y les confieso que quizás como predicadora apasionada que soy, pude haber citado la misma frase en alguna ocasión, pero hace unos días comenzó a inquietarme el alma, lean  bien el alma, pues Cristo dijo que vino a quitar el velo en cuanto al nombre del Padre, o sea, vino a darnos a conocer el nombre del Padre, veamos:

Juan 17:25

Oh Padre justo, aunque el mundo no te ha conocido, yo te he conocido, y éstos han conocido que tú me enviaste.  Juan 17:26  Yo les he dado a conocer tu nombre, y lo daré a conocer, para que el amor con que me amaste esté en ellos y yo en ellos.

Entonces me pregunté por qué esta frase te inquieta mujer de Dios?, y escuché una vocecita en mi interior que me respondió: porque esas frases persiguen muy en el fondo, (tan fondo que casi no se pueden percibir)  tergiversar la imagen del Padre en tu zona almática, y sus propósitos son abrir puertas a los pensamientos de queja, amargura, enojos hacia Dios, los cuales mueven iniquidad en el razonamiento y el entendimiento del hombre, el cual es movido en el fondo por el alma. Complicado no?

Si bien es cierto que nuestro destino profético Dios ya lo vio, y sabe en qué ha de terminar,  no es menos cierto, que EL sabe exactamente el camino por lo que habremos de pasar,  y ya EL sabe cómo ha de responder a todas nuestras peticiones, ya sean movidas por lágrimas, por el clamor, por el quejido, o por la fe que mueve las montañas. Sigue leyendo

Perdón que libera, o perdón que restaura?

Mat 6:14-15 

Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, también vuestro Padre celestial os perdonará, pero si no perdonáis a los hombres, tampoco vuestro Padre perdonará vuestras ofensas.

Mat 18:21-22 

Acercándose entonces Pedro, le dijo: Señor, ¿cuántas veces pecará mi hermano contra mí y lo perdonaré? ¿Hasta siete veces? Jesús le dice: No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete.
(Versión La Biblia Textual)

Cuantas veces? 490 ???

Siempre me ha llamado la atención la manera en la cual Cristo pide, y otorga las cosas, pues muchas veces son muy diferentes a como nosotros los seres humanos pedimos, y aun otorgamos las cosas.

El perdón es uno de los temas más importante para la vida del hombre, y es tan así que cuando a Cristo le pidieron sus discípulos que les enseñara a orar, el perdón fue parte de esta oración diaria que debíamos hacer.

Por mucho tiempo he escuchado historias acerca del perdón que realmente han movido todo mi ser, pero y qué cuando esa historia del perdón debe ser escrita por mi? o qué si la próxima historia acerca del perdón debe ser escrita por ti?

Sigue leyendo

Escojamos lo mejor

Un día mi hija de dos años se levanta llorando, al parecer después de haber tenido una pesadilla diciendo: “Se fue la niña”.  La niña era una amiguita que el día anterior estaba de visita en la casa.

Lo simpático es que el simple hecho de que la niña regresara a su casa era motivo para que mi hija de dos años tuviera una pesadilla al día siguiente.

Al final del mismo día Mi esposa me hace una pregunta sobre algo que le molestaba. Eso que le molestaba ya creía que era un tema cerrado, sin embargo parece que tenía ya varias semanas produciéndole el mismo malestar y vuelve a surgir en este momento.
Sigue leyendo

El hombre: Espíritu, Alma y Cuerpo.

El hombre se divide en tres partes: Espíritu, alma, y cuerpo.

1 Tesalonicenses 5:23  Y el mismo Dios de paz os santifique por completo;  y todo vuestro ser,  espíritu,  alma y cuerpo,  sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.

Hebreos 4:12  Porque la palabra de Dios es viva y eficaz,  y más cortante que toda espada de dos filos;  y penetra hasta partir el alma y el espíritu,  las coyunturas y los tuétanos,  y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

Espíritu
El espíritu es la parte del hombre con la que establecemos toda comunicación con Dios.
Romanos 8:16  El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu,  de que somos hijos de Dios.
1 Corintios 14:14  Porque si yo oro en lengua desconocida,  mi espíritu ora,  pero mi entendimiento queda sin fruto.
Sigue leyendo

Intercesión

El diccionario define la palabra Interceder como: Pedir por otro para obtener una cosa. Rogar a favor de otro. En el contexto cristiano interceder se podría definir como: la oración perseverante mediante la cual alguien le suplica a Dios por otro, u otros que necesitan la intervención de Dios.

Ejemplos por los cuales uno puede interceder:
•    Para pedir por cosas materiales o físicas.
•    Pedir por la salvación de las almas que están sin Cristo y sin esperanza.
•    Rogar al Señor de la mies que envíe obreros.
•    Por quienes necesiten ayuda espiritual, o por los líderes de la Iglesia, o de un país, etc.

Sigue leyendo